Saltar al contenido

Segunda semana de Embarazo

Es importante hablar de la segunda semana de embarazo ya que esta suele ser muy especial debido a su particularidad, ya que esta no es precisamente aquella en donde el feto tiene dos semanas desarrollándose, sino aquella en donde el óvulo ni siquiera ha sido fecundado. Quizás te preguntarás a qué nos referimos, y probablemente estarás pensando que no sabemos lo que decimos, pero a continuación se los explicamos.

Como no es completamente posible saber el día en el cual ha ocurrido la concepción, los médicos especialistas se basan en un embarazo de cuarenta semanas en donde las mismas se calculan partiendo desde el primer día de la última menstruación. Es importante saber diferenciar las semanas de embarazo, y la edad del bebé.

2 semanas de embarazo – El desarrollo del embrión

Esto quiere decir que la segunda semana de embarazo es aquella en la cual el cuerpo de la mujer empieza el proceso de preparación para comenzar el embarazo.

En este tiempo ocurre la proliferación del endometrio y comienza la ovulación. Si nos basamos en el hecho lógico de que entonces la gestación dura aproximadamente unas cuarenta semanas, si le restamos las dos primeras semanas de embarazo, antes de la concepción, eso nos dejaría unas treinta y ocho semanas de gestación, aproximadamente, antes de que el bebé nazca.

Es importante saber establecer un cálculo preciso en el cual la mujer comienza su periodo de ovulación, con el fin de que la misma pueda saber cuándo tener sexo regularmente, siempre y cuando esté buscando quedar en cinta, o cuando protegerse para evitarlo. Esto suele ser muy importante, sobretodo para aquellas mujeres que no cuentan con un periodo regular.

A esto nos referimos con que la segunda semana de embarazo suele ser muy especial, gracias a esta particularidad, ya que realmente no existe aún un embarazo, pero sí el riesgo muy alto de uno. Es una semana muy peculiar gracias a los cambios que ocurren en el cuerpo de la mujer.

¿Qué pasa en la segunda semana de embarazo?

Es importante tener en cuenta de que a pesar de que aún no exista un óvulo fecundado, el cuerpo se prepara para que esto ocurra, lo que genera que un óvulo sea fecundado por un espermatozoide luego del momento de la concepción. En algunas ocasiones, no seguidas, pueden fecundarse más de un óvulo, lo que quiere decir que puedes tener más de un bebé en una misma concepción.

Vamos a destacar el hecho de que los días más fértiles de la mujer están entre el día doce y el día catorce del ciclo. En este pequeño periodo de tiempo los niveles de estrógeno del cuerpo se alzan hasta alcanzar el punto más elevado de todos, así como también la testosterona, la cual se encarga de la libido de las mujer, lo que las hace querer tener relaciones sexuales durante esos días en particular.

desarrollo del embrion

Entonces, en la semana dos del embarazo, es la segunda semana del ciclo menstrual. Esto suele ser denominado como la fase folicular de este ciclo, en donde se considera que las mujeres están previas a la ovulación.

Una vez que el ciclo menstrual da comienzo, ciertas hormonas comienza a secretar en gran medida, específicamente aquellas que se encargan de que los ovarios funcionen bien. En este punto comienza a ocurrir el reclutamiento folicular, en el cual la hormona FSH aumenta en gran medida y esto va generando que los folículos ováricos comiencen a crecer y emigren hasta lo que es la parte superficial del ovario.

Estos folículos son similares a bolsitas de pequeño tamaño que poco a poco se va llenando de líquido hasta tener un óvulo dentro de cada una de estas. Apenas comienza la segunda semana, esto se estabiliza.

Entonces ocurre la ovulación, específicamente en el final de esta segunda semana. En este punto ocurre lo que es el aumento de la hormona LH, en donde el folículo se rompe y el óvulo se libera y va directamente hacia la trompa de Falopio. Una vez que esto ocurre, quedar embarazada es muy sencillo.

fases del embarazo

Síntomas de la segunda semana de embarazo

Como ya hemos establecido en un par de ocasiones, en estas semanas no existe concepción por lo que no existe embarazo. Sin embargo, en el periodo de la ovulación, en donde el cuerpo va cambiando por dentro, en algunas mujeres ocurren ciertos síntomas que ellas toman en cuenta por su similitud a algunos síntomas que ocurren cuando realmente se está en cinta, por lo que catalogan estos síntomas como previos a la concepción.

Estos síntomas son los siguientes:

Flujo vaginal

El flujo vaginal que comúnmente ocurre en las mujeres en la segunda semana de embarazo, es muy abundando y cuenta con una viscosidad que se asemeja a la clara del huevo.

Aumento de la temperatura corporal

Por lo general, las mujeres pueden variar su temperatura corporal, e ir desde los 0.2, a los 0.5º C. Sin embargo, no todas sienten este cambio.

sintomas de estar embarazada

Aumento del deseo sexual

Como decíamos, en este periodo las mujeres se sienten con ganas de mantener relaciones sexuales en gran medida, lo que puede ser una ventaja para todas aquellas parejas que desean tener un bebé.

que se siente cuando estas embarazada

Dolor abdominal e hinchazón

Estos síntomas sueles ser similares alos que ocurren en la menstruación, sólo que en menor medida. Algunas mujeres creen que pueda ser un padecimiento común del ciclo menstrual.

Molestias en los senos

Este síntoma también puede ser similar al que ocurre en el ciclo menstrual, sobretodo porque ocurre de forma seguida en un periodo y otro.

Como pueden ver, son síntomas que varían entre los que ocurren en el ciclo menstrual, y los que ocurren en el embarazo, con la diferencia de que estos ocurren en menor medida y son más tolerables. En algunas ocasiones pasan desapercibidos por las mujeres.

¿Cuáles son los síntomas de una segunda semana de embarazo?

Como ya hemos establecido, al no existir un verdadero embarazo, no puede sentirse nada más de esto que se asemeje a una gestación, ya que la concepción aún no ha ocurrido. Si se pudiese establecer el día exacto de la concepción, tal vez esto pudiese variar un poco y se estableciese otro periodo de gestación y un periodo previo a la misma.

Sin embargo, aún los especialistas no han encontrado el modo correcto de saber estas fechas, por lo que para llevar un verdadero control sobre la edad del bebé, se basan partiendo de estas dos semanas.

Test de ovulación

Si bien el periodo de ovulación suele ser muy específico, y los síntomas anteriormente mencionados también, existen mujeres que no notan ni uno, ni otros, por lo que si están buscando quedan embarazadas y no saben cuándo es el momento preciso para esto, no deben preocuparse, ya que existe un modo muy particular de saber si se está ovulando o no.

El test de ovulación es una prueba similar a las de embarazo, en donde estos también pueden ser comprados en la farmacia de preferencia. Esta prueba consiste en que se observe el pico de LH en la orina, para poder saber si la mujer se encuentra en sus días fértiles.

Preguntas frecuentes

Si bien suena sencillo, algunas mujeres tienden a confundirse habitualmente con este periodo de tiempo, por lo que suelen visitar a un médico y generar dos preguntas muy habituales.

Para poder aclarar las dudas y evitar que acaben de leer este post y visiten a un médico, nosotros responderemos a estas preguntas basándonos en las opiniones de los médicos, y en la lógica de lo que hemos venido explicando.

Las preguntas son las siguientes:

  • “¿Puedo realizarme una ecografía en donde pueda ver algún cambio?”

La respuesta es, en definitiva, negativa. No olviden que no existe un bebé, ni siquiera la concepción, por lo que los cambios de los que hemos venido hablando no se pueden observar gracias a una ecografía. Incluso, tampoco debe hacerse un test de embarazo.

Ahora bien, si quieres revisar cómo tienes los ovarios o el útero para observar tu cuerpo, o hacerte un test de ovulación, esto sí puedes hacerlo. Cualquier examen o prueba que sea antes de la gestación es bien permitido.

  • “Entonces, ¿no se puede abortar en la segunda semana?”

Esta pregunta es muy frecuente, sobretodo porque las mujeres no saben diferenciarlo que es la segunda semana de embarazo, y la segunda semana de vida del feto que se está desarrollando. Es importante saber que nada puede abortarse, porque nada existe aún.

Sin embargo, si se mantuvieron relaciones sexuales en este periodo y no hubo protección, si no se desea un bebé, se puede tomar la píldora segura del día después para detener el proceso de fecundación. Ahora, si la pregunta se refiere a que si se puede abortar en la segunda semana de desarrollo del feto, la respuesta es sí, con ciertos fármacos indicados por un médico.

Cuidados y recomendaciones

Si estás buscando quedar embarazada, es necesario que además de tener en cuenta estas dos semanas de embarazo, o de ovulación, como mejor quieras llamarlas, es necesario que tengas en cuenta que debes empezar un proceso de cuidados en donde tu cuerpo deberá prepararse para comenzar nueve meses de cambios, tanto físicos, como emocionales.

Lo principal a llevar a cabo es cambiar las malas costumbres y creas nuevos hábitos en todos los sentidos. Si bien no estabas planeando tener un bebé y de repente quedaste en cinta, estos cuidados también debes tenerlos en cuenta, ya que para esto nunca es tarde.

Lo importante es llevar una buena alimentación, ya que no puedes olvidar que la vida que llevarás en tu interior va a alimentarse de todo lo que tú vayas a comer, por lo que si comienzas a consumir comida chatarra todo el tiempo, tu bebé también lo hará. No estamos diciendo que no puedes, los gustos no puedes negártelos, tan solo ten presente que todo en exceso es malo y que estando en cinta no se te permite ser egoísta.

cuidados en la segunda semana de embarazo

Dentro de las recomendaciones principales para llevar a cabo durante y después de estas dos semanas de embarazo, se encuentran las siguientes:

  1. No dejes de visitar a tu ginecólogo. Es de suma importancia que antes, durante y después de todo el embarazo vayas a una consulta con tu médico en periodos de tiempo que el mismo establezca. En estas visitas se podrá llevar un control en el peso y la edad del bebé, además de que pueden escucharse sus latidos y observarse cualquier problema que pueda existir con el mismo.
  2. Cuida tu alimentación. Como decíamos, es importante que pienses en partido doble, ya que si bien puedes comer de todo, debes hacerlo con moderación. Trata de tomar todos los fármacos y las vitaminas que te recete tu ginecólogo, esto ayudará a que tu bebé se desarrolle mejor y crezca sano y fuerte.
  3. Evita el café, la nicotina y el alcohol. En esto no se puede ser egoísta en lo absoluto. No puedes tomar café de forma regular, menos que menos puede fumar cualquier cosa, y debes evitar el alcohol durante y después del embarazo. Esto puede acabar con la vida de tu bebé, hacerle daño y crear un riesgo de aborto.
  4. Busca apoyo y resuelve tus dudas en diversos grupos de apoyo en donde muchas mujeres embarazadas o en busca de un embarazo se reúnen y hablan de sus quejas, dudas e inquietudes.
  5. Puedes tomar antibióticos durante estas semanas, siempre y cuando tu médico sepa .cuáles son y la razón por la cual los estás tomando.
  6. Trata de mantener siempre tu peso ideal, restando siempre el del bebé para que no exista un descontrol en tu cuerpo.
  7. Si eres una persona de viajar en gran medida, debes consultar a tu médico si puedes hacerlo durante estas dos semanas y durante las siguientes a la concepción. El mismo deberá chequear tu estado anímico para saber si puedes soportar el estrés de los viajes continuos y saber si tu bebé los podrá tolerar.
  8. Haz ejercicios pero específicos, no con demasiada fuerza, en donde la resistencia que apliques no sea demasiada. Esto evitará que exista un riesgo de aborto espontáneo.