Saltar al contenido

Síntomas del síndrome nefrótico

Dentro de las enfermedades que pueden atacar a los riñones está el síndrome nefrótico el cual puede causar considerables daños a estos órganos y al sistema urinario en general.

Este síndrome nefrótico ocurre cuando a través de la orina se desecha una cantidad irregular de proteínas, a su vez el nivel de proteínas en la sangre se reduce, otras alteraciones tienen lugar como es el incremento del colesterol y triglicéridos en el organismo.

El síndrome nefrótico implica también lo que se conoce como “hematuria” que no es otra cosa que aparición de sangre en la orina.

Al tratarse de un síndrome, hay una serie de síntomas que aparecen en simultáneo, el punto es que hay un mal funcionamiento de los riñones, el problema ocurre cuando se expulsa demasiada proteína, especialmente la albúmina.

Sin la albúmina en la sangre el cuerpo comienza a retener líquido.

Principales síntomas del síndrome nefrótico

sindrome nefrotico sintomas

Los síntomas más comunes del síndrome nefrótico son los siguientes:

  • Orina con sangre.
  • Rostro hinchado, también se hincha la órbita de los ojos, extremidades, abdomen y otras partes del cuerpo.
  • Aumento en la presión.
  • La orina también puede tener espuma, esto se debe a la cantidad de proteínas que contiene.
  • Hay pérdida del apetito.
  • Cansancio y fatiga.

Síntomas menos comunes del síndrome nefrótico:

  • Existe el riesgo de que un vaso sanguíneo reviente, generalmente esto ocurre en vasos de la retina y cuando pasa hay visión borrosa.
  • Algunas personas tienen tos y segregan mucosidad con una coloración rosa y con espuma, esto se debe a que los pulmones también empiezan a acumular líquido.
  • Dificultad para respirar por la misma razón anterior.
  • Además del cansancio, puede haber somnolencia y dolor en el cuerpo.

¿Cuáles son las causas del síndrome nefrótico?

sindrome nefrotico causas

El síndrome nefrótico surge a causa de una respuesta del sistema inmunológico, a su vez dicha respuesta se da tras la presencia de una enfermedad.

Las siguientes enfermedades son las que con frecuencia provocan este síndrome:

  • Síndrome urémico hemolítico, afecta al sistema digestivo provocando la aparición de elementos que atacan a los glóbulos rojos derivando en una complicación renal.
  • El trastorno Púrpura de Henoch Schonlen, también afecta el aparato digestivo y puede provocar este síndrome.
  • Otro trastorno que puede provocar el síndrome es la Glomerulonefritis posestreptocócica, este trastorno es causado por la bacteria estreptococo.

Estas causas se dan en niños y adolescentes, existen otras causas que aparecen más que nada en personas adultas:

  • Abscesos en el abdomen.
  • Diabetes.
  • El padecer de hepatitis B o C también puede desencadenar el síndrome nefrótico.
  • La vasculitis, se trata de la inflamación de vasos sanguíneos.
  • Lupus eritematoso sistémico, esta enfermedad provoca una inflamación en los riñones dañándolos severamente.

Existen otras enfermedades y trastornos que pueden provocar el síndrome nefrótico, pero estos son los más comunes.

Tratamientos

sindrome nefrotico tratamientos

Los tratamientos para el síndrome nefrótico tienen como objetivo principal el bajar la inflamación en los riñones, si la presión arterial es alta, también es otra prioridad del tratamiento.

Si el cuadro es severo es posible que el paciente se quede hospitalizado.

El médico puede indicar fármacos para regular la presión arterial, también diuréticos para eliminar la acumulación de líquidos en el cuerpo.

Algunos casos severos pueden necesitar diálisis.

Otro tratamiento drástico en algunos casos es el trasplante de riñón. Junto con esto hay una dieta que quita la sal de los alimentos ya que es contraproducente en este síndrome, también se reducen la cantidad de líquidos.

¿Se puede prevenir el síndrome nefrótico?

Como vimos antes, el síndrome nefrótico es causado en general por diversas enfermedades que directa o indirectamente afectan los riñones.

La prevención más efectiva es tratar a tiempo aquellas enfermedades que causan este síndrome, el diagnóstico y tratamiento a tiempo es crucial para evitar daños renales.

Cuando los riñones sufren daños el riesgo de padecer síndrome nefrótico es muy alto, queda en el paciente seguir al pie de la letra las recomendaciones del médico.

Con respecto a esto, es el nefrólogo el especialista que trata este tipo de enfermedades al riñón.

Complicaciones posibles

Si el tratamiento empieza tarde o no hay tratamiento, puede haber serias complicaciones, ya que nuestro cuerpo necesita proteínas para funcionar correctamente.

Estas complicaciones son las siguientes:

  • Coágulos: la aparición de coágulos sanguíneos se debe a que no es posible filtrar correctamente la sangre.
  • Colesterol alto: como dijimos antes, la albúmina es una proteína necesaria para regular el colesterol, la grasa y triglicéridos.

Al ser eliminada por la orina, los niveles de colesterol suben con los riesgos que ello conlleva.

  • Presión arterial alta: este es un efecto secundario de la retención de líquidos, mientras más acumulación de líquidos hay, mayor riesgo de sufrir de hipertensión existe.
  • Riesgo de infección: el síndrome nefrótico hace que la persona tenga un riesgo mayor de padecer infecciones.
  • Existe un riesgo de padecer de anemia.
  • Desnutrición: debido a la pérdida de proteínas puede haber un déficit nutricional, esto a su vez provoca pérdida de peso; también hay pérdida de vitamina D.