Saltar al contenido

Síntomas de DMAE

DMAE

DMAE es el nombre que se le da a la degeneración macular asociada a la edad, se trata de una enfermedad degenerativa y que afecta a la retina, generalmente son las personas mayores de 50 años las más propensas a sufrir de esta enfermedad.

Propiamente dicho el DMAE es un trastorno de la visión y que va dañando la visión progresivamente, especialmente la visión central y aguda.

Esta enfermedad es una de las más comunes en personas ancianas, esta enfermedad impide a la persona realizar actividades muy normales y cotidianas como son el ver televisión, leer o conducir de ser el caso.

En muchos casos esta enfermedad puede provocar ceguera total, son dos tipos de DMAE los que se han identificado a la fecha, los pasamos a comentar.

Tipos de DMAE existentes

  • DMAE seca: este tipo de DMAE también es conocida como “atrófica” y es la más frecuente, más del 85% de casos son de este tipo.

El daño en la visión se da de forma gradual y generalmente es provocada por la acumulación de basurillas en el ojo y que con el tiempo se convierten en drusas o una especie de depósitos que causan una obstrucción en la zona macular.

  • DMAE húmeda: es menos común, sin embargo el daño que produce es mayor y lo más peligroso es que actúa más rápido.

En este tipo de DMAE el daño se origina debajo de la retina donde comienza a crecer una membrana, esto se debe a vasos sanguíneos que no deberían estar en dicha zona del ojo, pero por alguna malformación crecen y su fragilidad los lleva a drenar una especie de líquido.

También son muy sensibles por lo que pueden sangrar con mucha facilidad siendo esto lo que afecta la visión y la ceguera en este tipo de DMAE es un riesgo mucho más alto.

Síntomas frecuentes del DMAE

DMAE síntomas

Antes de empezar con este punto, hay que saber que en las primeras etapas de la enfermedad no suelen haber síntomas, al menos no perceptibles.

Es de hecho una razón por las cuales la DMAE se diagnostica en una edad avanzada, no necesariamente empieza en la juventud, pero en muchos casos sí se podría detectar con más tiempo para un correcto tratamiento (en caso sea la DMAE húmeda), cuando la enfermedad empieza a manifestarse los síntomas son los siguientes:

  • La visión central empieza a verse afectada, es decir, las cosas se ven borrosas.

La televisión, un libro o el diario, distinguir monedas, cosas cotidianas empiezan a dar señales de que hay un problema en la visión.

La visión central es justamente la agudeza visual que tenemos, todo lo que vemos de frente ya es difícil de distinguir o de “enfocar”.

  • Otro síntoma común es el percibir las líneas rectas como curvas, es como el efecto que tiene un lente angular de una cámara fotográfica.

Las líneas se deforman, cuando la persona ve de esa manera las líneas es un signo de que podría estar padeciendo DMAE.

  • Es difícil distinguir la altura desde donde está la persona, o se le dificulta reconocer la profundidad de agujeros, en otras palabras, la forma de los objetos y espacios no las puede reconocer en su real dimensión.
  • Aparecen manchas en la vista, son como pequeños puntos o sombras que no permiten ver correctamente.
  • También puede haber dificultad para distinguir los colores.

¿Cuáles son los síntomas de la DMAE seca?

En este tipo de DMAE hay un síntoma particular que nos ayuda a identificar justamente que se trata de la DMAE seca.

Mientras más avanza la enfermedad es más difícil enfocar los objetos, hay una visión borrosa, sin embargo, la visión mejora cuando el entorno tiene buena iluminación.

¿Cuáles son los síntomas de la DMAE húmeda?

Uno de los síntomas que mencionamos antes corresponde a la DMAE húmeda, es el ver las líneas rectas como curvas.

Se ven deformadas, esto se debe a que la sangre que se drena de los vasos sanguíneos ubicados bajo la mácula generan esta distorsión.

Sumado a esto, se empieza a notar un punto en el centro de la visión, es entonces que la visión empieza a perderse.

Causas de esta enfermedad

DMAE causas

Como comentamos al principio, la edad es un factor, normalmente aparece entre los 50 y 60 años.

En algunos casos hay un factor hereditario, su la persona ha tenido familiares con esta enfermedad visual tiene un alto porcentaje de probabilidades de también padecer DMAE.

Por otro lado, existe un factor genético, no hereditario, pero que sí aumenta el riesgo de padecer la enfermedad.

Las personas que en su vida han consumido tabaco, han estado muy expuestas al sol directamente, también pueden padecer DMAE.

Otras causas de esta enfermedad son la obesidad, la hipertensión y otros trastornos de índole circulatorio pueden llevar a la persona a padecer DMAE, otros factores en el ambiente pueden influir, pasar mucho tiempo en lugares con contaminación, polvo y entornos similares también pueden causar la enfermedad.

Tratamientos

DMAE tratamientos

La DMAE seca no tiene un tratamiento, aunque en los últimos años se han venido probando diferentes tipos de medicamentos que se suministran vía oral e incluso a través de una inyección, es un procedimiento llamado “inyección intravítreas“.

En el caso de la DMAE húmeda las inyecciones buscan reparar el daño en la mácula, se trata de evitar que se formen vasos sanguíneos que provocan la pérdida de la visión.

El tratamiento con inyecciones puede corregir el problema, pero no en su totalidad, aunque generalmente el pronóstico es bueno si se realiza un seguimiento adecuado.

En algunos casos se puede mejorar la visión con tratamientos láser y medicamentos.

Cambiar ciertos hábitos como la mala alimentación y el fumar puede ser de ayuda, aunque hay que tener en cuenta que si nos referimos al DMAE seco, el daño que haya provocado no se puede revertir.