Saltar al contenido

Rabia en Perros

La rabia es una enfermedad muy común y una de las más antiguas, que si bien hoy en día no se ve de forma tan regular como en décadas anteriores, aún sigue siendo conocida por la frecuencia con la cual ataca a los perros.

¿Qué es la rabia en los perros?

Y es que si bien esta enfermedad ataca a todos los mamíferos, incluyendo a los humanos, los perros son los más grandes transmisores. Si bien ataca a una gran población de animales alrededor de todo el mundo, en la Antártida y en Australia no se encuentra esta enfermedad.

A pesar de que no es mucha la cantidad de animales o humanos que han fallecido por la rabia, es una enfermedad peligrosa y mortal para ambos. La forma se transmisión más común suele ser la saliva, aunque en casos extraños, a través del aire también se ha contagiado.

¿Qué hace la rabia en los perros?

Esta busca transmitirse a cualquier animal que cuente con sangre caliente, siendo los perros los más afectados. Sin embargo, en ciertos países los murciélagos son los principales transmisores de la rabia. Lo más importante es detectar la causa que la ocasiona, tanto en animales como en humanos, ya que de esta forma se soluciona el problema desde la raíz; y luego reducir los síntomas lo más que sea posible, hasta eliminar la enfermedad.

Es una enfermedad viral e infecciosa, que además de perros, humanos y murciélagos, también es capaz de afectar a hurones y a zorros. Además de poder transmitirse por la saliva, también por arañazos, aunque más adelante hablaremos más a fondo de las formas de contagio.

Es importante tener en cuenta que la rabia en los perros no es fácil de diagnosticar a simple vista, por lo que es necesario prestar atención a los síntomas. Esto ocurre debido a que si no es por medio de una mordedura, los caninos no pueden verse afectados por la rabia; gracias a esto se debes prestar atención al cuerpo del animal y si no se consigue una mordedura, puede que la misma sea muy pequeña, pero exista.

rabia en perros

¿Cómo se contagia la rabia en los perros?

Al hablar de una enfermedad contagiosa, hablamos de una enfermedad infecciosa, y por ende, de una enfermedad que parte de un virus. Este virus lleva el nombre de Rhabdoviridae, y suele transferirse a través de la saliva del animal que se encuentra infectado.

Sin embargo, han surgido estudios y documentales en donde se expone el hecho de que la rabia pueda ser transmitida a través del aire, en micropartículas que son aspiradas por animales o humanos. Pese a ello, estos casos tan sólo han ocurrido en diversas cuevas en donde los murciélagos infectados se encuentran en el mismo sitio y se contagian sin necesidad de mordeduras.

Hablando de forma global, los perros son los principales portadores del virus ya que son los animales más afectados por esta enfermedad. Sin embargo, es importante destacar el hecho de que no todos los perros domésticos pueden contagiarse de este virus, ya que si los mismos han sido vacunados y llevan estrictas reglas de higiene en su hogar, las posibilidades de contagio son muy escasas.

No sólo los perros son los animales domésticos capaces de contagiarse de la rabia, sino también los gatos, por lo que estos se consideran los segundos animales domésticos capaces de transmitir el virus.

Los humanos pueden contagiarse siempre que un animal, sea cual sea, los muerda o aruñe a profundidad y estén infectados con el virus, por lo que es fundamental mantener una limpieza profunda y un cuidado médico muy exigente con las vacunas y nuestros animales, sobretodo porque la enfermedad no se muestra desde el comienzo.

cómo se contagia la rabia en os perros

Fases de la rabia

La rabia es una enfermedad que se compone de fases que van surgiendo conforme va pasando el tiempo. Dependiendo de estas fases van ocurriendo los síntomas.

Las fases de la rabia en los perros son las siguientes:

Fase prodrómica

En esta fase comienzan los primeros síntomas y suele caracterizarse por ser de muy corta duración, no pasando de cuatro días. En esta fase los síntomas suelen ser muy básicos.

Fase furiosa

Esta fase no es obligatoria en la enfermedad, por lo no siempre aparece cuando al perro le da la rabia. Suele ser tal como su nombre nos lo indica, ya que es aquella en donde el animal se muestra agresivo e intolerante a cualquier detalle, sobretodo porque se irritan de sobremanera. Esta suele ser una de las etapas más difíciles de sobrellevar, sobretodo para el dueño del animal.

Fase paralítica

En esta fase, la última, la vida del animal se encuentra en riesgo ya que es aquella en la cual algunos músculos del perro se paralizan, sobretodo aquellos que se encuentran a la altura del cuello, lo que impide que puedan tragar o respirar. Es mejor conocida como la fase muda y es aquella en donde se le observa al animal con saliva en la boca abierta y cara de enojo.

fases de la rabia

¿Cuáles son los síntomas?

El virus que ocasiona la rabia se caracteriza por contar con un periodo de incubación que varía entre las tres y las ocho semanas, en donde existen ocasiones en las cuales este periodo se puede alargar un poco más. Esto va ocasionando que las fases de la enfermedad surjan en su debido momento, produciendo una serie de síntomas característicos de cada una de las fases.

Hinchazón o enrojecimiento

Este síntoma suele ser muy llamativo, sobretodo porque afecta a los perros de forma muy común.

Dolor de cabeza

Este es uno de los síntomas más difíciles de notar, ya que los perros no tienen un modo directo de indicarnos que tienen dolor de cabeza, pero suele ser fácil de identificar por su estado anímico y emocional.

Fiebre

La temperatura alta suele ser el síntomas más frecuente y común, por lo decir que es el principal y surge de forma frecuente.

Malestar general

Dentro de este malestar surgen síntomas emocionales en donde se observa al perro decaído y demasiado tranquilo.

Náuseas

Las náuseas pueden deberse a la falta de apetito y a que el virus les afecte su estómago, por lo que es otro de los síntomas principales de la enfermedad.

síntomas de la rabia en los perros

Síntomas de según fase de la rabia

  • Fase prodrómica (etapa 1)

En la fase prodrómica, o mejor catalogada como la etapa 1 de la enfermedad, los síntomas que surgen pueden ser muy claros, en donde los perros se notan diferentes y con una conducta poco habitual en los mismos.

Si bien existen mascotas que son muy tranquilas, en los casos de la rabia estos se vuelven muy pasivos y no se alegran ni por la comida, además de que se observan nerviosos en todo momento, ansiosos en ocasiones y muy asustadizos.

Suelen aislarse de su entorno común, y si los perros son antipáticos o agresivos por naturaleza, la rabia hace que se vuelvan extrañamente cariñosos. Suelen presentar fiebres muy altas o moderadas.

  • Fase furiosa (etapa 2)

Esta fase, como bien decíamos más arriba, no suele aparecer en todos los perros afectados con la rabia, pero es la fase en donde los síntomas se hacen más notorios de todas.

Los síntomas más comunes que ocurren en la fase furiosa son una irritabilidad poco habitual, hiperactividad repentina y agresividad extrema, en donde suelen agredir a cualquier persona o animal que se encuentre cerca. Además, no descansan la cantidad adecuada de tiempo, por lo que esto también contribuye a su mal humor.

Por otra parte, existen otros síntomas más graves, como una dificultad notoria para orientarse y periodos de convulsión en donde puede estar en riesgo la vida del perro.

Esta fase no baja de un día, ni pasa de una semana.

  • Fase paralítica (etapa 3)

En casos extremos en donde la rabia no es tratada, no es muy grande la cantidad de perros que llegan a esta etapa, ya que fallecen antes. En esta fase los síntomas son mucho más graves que los anteriores, ya que ciertos músculos tanto de la cabeza, como del cuello, se paralizan.

Esto ocasiona que el perro no pueda tragar, lo que impide su respiración, ocasionando de esta forma la muerte inminente del perro.

¿La rabia se puede tratar?

Existen ciertas medidas que pueden tomarse para  calmar los síntomas del perro, pero la verdad es que la rabia no cuenta con un tratamiento, ni una cura, por lo que todos los perros que la tienen acaban muriendo en algún punto. Sin embargo, es importante mencionar que existe una vacuna que previene la rabia.

En el caso de los humanos suele ser un poco más sencillo, ya que además de una vacuna, para prevenir el virus se puede limpiar y desinfectar rápidamente la herida para evitar que la saliva llegue hasta el organismo.

Lo más importante de todo es la vacuna, por lo que si planeas tener un perro o ha nacido uno dentro de tu hogar, debes vacunarle una primera dosis en los primeros tres meses de vida del animal, y luego, según lo indique el veterinario, ir reforzando la dosis en diversas ocasiones. Si planeas adoptar un perro o salvarlo de la calle, procura llevarlo rápidamente a un veterinario para que le haga una extensa revisión y si no hay síntomas de rabia, vacunar al animal.

¿Qué hacer si me agrede un animal infectado de rabia?

La rabia es una enfermedad que también preocupa a los humanos en gran medida, sobretodo porque la misma llega hasta el cerebro, afectando de sobremanera a la persona infectada. Si has sido mordido por un animal que tiene rabia, lo ideal y más importante de todo es limpiar la herida con presión de agua y mucho jabón, por más de cinco minutos, lo más rápido que se pueda tras haber ocurrido la lesión. Si cuentas con algún tipo de desinfectante, no dudes en utilizarlo.

Existen medidas que pueden aplicarse según haya sido la lesión y el animal que haya generado la misma, ya que suele tratarse de modo distinto según sea el caso, y este tiene que establecerse por un médico especialista.