Saltar al contenido

Síndrome premenstrual (SPM)

El síndrome premenstrual (SPM), es uno de esos síndromes que sólo atacan a las mujeres y generan complicaciones para cualquier persona que se encuentre a su alrededor, sobre todo por todos los cambios hormonales que ocurren en su organismo durante este momento.

Este síndrome es muy común desde que una chica comienza su periodo, y es capaz de generar el desarrollo de una gran cantidad de síntomas de todo tipo, desde los emocionales, hasta los físicos. Es importante tener en cuenta todos estos signos, ya que de este modo se puede saber cuándo se está próxima a la menstruación y cómo sobrellevar la situación.

¿Qué es el síndrome premenstrual?

Si bien no todas las mujeres son capaces de desarrollar este síndrome, un 90% de ellas lo hace, y suelen ser cambiantes, por lo que un día puede ocurrir el SPM de forma brusca y dolorosa, mientras que el próximo mes los síntomas pueden ser más leves. Es decir, los síntomas aparecerán de forma mensual, siguiendo un patrón predecible a medias, ya que la intensidad y duración de los mismos podrán variar, sobretodo los síntomas emocionales.

Ahora bien, en muchas ocasiones este síndrome premenstrual es capaz de interferir con tu vida de forma directa, específicamente con la parte laboral, familiar y estudiantil, por lo que debes tener en cuenta que debes luchar contra estos síntomas y no permitir que se adueñen de tu vida esos días que son capaces de aparecer.

Es ideal encontrar métodos que te ayuden a combatirlo y concentrarte en un estilo de vida que ayude a reducir los síntomas cada mes que va pasando, ya que si bien este proceso es hormonal, también suele relacionarse con algunos factores que se encuentran en nuestras manos.

Es importante dejar claro todo sobre este tema, con el fin de que puedas ayudarte a ti misma, o ayudar a otras mujeres a sobrellevarlo con más ánimos. En este artículo te ofrecemos toda la información necesaria sobre el SPM.

¿Qué es el síndrome premenstrual?

Síntomas del síndrome premenstrual (SPM)

Como decíamos, este síndrome es un conjunto de síntomas molestos, tediosos y frecuentes que interfieren con la calidad de vida de cualquier mujer. Es importante conocerlos y tenerlos en cuenta, ya que si bien pueden no haberte ocurrido algunos hasta ahora, en cualquier momento puede aparecer y debes estar informada.

Ansiedad

La ansiedad es uno de los principales síntomas en aparecer cuando comienza este proceso de síntomas premenstruales, en donde comer en grandes cantidades o tener cierto grado de inquietud, suelen observarse a simple vista.

Cambios en el estado de ánimo

De forma común, una mujer puede pasar de estar tranquila a sentirse deprimida de forma inmediata, lo que es un claro síntomas de que el síndrome premenstrual está atacando. Es común que los cambios más variables sean estos, o en su defecto, igual de negativos. Esto puede estar combinado con episodios de llanto incontrolable sin un motivo aparente.

cambios estados de animo

Cambios en el apetito

Una mujer que está comenzando su síndrome premenstrual es capaz de comer demasiado o de dejar de comer en cantidades poco normales. Sin embargo, lo más común es antojarse de ciertas comidas y consumirlas en cantidades grandes, como dulces, postres y alimentos que contengan altos índices de azúcar.

cambios en el apetito

Dolores abdominales

Los dolores son síntomas principales durante este proceso, en donde suelen ocurrir en los músculos, en las articulaciones y en la cabeza, en donde de todos estos, los dolores de cabeza suelen ser los más frecuentes.

Inflamación abdominal

Aumento de peso e inflamación abdominal. A raíz de los síntomas anteriores que afectan el apetito, surge un aumento de peso considerable durante los días que dura el síndrome premenstrual, así como también un cuadro de estreñimiento o diarrea, y una inflamación en la zona inferior del abdomen que se mantiene durante todo el síndrome.

Sensibilidad en los senos

Sensibilidad en los senos. Los senos se vuelven sensibles al tacto, cuya intensidad de la sensibilidad puede variar de un nivel a otro.

¿Afecta a la calidad de vida?

En muchos casos, estos síntomas no suelen ser lo suficientemente graves como ara interferir en su vida cotidiana y la intensidad de los mismos suele ser tolerable. Sin embargo, existen ocasiones en donde resulta todo lo contrario y el estrés emocional acaba afectando la calidad de vida de la mujer en cuestión.

Por otro lado, los síntomas suelen desaparecer cuadro días después de que comience la menstrual en cada mujer, cuyo número puede variar en apenas algo mínimo. También es necesario resaltar que en un pequeño porcentaje de mujeres, los síntomas del síndrome premenstrual tienden a ser incapacitantes de forma mensual, lo que se conoce como trastornos disfórico premenstrual.

síndrome premenstrual síntomas

Causas de la aparición del SPM

A pesar de tratarse de un periodo común en un gran número de mujeres, hasta ahora no se conoce con exactitud la causa de este síndrome, incluso tras diversos estudios realizados partiendo de múltiples mujeres.

Sin embargo, se ha llegado a la conclusión de que existen ciertos factores que aumentan el desarrollo o el empeoramiento de los síntomas, y son los siguientes:

  1. Cambios cíclicos en las hormonas. Esto se ha estudiado a fondo tras los cambios que se han observado en las embarazadas y menopáusicas, ya que los síntomas del síndrome premenstrual tienden a cambiar según ciertas variaciones en las hormonas, y tienden a desaparecer cuando ocurren las circunstancias mencionadas.
  2. Cambios químicos en el cerebro. Existe un neurotransmisor llamado serotonina, que se define mejor como un químico existente en nuestro cerebro, aparentemente encargado de nuestros cambios de humor, que es capaz de activar la mayoría de los síntomas emocionales del síndrome premenstrual. Esto se debe a los cambios existentes en la cantidad de serotonina, en donde ocurre que mientras más leves sean estos, más síntomas aparecerán, como la fatiga, los antojos de ciertos alimentos y las variaciones en el sueño.
  3. Depresión. La depresión es una condición mental que es capaz de agravar los síntomas del síndrome premenstrual, incluso si la misma no se encuentra diagnosticada. Sin embargo, es necesario mencionar que la depresión no es capaz de causar todos los síntomas por sí solos, por lo que se debe prestar especial atención al tema.

Estos factores son capaces de aumentar drásticamente el desarrollo del SPM y la intensidad de los síntomas.

¿Cómo combatir el síndrome premenstrual?

¿Cómo combatir el síndrome premenstrual?

A pesar de que el síndrome premenstrual es un síndrome común en la gran mayoría de las mujeres desde que comienzan su ciclo menstrual por primera vez, no existe un análisis específico que ayude a diagnosticarlo. Sin embargo, al tratarse de un síndrome que genera síntomas específicos durante cierto momento del mes, es sencillo realizar el diagnóstico clínico rápidamente, siempre que el especialista entienda del tema.

En muchas mujeres esto tiende a ser irregular, por lo que se recomienda llevar un diario con los síntomas que ocurren y las fechas en las que comienzan y finalizan, con el fin de establecer un calendario y diagnosticar positivamente el síndrome. Además, se debe escribir también el día en el cual comienza el periodo, y el día en el que finaliza.

Estilo de vida

Existen otros síndromes que suelen ser similares al síndrome premenstrual, especialmente aquellos que engloban cambios emocionales, como la depresión y la ansiedad. Con el fin de descartar estos síndromes, se recomienda la visita hacia un profesional especializado en cambios de ánimo, como el psicólogo.

Ahora bien, una vez que se haya diagnosticado el SPM, es necesario que se establezcan algunas pautas a seguir dentro del tratamiento. En muchas ocasiones, tan sólo ciertos cambios en el estilo de vida son necesarios para aliviar algunos de los síntomas más tediosos, siempre y cuando los mismos sean leves.

Medicación especial

Sin embargo, esto ocurre en un número reducido de mujeres, ya que en la mayoría de los casos los síntomas son particularmente llamativos y se consideran como graves. En estos casos, el médico debe recetar medicamentos que sean especiales para tratar el síndrome premenstrual, teniendo en cuenta que no todos actúan de la misma forma en cada organismo femenino.

Dentro de los principales medicamentos que se recetan para tratar este síndrome, se encuentran los antidepresivos, los cuales ayudan a reducir los síntomas emocionales y anímicos. Estos deben ser tomados de forma diaria, siempre y cuando así lo recete el especialista.

Antiinflamatorios no esteroideo

Por otro lado, los antiinflamatorios no esteroideo, son medicamentos eficaces que ayudan a aliviar el dolor, los cólicos, las molestias en los senos, la inflamación en el abdomen, los dolores de cabeza y los dolores en general, por lo que son prácticos, de venta libre y cuyo costo no es demasiado elevado.

Diuréticos

Por otro lado, los diuréticos son medicamentos que ayudan a reducir el sobrepeso, las inflamaciones y la hinchazón que surge con el síndrome premenstrual. Pese a ello, no son demasiado recetados para aliviar síntomas, ya que su efecto es más lento.

Por último, pueden recetarse pastillas anticonceptivas hormonales, las cuales se encargan de suspender el proceso de ovulación, lo que reduce en un porcentaje considerable los síntomas del SPM.

Recomendaciones a tomar en cuenta

Si bien llevar un tratamiento mensual para los síntomas del síndrome premenstrual es una buena idea, ya habíamos mencionado que existen casos en los cuales esto funciona y se alivia con algunos cambios en el estilo de vida de la mujer en cuestión. Estos cambios incluyen alimentos diferentes, ejercicios y enfoques específicos sobre la vida diaria.

Las recomendaciones a tomar en cuenta para reducir los síntomas del síndrome premenstrual, son las siguientes:

  1. Cambia tu dieta. Es importante que tengas en cuenta que el factor alimenticio es muy importante para reducir los síntomas del SPM. Lo ideal es que comiences a comer menos alimentos, pero de forma más frecuente, de modo que incrementes las veces y reduzcas las porciones. Esto te ayudará a reducir la inflamación y te obligará a sentirte saciada. Debes reducir tu consumo de sal y condimentos, ya que esto te genera retención de líquidos en gran medida. Comienza a consumir alimentos que tengas altos hidratos de carbono complejos, en donde las frutas, los granos y las verduras, destacan. Las proteínas consúmelas de forma correcta y no olvides el calcio, sin importar de qué forma lo consumas.
  2. Evita la cafeína y el alcohol. Si eres fiel amante de un café por las mañanas y de una copa de vino por las noches, trata de reducir la ingesta de ellos hasta que ya no sientas necesidad de ingerirlos. Esto te ayudará en gran medida a controlar los síntomas.
  3. Haz ejercicio. Es un mito el hecho de que hacer ejercicio es perjudicial para las mujeres, ya que es importante otorgar movilidad y fuerza a nuestro cuerpo. Ajusta tu tiempo y comienza una rutina de ejercicios diaria que te ayude a movilizar tu cuerpo. Puedes comenzar caminando por treinta minutos, alternando con otras actividades como nadar, andar en bicicleta o realizar cualquier otra actividad aeróbica que ayude.
  4. Reduce el estrés. El estrés es una de esas enfermedades silenciosas que genera un gran número de enfermedades, complicaciones y riesgos para nuestra salud, que desconocemos hasta que nos atacan. En el caso del síndrome premenstrual, el estrés es capaz de empeorar los síntomas, por lo que controlarlo es una idea excelente para reducir la intensidad de estos síntomas. Comienza durmiendo la cantidad de horas diarias requeridas, como ocho horas, y busca actividades que te generen tranquilidad. Esto puede ser el baile, la música en general, los ejercicios, los masajes, el yoga o cualquier otro tipo de técnica de relajación que te ayude a liberar el estrés que llevas dentro.

Lo ideal es mantener un estado de ánimo positivo en todo momento, de modo que esto repercuta en tu SPM.