Saltar al contenido

Síntomas del síndrome de Tourette

El síndrome de Tourette también es conocido como “trastorno de Tourette” ya que en efecto, se trata de un trastorno de tipo hereditario y que tiene como principal características los tics.

Un tic es un movimiento o gesto que se repite de forma involuntaria por diversas razones, muchas veces la persona que padece de un tic no se da cuenta que lo está teniendo hasta que alguien se lo dice.

Además, es muy común que los tics se produzcan en el rostro.

Cuando hablamos del síndrome de Tourette estamos ante varios tics en la misma persona, usualmente hay dos tipos, los tics motores y los tics vocales.

Otro aspecto a tener en cuenta y que nos sirve para tener una mayor certeza de estar ante el síndrome de Tourette es cuando vemos que la persona padece de estos tics casi todo el día, todos los días por más de un año.

Aunque, pasado ese lapso de tiempo es muy posible que haya una pausa de tres meses, todo esto es involuntario y es importante saber que suele afectar más a hombres que a mujeres y se presenta más durante la infancia.

Tipos de síndrome de Tourette

Como indicamos antes, el síndrome de Tourette tiene dos tipos principales y que se diferencian en base al tipo de tics que son los siguientes:

  • Síntomas motores: en este tipo de síndrome de Tourette los síntomas suelen ser leves, los tics se dan principalmente en el rostro y la cabeza.

También hay movimientos de otras partes del cuerpo e incluso conductas y acciones, puede haber movimiento de brazos y hombros constantes.

El paciente puede gritar y moverse sin parar, dar saltos, en algunos casos puede haber una propensión a tocar a otras personas, en el peor de los casos pueden haber conductas autolesivas.

  • Síntomas vocales: como sugiere el nombre se da sobre todo con sonidos causados con la boca, la lengua, la garganta.

Puede tratarse de chillidos, sonidos guturales, sonidos causados por movimientos rápidos con la lengua, también pueden ser sonidos de respiración rápida y forzada.

En algunos casos puede tratarse de lo que se llama “coprolalia“, es decir, ofensas e incluso lisuras, aunque también el paciente puede decir cosas sin sentido o que salgan del contexto dentro de una conversación.

Síntomas comunes del síndrome de Tourette

síndrome de Tourette sintomas

Sumado a lo dicho hace un momento, dado que en los tipos de síndrome de Tourette estamos englobando los síntomas, también cabe mencionar otros síntomas que acompañan a los síntomas mencionados.

Vamos a incluir otros trastornos que suelen aparecer en el paciente debido a una relación directa con el síndrome de Tourette, para que se entienda mejor: son trastornos muy propensos a aparecer a raíz del síndrome del que estamos hablando.

  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad “TDAH“.
  • Impulsos que no se pueden controlar.
  • Las funciones ejecutivas se ven alteradas, estas funciones se encargan de la organización de tareas, planificación, revisión y otras habilidades cognitivas.
  • Pueden estar presentes otros trastornos que afectan el aprendizaje como son la dislexia, la discalculia y la disgrafia.
  • Es posible que el paciente padezca de TOC.
  • Alteraciones sensoriales, es decir que los estímulos del entorno son percibidos de forma anómala, el paciente no es capaz de percibir la realidad tal cual es.
  • Pueden haber crisis de ansiedad y ataques de pánico.

¿Cuáles son las causas del síndrome de Tourette?

síndrome de Tourette causas

Las causas del síndrome de Tourette no han logrado determinarse hasta la fecha, según muchos especialistas puede haber un factor genético.

Los niños que tienen padres o familiares que han padecido de este trastorno tienen una propensión alta a padecer del síndrome de Tourette, aunque es de momento algo que no está aceptado por la comunidad médica/científica en general.

En la misma línea, algunos especialistas indican que este trastorno puede tener su origen luego de haberse superado una infección en la faringe o bien enfermedades infecciosas en las vías respiratorias.

El detalle a tener en cuenta en este aspecto es que el sistema inmunológico reacciona produciendo anticuerpos al punto que llega a haber un daño a nivel cerebral lo que finalmente daría lugar a los tics.

Otra posible causa sería una alteración en los químicos del cerebro, especialmente la serotonina y la dopamina, estos neurotransmisores son los encargados de interconectar las neuronas, ante un mal funcionamiento podría provocar en la persona el síndrome de Tourette.

Tratamientos disponibles

síndrome de Tourette tratamiento

Lo positivo dentro de todo es que el síndrome de Tourette no representa un riesgo para la salud en sí.

No hay una discapacidad o un daño a nivel físico en el paciente, sin embargo los tics en la etapa de la infancia, la adolescencia y juventud puede implicar un problema en cuanto a la socialización.

Puede traer problemas a nivel emocional, específicamente en la autoconfianza, la autoestima y en algunos casos sí puede haber un problema de aprendizaje por ciertos síntomas que explicamos antes.

El tratamiento puede basarse en cierto tipo de medicamentos que pueden evitar o reducir los tics, se debe llevar un seguimiento y normalmente estos medicamentos se suministran en muy pequeñas dosis hasta lograr reducir al máximo los tics propios de esta enfermedad.

También es recomendable la psicoterapia, la ayuda psicológica, terapias grupales ya que como dijimos la persona puede verse afectada en su autoestima.

Es de ayuda también los ejercicios de relajación, meditación y otras actividades que ayuden a reducir los niveles de estrés.

Esto se debe a que el estrés puede desencadenar los tics o hacerlos más intensos.