Síntomas del trastorno bipolar

By |

Introducción

Existen personas que padecen de estados de ánimo muy variables, es decir, algunos días se siente muy felices y con muchísimas ganas de hacer múltiples cosas, debido a la alta energía que poseen, mientras que, otros días se encuentran muy tristes y deprimidos, durando estos estados de ánimos una semana o más. Cabe destacar que esta inestabilidad en su forma de sentirse les crea dificultad para dormir, concentrarse o ir a trabajar.

Generalmente este tipo de conducta es asociada con una enfermedad mental grave, denominada trastorno bipolar, el cual describiremos a continuación de una forma detallada.

Definición del trastorno bipolar

Con el término de trastorno bipolar, definimos a una enfermedad grave que afecta el cerebro, que además también puede ser llamada como enfermedad maníaco-depresiva o depresión maníaca. Generalmente quienes la padecen a menudo experimentan cambios inusuales en el estado de ánimo.

Cabe destacar que, esta enfermedad, suele dividirse en dos episodios, uno maníaco en el que la persona se siente feliz y animada, así como excesivamente enérgica y activa, incluso más de lo habitual. Y otro episodio depresivo, en el que observamos a quien lo padece muy triste y “deprimido”, con una energía muy baja, lo cual los convierte en menos activos de lo normal.

Es importante tener en cuenta que, los síntomas de este trastorno son tan fuertes, que perjudican a quien lo padece ya que, experimenta dificultad para relacionarse, así como para acudir a la escuela o universidad o mantener un trabajo

Personas afectadas por el trastorno bipolar

No existe una edad específica para que se inicie este padecimiento, ya que puede afectar a cualquier persona. Aunque generalmente, los síntomas comienzan a presentarse en la adolescencia tardía o la adultez temprana, sin embargo hay niños y en los adultos mayores que también pueden desarrollarlo. Generalmente este padecimiento una vez que lo desarrollas se mantiene toda la vida.

Causa del trastorno bipolar

Aún se desconoce la causa del trastorno bipolar, sin embargo existen muchos factores que pueden favorecer el desarrollo de este padecimiento. Uno de ellos son los genes, aunque no siempre es así, pero sí en la familia hay alguien con este padecimiento, otros miembros también pueden desarrollarlo, ya que el trastorno bipolar puede ocurrir en familias.

Otro factor importante a tener en cuenta lo constituye la estructura del cerebro o la función cerebral de la persona con el trastorno. En la actualidad los científicos, siguen haciendo estudios de este padecimiento enfocándose principalmente en la función cerebral, con la finalidad de que los médicos tratantes de este padecimiento sean capaces de predecir si el trastorno bipolar se puede presentar en una persona.

Síntomas del trastorno bipolar

Este tipo de padecimiento a menudo cursa de manera conjunta con cambios inusuales en el estado de ánimo y en los hábitos de dormir, niveles de actividad, pensamientos o comportamiento. Cabe destacar que, las personas con este tipo de trastorno, pueden experimentar lo que conocemos como episodios maníacos, episodios depresivos o episodios “mixtos”. En el caso de un episodio mixto, este incluye síntomas tanto maníacos como depresivos.

Cabe destacar que, generalmente los síntomas de un episodio anímico duran aproximadamente una o dos semanas y, a veces, hasta más, presentándose los síntomas a diario. Además los episodios anímicos son intensos. A continuación clasificaremos los síntomas dependiendo del episodio que se presente.

Episodio maníaco: En este caso es posible sentirse: muy “animadas” o felices, “nerviosas” o “aceleradas”, presentar problemas para dormir, tienden a expresarse de una forma más acelerada, son más activas que de costumbre, se encuentran agitadas, irritables o muy sensibles, sus pensamientos se aceleran, actuar de forma arriesgada, realizando gastos excesivos o teniendo relaciones sexuales de forma imprudente.

Episodio depresivo: A menudo se sienten: muy “decaídas” o tristes, duermen mucho o poco, preocupadas o vacías, tienen fuertes problemas de concentración, tienden a olvidar mucho las cosas, comen mucho o poco, generalmente se sienten cansadas o sin energía, así como a menudo piensan en la muerte o el suicidio.

Trastorno bipolar junto con otros problemas

Aunque no siempre, hay ocasiones en las que el trastorno bipolar se acompaña de otros padecimientos como la psicosis, sobre todo sí padecen de episodios anímicos muy intensos. Es importante tener en cuenta que a menudo la psicosis afecta los pensamientos y las emociones, así como la capacidad de una persona para distinguir lo real de lo que no lo es.

Además de la psicosis, los problemas de comportamiento acompañan a los episodios anímicos, los cuales afectan a la persona dañando su vida y al mismo tiempo perjudicando sus relaciones.

Diagnóstico del trastorno bipolar

En muchas ocasiones el diagnóstico es difícil de realizarlo, ya que a menudo, sus síntomas son confundidos con los de otros padecimientos, razón por la cual algunas personas tienen el trastorno bipolar durante años antes de ser diagnosticados, sin embargo el diagnóstico de este padecimiento se basa en los síntomas característicos de los episodios tanto depresivos como maníacos, los cuales deben ser determinados por el médico tratante. Cabe destacar que, para determinar este padecimiento, el médico previamente debe descartar la existencia de otros trastornos, del abuso de drogas y alcohol.

Tratamiento del trastorno bipolar

Hasta ahora, no existe una cura para el trastorno bipolar, sin embargo el tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas. Cabe destacar que, el tratamiento funciona mejor cuando quien padece esta enfermedad es constante y no lo interrumpe. Dentro de las opciones de tratamiento que se pueden aplicar tenemos:

Medicamentos: son diversos los de medicamentos que se pueden aplicar. Su aplicación va a depender de la necesidad de cada persona. Para identificar cual es el medicamento correcto, en muchas ocasiones es necesario probar más de un tipo de medicamento. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los medicamentos pueden tener efectos secundarios.

Terapia: la psicoterapia es una de las mejores formas de tratar a las personas con trastorno bipolar. Este tipo de terapia actúa contribuyendo en el cambio de su comportamiento así como en la forma de manejar su vida.

Terapia electroconvulsiva: también recibe el nombre de terapia de choque, y consiste en el suministro de una corriente eléctrica rápida y pequeña a través del cerebro, esto con la finalidad de desencadenar una convulsión breve de manera intencional. Esta actúa provocando cambios en la neuroquímica cerebral, los cuales pueden revertir rápidamente los síntomas de algunas enfermedades mentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.