Síntomas de la tricomoniasis

By |

Introducción

Cuando hablamos de tricomoniasis, nos referimos a una de las infecciones de transmisión sexual más comunes, la cual es provocada por un parásito. Este tipo de padecimiento afecta tanto a hombres como mujeres que sean activos desde el punto de vista sexual.

Cabe destacar que, cuando una persona es diagnosticada con tricomoniasis, su pareja también debe evaluarse y acudir al médico, para que este le recete el mismo tratamiento. Al igual que el resto de las infecciones de transmisión sexual la tricomoniasis debe ser tratada en pareja.

Causas de la tricomoniasis

Este padecimiento es provocado por un parásito denominado Trichomonas vaginalis o Trichomonas urogenitalis. Este parásito se caracteriza por ser un parásito unicelular flagelado cuyas medidas son 10 µm de largo por 7 µm de ancho. La movilidad del parásito viene dada por esas estructuras u organelos denominados flagelos. Hay que tomar en cuenta que, no todos los parásitos del género Trichomonas son patógenos.

Vías de transmisión de la tricomoniasis

La tricomoniasis tiene una única vía de transmisión posible, y es a través de las relaciones sexuales por vía vaginal, ya que la anal se vuelve casi imposible ya que el agente patógeno no es capaz de vivir y reproducirse en los intestinos. Cabe destacar que también quedan descartadas otras vías como: el contacto directo, a través de toallas, en el baño o en una sauna.

Una vez que se tiene el contacto sexual con una persona infectada con el parásito, pasa un período que oscila entre 3 a 21 días, para que aparezcan los primeros síntomas.

Frecuencia de la tricomoniasis

Este tipo de padecimientos es considerado como la infección de transmisión sexual curable más común. Cabe destacar que, en los Estados Unidos, afecta aproximadamente a 3.7 millones de personas, aunque solo el 30% de los afectados presenta sintomatología. Además es importante tener en cuenta que,  las mujeres son más afectadas que los hombres. Y se incrementa la probabilidad de contraer la enfermedad con la edad, es decir, las mujeres mayores son más afectadas que las jóvenes.

Factores de riesgo de la tricomoniasis

Son múltiples los factores de riesgo que incrementan la posibilidad de contraer esta infección de transmisión sexual. A continuación mencionaremos algunos de los más comunes: Múltiples parejas sexuales o promiscuidad, el hecho de haber tenido antecedentes de infecciones de transmisión sexual o episodios previos de tricomoniasis, así como tener relaciones sexuales sin preservativo.

Síntomas de la tricomoniasis

Es importante tener en cuenta que, alrededor del 70% de las personas infectadas no presentan signos ni síntomas. En los casos de las personas infectadas que desarrollan síntomas, estos duran entre 5 a 28 días. La sintomatología puede ser de leve a grave y pueden aparecer y desaparecer.

A continuación describiremos algunos de los síntomas de acuerdo al sexo de las personas infectadas. En el caso de los hombres con tricomoniasis, estos pueden sentir picazón o irritación dentro del pene, ardor al orinar o eyacular, incluso hay situaciones en las que pueden tener alguna secreción del pene.

Los síntomas en las mujeres, son más recurrentes e incluyen: picazón, ardor, enrojecimiento o dolor en los genitales, así como molestia al orinar, y la aparición  de una secreción clara con un olor inusual que puede ser transparente, blanca, amarillenta o verdosa. Cabe destacar que, tanto el hombre como la mujer pueden experimentar molestias al tener relaciones sexuales.

Diagnóstico de la tricomoniasis

Es importante tener en cuenta que, no es posible diagnosticar la tricomoniasis tomando en cuenta únicamente la sintomatología del paciente, ya que esta resulta muy similar a la de otras infecciones de transmisión sexual, además que en la mayoría de los casos no se desarrollan síntomas, razón por la cual es necesario tomar con un hisopo de algodón estéril un poco de la secreción proveniente de la vagina o de la uretra. Incluso también puede utilizarse una muestra de orina (en el caso de los hombres).

Una vez tomada la muestra, esta es llevada al microscopio para la observación de los parásitos. Sin embargo, en la actualidad existen análisis más nuevos y rápidos, como el análisis rápido de antígenos y la amplificación de ácido nucleico, los cuales permiten detectar de una forma sencilla la presencia del parásito.

Antes de realizar este examen es importante que el paciente, junto con el médico programe el examen cuando no tenga su período menstrual, además de no hacer uso de duchas vaginales, ni aerosoles 24 horas antes de su examen, así como tampoco tener relaciones sexuales al menos 24 horas antes del examen, utilice condones.

Tratamiento de la tricomoniasis

Para tratar este padecimiento el médico tratante, generalmente recomienda grandes dosis de metronidazol (Flagyl) o tinidazol (Tindamax), incluso para la mujer embarazada. Cabe destacar que, a pesar de que los síntomas desaparezcan, es necesario terminar el tratamiento. No debe suspenderlo hasta terminarlo. Además es importante señalar que, ambos miembros de la pareja necesitan tratamiento, y es recomendable evitar las relaciones sexuales hasta que la infección se cure de forma definitiva, esto por lo general tiene una duración de alrededor de una semana.

Mientras se aplica el tratamiento, tampoco es recomendable el consumo de alcohol principalmente las próximas 24 horas después de tomar metronidazol o 72 horas después de tomar tinidazol, esto debido a que puede causar náuseas y vómitos intensos.

Una vez que, la persona termina el tratamiento, el médico recomendará la repetición de la prueba aproximadamente dos semanas a tres meses después del tratamiento, esto con la finalidad de que la infección no se repita. Además es importante tener en cuenta que, cuando la tricomoniasis no es tratada, esta puede durar meses o años.

Complicaciones de la tricomoniasis

Una de las principales complicaciones que produce este tipo de padecimiento, es la pérdida de peso del bebé o su nacimiento prematuro. Si no estás embarazada o se trata de un hombre, la tricomoniasis puede causar inflamación genital, lo cual facilita la contracción del HIV o Sida.

Prevención de la tricomoniasis

Por tratarse de una infección de transmisión sexual, las medidas para prevenirla son muy sencillas. Dentro de estas medidas tenemos el uso correcto y consecuente del preservativo, tener una única pareja sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.