Saltar al contenido

Síntomas de la influenza

La influenza es una enfermedad que ataca las vías respiratorias de forma grave si no se trata a tiempo, además hay un peligro adicional y es que se contagia con demasiada facilidad.

Esta enfermedad puede provocar serias complicaciones por lo que si no se atiende a tiempo puede tener un desenlace fatal.

La influenza es conocida también como “gripe“, si bien es cierto muchos casos pueden ser leves, otros pueden ser moderados y graves, en cualquier caso la influenza fácilmente puede provocar daños en las vías respiratorias y pulmones.

Esta enfermedad es viral y puede confundirse con el actual coronavirus, pero tienen diferencias y por ello hay que prestar atención a los síntomas.

influenza

Principales síntomas de la influenza

Si bien es cierto la influenza es una enfermedad que ataca principalmente las vías respiratorias, los síntomas se sienten en diferentes partes del cuerpo.

No es lo mismo que un resfriado, aunque a veces también se puede confundir la influenza de esa manera.

También hay que tener en cuenta que los síntomas pueden ser más fuertes en personas de edad adulta, niños o personas con el sistema inmune débil.

  • Fiebre alta, la temperatura sube de forma muy repentina.
  • Tos seca.
  • Dolor de garganta y sensación de escalofríos.
  • Es muy común también sentirse cansado o fatigado.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor en todo el cuerpo y en los músculos.
  • En algunos casos puede haber náuseas, diarrea y vómito, sin embargo este síntoma es más recurrente en niños.

influenza síntomas

Población de riesgo

La influenza como muchas enfermedades respiratorias, pueden provocar complicaciones a la salud aunque existen grupos de personas que son más propensas a ellas.

Si bien es cierto, toda persona que presente los síntomas debe acudir al médico justamente para evitar cualquier complicación, son personas jóvenes y adultas sanas quienes tienen un mejor pronóstico.

Pueden incluso recuperarse en el lapso de seis días, sin embargo hay personas que requieren de un mayor cuidado. Niños hasta los 2 años y personas de más de 60 años corren un riesgo mayor.

También mujeres embarazadas requieren una atención inmediata si presentan los síntomas.

Otras personas que están dentro de este grupo de riesgo son los pacientes asmáticos o aquellas personas con el sistema inmune debilitado por alguna otra enfermedad.

Causas de la influenza

Esta enfermedad es causada por el virus de la influenza, el contagio se da muy fácil, el estar expuesto a pequeñas gotas de saliva o moco de personas portadoras del virus hace que el virus ingrese al organismo.

Permanecer cerca de una persona que tose y estornuda o tocar superficies que han sido contaminadas provoca que el virus a través de esas gotas ingrese al organismo, si el virus cayó en las manos y la persona se toca los ojos, nariz o boca también permite la entrada del virus.

Esta es la principal causa de la influenza, el estar expuesto a personas contagiadas y el riesgo aumenta en temporadas de invierno, ya que generalmente las temperaturas bajas propician la aparición de enfermedades respiratorias.

Hay que recordar también que las personas contagiadas llevan el virus a donde van, donde hayan estornudado, aunque ya no se encuentren ahí, han dejado el virus, por eso es importante evitar el contacto con superficies como mesas, paredes, postes y mantener una higiene adecuada lavándose siempre bien las manos.

Tratamiento para la influenza

influenza tratamiento

El tratamiento para la influenza se basa principalmente en fármacos antivirales, su función es la de ayudar al organismo y sus sistemas de defensa a eliminar al virus.

En este punto hay que recordar que hay diferentes tipos de influenza, por tanto el antiviral usado debe ser el indicado para la influenza que padezca el paciente y esto lo determina el médico.

En ese sentido es importante recordar que es necesario evitar automedicarse ya que se puede lograr un efecto contrario y empeorar el cuadro.

Aunque sí es bueno tomar ciertas medidas para bajar la fiebre y evitar una complicación en las vías respiratorias.

Al mismo tiempo que se suministran antivirales al paciente, el médico puede recomendar descanso y un cambio en la dieta, sobre todo si hay diarrea y vómitos entre los síntomas.

La hidratación es crucial para mejorar, todo esto se debe realizar bajo el seguimiento y asesoría del médico.

Es además, importante tomar medidas de prevención y con respecto a eso la vacuna para la influenza es lo principal.

De hecho es el método más efectivo para evitar el contraer influenza, como vimos antes, esta vacuna la deben tener principalmente personas mayores de edad, niños y personas con el sistema inmune débil.

Complicaciones que se pueden dar

Las personas con influenza que no respondan bien al tratamiento o que no se traten adecuadamente pueden sufrir de infección al oído.

La neumonía es otro riesgo y uno de los más graves ya que puede causar la muerte.

Se puede desarrollar sinusitis, que es la inflamación de los senos paranasales y en muchos casos se puede volver un mal crónico.

Otros riesgos que implican una complicación son el padecer de asma, en este caso si la persona en su niñez tuvo asma y la superó, puede volver a activarse.

También se puede desarrollar diabetes, en algunos casos dependiendo del historial médico del paciente existe la posibilidad de sufrir de insuficiencia cardíaca.