Saltar al contenido

Síntomas de la sarna

noviembre 30, 2020

La sarna es una enfermedad que se caracteriza por la intensa picazón que provoca en la piel, esto a su vez provoca la aparición de llagas y otras lesiones en la piel.

Esta enfermedad es muy común y se contagia al estar en contacto prolongado donde se encuentre el parásito que causa la enfermedad para infectarse.

Se trata de un ácaro que ataca la piel, son microscópicos por lo que no pueden notarse a simple vista, lo que hacen estos ácaros es rascar la piel para cavar una especie de huecos.

Ahí es donde colocan sus huevos y se reproducen y es lo que causa el escozor, si bien es cierto no llega a ser una enfermedad riesgosa para la salud, es muy molesta y puede maltratar mucho la piel.

sarna

Principales síntomas de la sarna

Los síntomas de la sarna son fáciles de identificar, ya mencionamos algunas que pueden venir acompañadas de otros como los siguientes:

  • El escozor muchas veces se vuelve más intenso por las noches.
  • En las zonas de la piel donde se siente el picor también pueden haber erupciones.
  • Debido a que la persona se rasca constantemente es frecuente la aparición de llagas y heridas, aunque suelen ser superficiales.
  • Hay una descamación de la piel con un aspecto particular y se hacen más notorias mientras la persona más se rasque.

A todo esto, hay que saber que los ácaros que provocan la sarna tienen lugares predilectos, es decir, se centran en ciertas partes específicas del cuerpo.

Son las partes más calientes, donde la piel suele plegarse, aparecen también donde la persona tiene sus prendas más ajustadas precisamente por el calor que se produce.

Es muy común que aparezcan entre los dedos de las manos y los pies, igualmente en las uñas, codos y en medio de las nalgas.

Si la persona usa accesorios como relojes, pulseras, collares o anillos es posible que en esas partes del cuerpo se manifiesten más los ácaros de la sarna.

sarna síntomas

¿Cómo se contagia la sarna?

Debemos empezar por decir que el ácaro de la sarna tiene el nombre científico de “Sarcoptes Scabiei“, este ácaro se contagia al estar en contacto con la piel de otra persona.

  • Mantener relaciones sexuales con una persona que tiene sarna, esto se debe a que el ácaro también se reproduce en zonas cercanas a los genitales
  • Estar en contacto con ropa de cama, pijama, frazadas o sábanas donde se encuentre este ácaro.
  • Es común que los niños se contagien en espacios como colegios, guarderías o parques ya que están en contacto con otros niños y que pueden tener sarna.
  • Por otro lado, las personas ancianas también se pueden contagiar de forma similar, en asilos o casas de reposo.
  • Usar ropa de otras personas aumenta el riesgo, el hecho de compartir toallas también es una forma de contagio.

Si el contacto directo, es decir de piel a piel es muy rápido no hay mucho riesgo, por lo que mientras más tiempo exista esta exposición mayor será la probabilidad de contagiarse.

En resumen, podemos decir que el contagio se da cuando el contacto con la persona, prenda o superficie es muy directa y prolongada, sin embargo, no quiere decir que nos descuidemos en ese sentido ya que podríamos exponernos a otro tipo de bacterias y hongos.

Tratamientos para la sarna

La buena noticia dentro de todo es que esta enfermedad es en esencia fácil de tratar y la recuperación es rápida, de hecho, se pueden tomar cuidados en casa.

Aunque siempre se recomienda la visita al especialista, en este caso al dermatólogo ya que los ungüentos y cremas que indique el especialista será el más adecuado para cada caso.

Recordemos que cada piel es distinta y responde diferente a este tipo de ácaros, por otro lado como dijimos, son las cremas para combatir la infección y matar al ácaro lo más efectivo.

También existen lociones, son productos que pueden complementarse, a este tipo de cremas se les llama “escabicida” ya que como indica el nombre, busca matar al ácaro y también a los huevos que haya colocado en los huecos que hizo en la piel.

También el médico puede recetar antihistamínicos, estos medicamentos alivian la sensación de escozor y es importante ya que este síntoma puede persistir incluso luego de haber eliminado la sarna de la piel.

Algo que no debemos olvidar, al mismo tiempo que recibimos el tratamiento hay que desinfectar la ropa y toda prenda que hayamos usado.

Lo recomendable es dejarla en agua caliente, preferiblemente a 60° para luego ubicarla en un lugar al sol, así nos aseguramos de matar totalmente al ácaro.

sarna tratamientos

¿Cómo prevenir?

La prevención de la sarna no es muy difícil, ya habiendo identificado las causas podemos tomar medidas, empezando por tener siempre una buena higiene.

No solo en casa, sino en todo lo que hacemos, eso implica el tener cuidado al relacionarnos con los demás, dicho de forma directa, el tener relaciones sexuales con alguien a quien apenas se conoce aumenta el riesgo.

Por lo tanto, es aconsejable evitar mantener relaciones con alguien a quien apenas se conoce ya que podría tener el ácaro y el ambiente donde se lleva a cabo el encuentro también podría prestarse para el contagio.

Hay que señalar que el uso de preservativos no protege de la sarna.

Muchos profesionales recomiendan el lavado en seco de la ropa o hacerlo con agua tibia ya que se mata el ácaro, es una forma efectiva de prevención.

Haber tenido sarna antes no hace inmune a la persona, por lo que no hay que exponerse pensando que no se volverá a contagiar.