Saltar al contenido

Síntomas de la uveítis

La uveítis es una enfermedad que provoca la inflamación de la úvea, es un tejido ubicado en la parte media del globo ocular.

Esta capa se encuentra entre la esclera y la retina, la úvea está conformada por vasos sanguíneos que irrigan de sangre la córnea, la retina y la esclera, entre otras partes importantes del ojo.

Existen señales que indican que la enfermedad está avanzando, es importante saber identificarlas ya que un tratamiento en una etapa temprana de la uveítis es crucial para evitar que se dañe la visión, esta enfermedad avanza muy rápido.

La uveítis puede afectar uno o ambos ojos, los daños causados por esta enfermedad son irreparables.

Esta enfermedad puede aparecer en cualquier edad, también existen tipos de uveítis, los vamos a reseñar brevemente antes de mencionar los síntomas.

Tipos de uveítis

  • Uveítis anterior: también conocida como iridociclitis, está relacionada a enfermedades que afectan el sistema inmunológico.

Los síntomas de este tipo de uveítis suelen durar no más de dos meses, normalmente afecta solo un ojo, a pesar de ello se puede volver crónico, pero con un correcto tratamiento puede haber recuperación.

  • Uveítis intermedia: conocida como parsplanitis, en este tipo la inflamación se ubica entre el iris y la coroides.

Afecta también tejido ciliar y zonas cercanas, esta enfermedad puede durar un mes y en el peor de los casos varios años.

No hay nada concluyente al respecto, pero muchos especialistas encuentran relación entre este tipo de uveítis con la enfermedad de Chron y la esclerosis múltiple.

  • Uveítis posterior: llamada también coroiditis, afecta especialmente la coroides (de ahí su nombre), el daño puede extenderse a a la retina.

Este tipo de uveítis suele avanzar muy lentamente y sus efectos pueden llegar a perdurar por años. Se le relaciona con enfermedades que atacan el sistema inmunológico.

Normalmente en este tipo de uveítis el paciente además de notar su visión borrosa, puede ver manchas que aparentan ser moscas revoloteando en el campo visual.

Si la inflamación llega a dañar la mácula hay un alto riesgo de que la visión se dañe en gran parte.

  • Panuveítis: en este tipo de uveítis son las tres partes de la úvea las que se ven afectadas, a esto se le llama también uveítis difusa.

Es uno de los tipos más graves de uveítis.

Principales síntomas de uveítis

uveítis sintomas

Luego de haber visto los tipos de uveítis que existen, vamos a revisar a grandes rasgos los síntomas recurrentes al margen del tipo.

Aunque también debemos tener en cuenta que algunos de estos síntomas pueden ser más o menos intensos dependiendo de la zona afectada.

  • Uno de los principales síntomas de la uveítis es el enrojecimiento del ojo afectado.
  • Se siente dolor en el globo ocular.
  • Hay una sensibilidad muy intensa a la luz.
  • La visión se torna borrosa.
  • Como vimos en uno de los tipos de uveítis, es posible que se perciban manchas similares a moscas en el campo visual.
  • El campo visual se reduce.
  • Lagrimeo constante.
  • También hay inflamación en el globo ocular afectado.

Causas principales de la uveítis

uveítis causas

No siempre se puede determinar con claridad lo que provoca la uveítis, esto dependerá del paciente y el tipo que padezca.

Sin embargo, como señalamos antes tiene relación con una afección al sistema inmunológico.

En ese sentido la enfermedad de Crohn puede desencadenar la enfermedad, también el lupus eritematoso sistémico.

Otras enfermedades como el herpes, la tuberculosis o la sífilis pueden también desencadenar la enfermedad.

El parásito de la toxoplasmosis es muy frecuente que al ingresar al organismo provoque uveítis.

Otras causas pueden ser lesiones producidas por una negligencia durante una intervención quirúrgica ocular, existe la posibilidad de que ocurra como efecto secundario de algún tipo de fármaco.

En menor medida puede ser causada por un tipo de cáncer al ojo, el más común en este caso es el linfoma.

Tratamientos

uveítis tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa, si la uveítis tiene un origen infeccioso se suministra al paciente antibióticos.

A la par se puede usar colirio y corticoides, es común también el uso de inflamatorios en gotas, de ser necesario este medicamento puede suministrarse mediante inyección.

Si el globo ocular se inflama se puede usar medicamentos antiespasmos.

También se puede indicar medicamentos para combatir virus y bacterias ya que es necesario controlar la infección antes que siga avanzando.

También se puede indicar medicamentos inmunosupresores, sobre todo cuando la uveítis se manifiesta en ambos ojos o si el daño es muy severo al punto de afectar la visión.

Es sumamente importante que cualquiera sea el medicamento usado, debe ser indicado por el médico ya que muchos de los que se usan para combatir esta enfermedad tienen efectos secundarios que podrían empeorar el cuadro.

Incluso luego del tratamiento inicial es necesario realizar un seguimiento por lo que es muy probable que el médico tratante cite al paciente en varias ocasiones para evaluar la recuperación.

Posibles complicaciones

Si la uveítis no es tratada a tiempo o de forma correcta puede haber complicaciones serias.

Entre dichas complicaciones está la inflamación de la retina.

Existe un riesgo de desarrollar glaucoma y cataratas, también a causa de la inflamación puede dañarse el nervio óptico provocando a su vez una ceguera parcial o total.

La complicación más grave es la pérdida total de la visión y puede deberse a un desprendimiento de retina o simplemente no se ha podido controlar la enfermedad por detectarse en una etapa muy tardía.