Saltar al contenido

Síntomas del síndrome de Cotard

El síndrome de Cotard es una extraña condición psiquiátrica la cual lleva a la persona que la padece a sentirse que está muerta, también puede ocurrir cuando está convencida de que algún órgano interno está muerto o que se está descomponiendo en vida.

No son pocas las personas que comparan el síndrome de Cotard con el mito de los zombis, ya que es lo más cercano que una persona en la vida real puede acercarse a esa figura propia del cine de terror.

Pero más allá de cualquier broma o situación curiosa que pueda suscitar, este síndrome es mucho más serio de lo que parece.

Se le conoce también como “delirio nihilista“, la persona si no recibe ayuda psicológica y psiquiátrica puede llegar a tomar actitudes realmente peligrosas para sí misma como dejar de comer, pueden causarse autolesiones o incluso pueden llegar a cometer suicidio.

Lo que causa mucha intriga acerca de esta condición es que no hay síntoma físico visible o real, otro dato importante es que no está reconocida como una patología mental por la OMS.

El nombre del síndrome se debe al neurólogo francés que describió esta condición por primera vez en 1880, se trata de Jules Cotard quien atestiguó los síntomas en una mujer de 43 años.

Síntomas del síndrome de Cotard

síndrome de Cotard síntomas

El síndrome de Cotard tiene síntomas que varían de persona a persona, por el mismo hecho de que todo se genera en la mente de la persona.

La persona con este síndrome tiene el convencimiento de que su cuerpo no es más el mismo o que está cambiando, que se está degenerando.

  • El paciente entra en una negación de su existencia, física e intelectualmente está convencida de que está muriendo o pudriéndose.
  • En algunos casos hay mucha irritabilidad y ansiedad, aunque el síndrome de Cotard no tiene un vínculo directo con otro trastorno mental.
  • La persona puede entrar en un cuadro de depresión.
  • Hay una disminución en su capacidad de concentración y sobre todo el razonamiento, dicha capacidad se ve alterada.
  • Puede haber lo que se conoce como analgesia, es decir, la persona no siente dolor.
  • Silencio, la persona no habla con nadie.
  • No solo hay negación de su realidad sino también de la realidad que rodea a la persona.

Causas del síndrome de Cotard

síndrome de Cotard causas

No hay una causa conocida del síndrome de Cotard, es considerada una enfermedad mental muy rara y eso mismo no ha permitido que se lleven a cabo muchos estudios al respecto.

El síndrome de Cotard podría estar causado por un mal funcionamiento de dos zonas del cerebro que son el giro fusiforme y la amígdala cerebral.

La primera está encargada de reconocer rostros, la segunda regula las emociones, si ambas zonas cerebrales funcionan mal la persona comienza a perder conexión con su entorno y su propio ser, afecta las emociones por lo que se puede entender los síntomas mencionados antes.

Una posible causa también puede ser un daño cerebral y cambios anómalos en los lóbulos parietales.

Se estudia todavía si existe una relación entre el síndrome de Cotard y enfermedades neurodegenerativas como el mal de Parkinson, aunque sería en su etapa inicial.

También podría tener su causa en una migraña crónica, tumores en el cerebro e incluso se especula que la esclerosis múltiple podría originar este síndrome, pero recordemos que no hay nada concreto respecto a la causa real.

¿Cómo se trata este síndrome?

síndrome de Cotard tratamientos

El síndrome de Cotard al tratarse de una enfermedad muy rara y que no tiene los estudios suficientes como para saber cómo actuar ante ella, las medidas que se toman se basan en la conducta del paciente.

Normalmente empieza con la evaluación de un psicólogo, para luego ser derivado a un psiquiatra quien en función al diagnóstico y los exámenes realizados, puede indicarse antidepresivos y fármacos antipsicóticos.

En caso el paciente presente alucinaciones y delirios puede llevarse a cabo la terapia electroconvulsiva, aunque es algo que debe tomarse con mucha cautela.

No todos los pacientes mejoran con dicha terapia, pero en algunos sí han dado buenos resultados, es por esta razón que es tan importante la evaluación constante del especialista.

Si el paciente tiene conductas autolesivas y pensamientos suicidas es muy probable que se tenga que recurrir a la hospitalización.

En cualquier caso, durante y después del tratamiento es importante hacer un seguimiento del paciente.

Características particulares del síndrome de Cotard

Esto es algo que llama mucho la atención y es que la fascinación con la muerte, el cine y los zombis y ciertas características del síndrome de Cotard no han pasado desapercibidos.

En efecto, la mayoría de pacientes que padecen de este síndrome se sienten muertos, que ya no tienen vida, eso lo podemos notar en muchos de sus síntomas.

El alejamiento de la persona con la realidad juega otro rol fundamental, de hecho por esa sensación de estar muertos, muchos pacientes dejaron de comer al punto de morir finalmente por inanición.

El paciente siente que realmente se está pudriendo, no solo por fuera, siente que sus órganos están descomponiéndose, para cualquier persona es algo irreal totalmente, pero para el paciente es algo real, es cuando comienzan los delirios.

Esto los lleva precisamente a causarse lesiones y en casos severos pueden incluso amputarse partes de su cuerpo.

Sus sentidos se alteran, especialmente el olfato, sienten olor a podrido y están convencidos de que el olor fétido proviene de ellos mismos.

Puede sonar una exageración, pero sienten totalmente convencidos de que bajo su piel hay gusanos comiendo su carne, lo cual ya es descabellado y hasta escalofriante.

Pero recordemos que todo tiene un origen en esa alteración mental que aún no está bien estudiada.

Tal vez uno de los mayores riesgos es que sintiéndose muertos en vida, pueden tener conductas temerarias y poner su vida en un riesgo real.