Síntomas de la peste bubónica

La peste bubónica es conocida también como la «peste negra» tristemente famosa por haber causado millones de muertes allá durante el siglo XIV, aunque se pueda pensar que ha sido erradicada, la verdad es que no.

Al menos no del todo, cada cierto tiempo se registran pequeños brotes en ciertos países, especialmente en países en vías de desarrollo.

La peste es una enfermedad bacteriana, es una infección grave y que puede llevar al paciente a la muerte en poco tiempo.

Es la proliferación de plagas de ratas en ciudades o poblaciones la principal causa de esta enfermedad ya que son las portadoras de la bacteria de la peste.

Hay tres tipos de peste: la peste bubónica de la cual hablamos en este artículo, la peste neumónica que afecta directamente a los pulmones y la peste septicémica que provoca la infección en la sangre.

Dicho esto pasamos a revisar los síntomas de la peste bubónica.

Principales síntomas de la peste bubónica

peste bubonica sintomas

Lo primero a tener en cuenta es que la peste bubónica tiene un periodo de incubación de 3 a 7 días, dentro de ese lapso de tiempo pueden aparecer los primeros síntomas abruptamente.

  • Fiebre alta, si pasa los 41° el ritmo cardíaco se hace más débil, es posible que la persona empiece a delirar.
  • También hay inflamación de los ganglios lo cual causa fuerte dolor, en algunos casos pueden botar pus.
  • Hay una fuerte sensación de escalofríos.
  • Dolor de cabeza y malestar general.
  • La persona puede sentir debilidad y cansancio.
  • Náuseas y vómitos.
  • Un síntoma característico es la inflamación del hígado y el bazo.
  • La picadura de la pulga portadora de la peste, provoca que en la zona se formen llagas.
  • Hay descoordinación en los movimientos y desorientación.

Causas de la peste bubónica

peste bubonica causas

La peste bubónica se contagia a través de la mordedura de ratas infectadas o pulgas de las ratas.

Si una pulga ha picado una rata con la bacteria de la peste y luego pica a una persona, le transmitirá la enfermedad, la bacteria propiamente dicha se llama «Yersinia pestis«.

Otra forma de contagio es el estar en contacto directo con fluidos corporales de personas infectadas o superficies que estén contaminados.

Al igual que algunos tipos de virus, también se puede contagiar mediante partículas o pequeñas gotas de saliva de personas con peste bubónica, aunque en este caso es más frecuente en la peste neumónica.

Es importante saber que a pesar de que la peste bubónica es parte de la historia de la humanidad en temas de sanidad, no ha sido erradicada del todo.

Todavía hay brotes en algunas partes del mundo, especialmente en algunos países de África, Sudamérica y Asia.

Se han registrado algunos casos en estados de USA como Arizona, California, Colorado y Nuevo México, aunque han sido casos aislados.

Tratamientos disponibles para la peste bubónica

peste bubonica tratamiento

La peste bubónica se trata principalmente con antibióticos, sin embargo la recuperación del paciente dependerá de qué tan rápido ha sido diagnosticada la enfermedad.

Mientras más rápido mejor, si hablamos de una cura en sí, no existe, se trata la enfermedad reduciendo el impacto de los síntomas con antibióticos.

Es una enfermedad con alta letalidad, generalmente hay una tasa de letalidad de 60%, la peste neumónica es mortal, aunque haya tratamiento.

Existe alguna posibilidad de recuperación siempre que se detecte la enfermedad dentro de las 24 horas del contagio.

Eso si hablamos de la peste neumónica, es importante mencionar ese dato para entender la gravedad de la enfermedad, lo que se busca siempre es prevenir.

Prevención

peste bubonica prevencion

En zonas de países donde hay riesgo de peste bubónica existen formas de prevención.

Es crucial la prevención a fin de evitar un brote mayor, la OMS aconseja evitar a toda costa manipular animales muertos.

También se debe usar repelente de mosquitos, aunque el transmisor sea la pulga, el uso de estos repelentes ayuda a prevenir la picadura de pulgas portadoras de la bacteria.

Otra forma de prevención es deshacerse de cualquier cosa que pueda atraer roedores, comida sobre todo, aunque puede ser desechos, basura, es indispensable evitar la acumulación de basura ya que es donde se concentran estos roedores.

Si hay mascotas en casa, se recomienda mucho aplicarles repelentes de pulgas.

Si vas a viajar a un país donde se sabe que existe el riesgo de contraer la peste bubónica, debes recibir una dosis de antibiótico.

Existe uno especial que sirve para reducir el riesgo de contagio, es la doxicilina.

Complicaciones de la peste

Cuando la enfermedad no es tratada a tiempo, puede haber aparición de coágulos en vasos sanguíneos de extremidades.

Esto provoca una obstrucción del flujo sanguíneo causando la muerte de tejidos, por ende se produce una gangrena lo que solo se puede frenar con la amputación del miembro afectado.

La peste bubónica también puede provocar meningitis, no es común que esto pase, pero sí hay un riesgo cuando no se trata a tiempo, lo que pasa es que las membranas que cubren el cerebro se inflaman.

Esto afecta también la médula, lo que provoca diversas complicaciones a la salud.

Finalmente, la mayor complicación ante un cuadro severo de peste bubónica es la muerte, son muy pocos casos de personas que contraen la enfermedad y la superan sin un tratamiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.