Saltar al contenido

Síntomas del trastorno disociativo

trastorno disociativo

El trastorno disociativo abarca tres tipos, pero esos tres tipos tienen características en común, cuando nos referimos a este trastorno estamos ante un alejamiento del entorno, hay un problema para hilar los pensamientos, es decir, para darles una continuidad.

Lo mismo pasa con la memoria ya que es difícil hacer una conexión de los recuerdos, esto lleva a otros problemas como la interacción de la persona con su entorno, las personas a su alrededor y su propia identidad.

El peligro principal de este tipo de trastorno disociativo es que la persona no es consciente de su alejamiento de la realidad.

Como consecuencia empieza a actuar tomando decisiones peligrosas o incorrectas y que le afectan en su vida diaria, a nivel laboral, familiar y en sus relaciones interpersonales.

trastorno disociativo

Tipos de trastorno disociativo

Antes de pasar a revisar los síntomas del trastorno disociativo, hay que explicar los tipos que hay, son los siguientes:

  • Amnesia disociativa: ocurre cuando es imposible recordar información de uno mismo, información básica como es el nombre o dónde se vive.

No recordar a los amigos o familiares, suele desencadenarse debido a un evento traumático en la vida.

  • Trastorno de identidad disociativo: se le conoce también como “fuga disociativa” y tiempo atrás era llamado “trastorno de la personalidad múltiple”.

En este caso, la persona tiene la sensación de tener a dos o más personas conviviendo en su mismo ser y que tienen el control de su mente y acciones.

  • Despersonalización – desrealización: este tipo de trastorno disociativo se caracteriza por el hecho de que el paciente tiene una desconexión de sí mismo.

Todo lo que hace o lo que pasa con él las percibe desde fuera, es decir, como si se estuviera observando desde un punto de vista exterior, como estar a una distancia fuera de sí.

Para entenderlo mejor es como si se estuviera viendo una película de sí mismo, se puede entender también como el estar viendo todo como en un sueño.

Síntomas comunes del trastorno disociativo

Habiendo ya diferenciado los tipos de trastorno disociativo, podemos pasar a repasar los síntomas comunes en cualquiera de los casos.

  • Amnesia, sobre todo ocurre de forma momentánea, la persona puede olvidar la existencia de familiares, amigos, eventos recientes y datos personales muy básicos.
  • Confusión, los recuerdos o bien se desvanecen o hay dificultad para conectarlos haciendo difícil reconocer la propia identidad.
  • Verse a uno mismo desde un punto de vista externo, como en tercera persona.
  • También hay una dificultad para reconocer o percibir correctamente a las personas del entorno.
  • Existe un nivel de estrés y que provoca problemas de tipo social, laboral y en la vida personal.
  • En algunos casos la persona con trastorno disociativo puede tener también depresión, ansiedad y en casos severos pensamientos suicidas.

trastorno disociativo síntomas

¿Qué causa el trastorno disociativo?

Habría que remitirnos nuevamente al tipo de trastorno disociativo, pero si podemos mencionar causas a nivel general definitivamente tendríamos que mencionar los traumas psicológicos.

Pueden ser situaciones de abuso físico o psicológico en la infancia o adolescencia y que han durado por un largo periodo de tiempo.

La violencia doméstica también es un desencadenante, las personas que han estado en guerras o conflictos armados pueden padecer de trastorno disociativo.

El haber sobrevivido a desastres naturales puede ser una causa.

Tratamientos

Los tratamientos para el trastorno disociativo se basan principalmente en ayuda psicológica y psiquiátrica en caso de ser necesario la medicación.

La terapia psicológica estará enfocada al tipo de trastorno de cada paciente, generalmente es un tratamiento de largo plazo ya que se busca que el paciente logre conectarse por completo con su propia identidad.

Hay que señalar que hay tipos de tratamientos como los siguientes:

  • Integración: es como acabamos de decir, un tratamiento en el que el objetivo es que la disociación desaparezca mediante la integración de la persona con su propia identidad.
  • Tratamiento para la personalidad: si el tipo de trastorno afecta la personalidad del paciente, no se busca desaparecer las “diferentes personalidades” sino que el paciente sepa organizarse a nivel interno.
  • Tratamiento de adaptación: en este tipo de tratamiento el objetivo es reducir los síntomas, no se enfoca al aspecto de las personalidades, sino de que el paciente pueda llevar su vida normal eliminando los síntomas del tipo de trastorno que padezca.

trastorno disociativo tratamientos

¿Se puede prevenir?

Habiendo visto las causas, se pueden identificar situaciones de abuso y maltrato a tiempo y esto es crucial.

Si como familiar o amigo reconoces que un niño de tu entorno familiar o amical está sufriendo situaciones traumáticas lo ideal es intervenir, pedir ayuda.

Al margen de la edad de la persona, es importante dialogar con ella o si tú eres esa persona, es importante pedir ayuda.

Existen líneas de ayuda, redes sociales, grupos en diferentes plataformas en Internet donde es posible obtener información y ayuda.

El punto es detener la situación de maltrato o evitar situaciones peligrosas.

De no ser así, existe un riesgo alto de que la persona desarrolle trastorno disociativo.

Es importante señalar que con estas medidas se puede disminuir el riesgo, sin embargo habrán situaciones en los que es imposible evitar que se desarrolle este trastorno.

Pronóstico

El pronóstico es positivo siempre que se detecte el trastorno a tiempo, es también muy importante que los especialistas identifiquen bien el tipo de trastorno disociativo.

Una recuperación notable depende mucho del tratamiento y qué tan severos sean los síntomas en el paciente.

Existe una probabilidad mayor de recuperación para los trastornos de amnesia y el trastorno por “fuga disociativa”, en el caso del trastorno disociativa la probabilidad de mejora no es tan alta.

Sin embargo, es posible en todos los casos lograr un grado de recuperación, pero hay que enfatizar en que los síntomas pueden reaparecer.

Lo positivo en esto es que la capacidad de respuesta y la efectividad en el tratamiento en esas posibles recaídas son mucho más fáciles de manejar y obtener resultados.