Síntomas premenstruales

By |

Introducción

La menstruación es un proceso conocido que ataca a todas las mujeres desde cierta edad, en donde estos números pueden variar de entre diez y quince años, aunque el promedio común de la edad en la cual a la mayoría de las chicas les llega su periodo, es a los a trece años. A partir de dicho momento, el cuerpo femenino tiene la capacidad de gestar un bebé, desde el punto de vista de la fecundación, por lo que se deben llevar a cabo ciertas pautas necesarias desde la primera menstruación.

Cuando este procedimiento comienza a dar lugar, cambios hormonales comienzan a ocurrir en el organismo de la fémina en cuestión, en donde una serie de síntomas premenstruales se desarrollan. Si bien el periodo es algo común, estamos hablando de un proceso en el cual el útero comienza a expulsar todo el desarrollo que crea para engendrar un bebé.

Es decir, para explicarlo de otro modo, hemos de decir que la zona del útero, una vez por mes, comienza un proceso de ajuste en el cual comienza a adaptarse para una posible gestación. Si esto no ocurre, entonces todas las paredes creadas para dicho procedimiento embrionario, comienzan a desprenderse y ocurre el sangrado. El periodo tiende a ocurrir cada veintiocho días, aunque dependiendo de cada mujer, este número puede variar, incluso mes por mes.

A pesar de que la menstruación es algo natural y común que les ocurre a todas las mujeres mayores de diez años, no ocurre de la misma forma en todas ellas, inclusive nunca les ocurre igual cada mes. Lamentablemente, este desprendimiento de sangre tiende a ser doloroso y trae consigo una serie de síntomas que ocurren tanto antes, como después del proceso.

Los síntomas premenstruales, son síntomas que ocurren entre el proceso de postovulación y la menstruación, ya que apenas finaliza esta etapa en la cual el cuerpo comienza a producir más óvulos y el flujo vaginal se vuelve más espeso y  más abundante. Durante estos días, el cuerpo comienza una serie de cambios que ayudan a enfocar el hecho de que el periodo está próximo, y si bien esto no ocurre igual en todas las mujeres, los síntomas tienden a ser muy específicos.

Es importante que cada mujer conozca su cuerpo, que entienda lo que está ocurriendo y que se enfoque en reducir los síntomas mientras pasan los días y llega la menstruación.

Síntomas premenstruales

Con el fin de ayudarte a conocer tu cuerpo, hemos de establecer una lista con los principales síntomas premenstruales que suelen atacar a un 85% de la población femenina, en donde estos suelen variar pero básicamente ocurren de un mismo modo. Estos síntomas son capaces de aparecer unos días antes de que vaya a comenzar el periodo, así como también son capaces de aparecer una semana antes, dependiendo de cada organismo.

Este periodo se caracteriza por contar con un sinfín de molestias en las cuales las mujeres tienden a comenzar un ciclo conflictivo con tu cuerpo, en donde en algunas ocasiones esto tiende a variar ya que las molestias pueden ser confundidas con situaciones de estrés o malas digestiones. Para salir de dudas y establecer una lista correcta, a continuación les presentamos los principales síntomas premenstruales que atacan a las mujeres como aviso de que el periodo va a  comenzar:

Molestias en los senos

Las molestias en los senos son muy comunes y atacan a un gran número de mujeres de cualquiera edad. En sí, las molestias comprenden inflamación, dolor y aumento en la sensibilidad al tacto. Esto quiere decir que el tamaño de los senos es capaz de aumentar hasta el doble de su tamaño y pueden volverse sensibles ante cualquier tipo de roce. En muchas ocasiones el dolor en los pechos tiende a ser intenso.

Acné

El acné es uno de los síntomas más visibles y molestos de este grupo, sobretodo porque suelen atacar bruscamente a muchas de las mujeres que están próximas a su menstruación. En sí, el acné comienza cuando los cambios hormonales comienzan a ocurrir en el organismo, preparando al cuerpo para la menstruación. Este síntoma se caracteriza por aparecer en la zona de la barbilla, de la frente, de los pómulos, de las sienes y de la nariz, en ocasiones en una sola de estas zonas, mientras que en otras veces suelen combinarse los lugares.

Si bien este síntoma premenstrual es muy común en las chicas adolescentes con su menstruación, también suele ocurrir en jóvenes y mujeres de la edad adulta.

Retención de líquidos

Otra de las cosas que comúnmente ocurren cuando se trata de una etapa premenstrual, es que el cuerpo comienza a hincharse de forma gradual. Es decir, conforme van pasando los días, el cuerpo va tomando una forma más inflada, sobretodo en la zona de la pelvis. Cuando esto ocurre, es porque la progesterona está aumentando debido a la fecha próxima de la menstruación.

La inflamación del bajo vientre suele durar algunos días y permanecer durante toda la menstruación, o bien, durante los dos primeros días de la misma.

Irritación

En lo absoluto es mentira que la premenstruación y la menstruación, son situaciones que desencadenan cambios en el humor y en la paciencia de las mujeres, ya que esto tiende a ocurrir en gran escala. A raíz de este hecho es que podemos confirmar que es normal que las féminas se vuelvan más enfadas, irritables, malhumoradas y con poca tolerancia durante algunos días del mes. Esto también es causado por los cambios que se crean en el cuerpo gracias a las hormonas.

Por otro lado, aunque en mucha menor escala, tiende a ocurrir también que las mujeres se vuelvan más simpáticas y felices, aunque esto tiende a combinarse con la irritación y un cuadro de bipolaridad puede comenzar.

Aumento del apetito

¡Por supuesto! Es más que normal que el apetito comience a aumentar en cuanto la menstruación se acerca, en donde cada mujer tiende a aumentar sus ansias de comer todo aquello que les gusta y les quite la ansiedad, en donde los dulces tienden a ser el plato principal. Esto no quiere decir que pasen todo este periodo comiendo tan sólo dulces, pero sí una gran parte del mismo.

Además, suele ocurrir también que algunos alimentos producen náuseas, similar a cuando una mujer se encuentra embarazada. Ambas situaciones son capaces de durar este periodo y toda la menstruación.

Cansancio

Es muy común que una mujer tenga ciertos días en donde su cuerpo se encuentra cansado, como si no quisiera hacer nada y con niveles muy bajos de energía. Esto se debe a la preparación por la que comienza el cuerpo para la menstruación, lo que acaba agotando físicamente a la mujer en cuestión.

Por otra parte, se habla también de una capacidad menor de concentración, sobretodo cuando ya faltan entre dos y tres días para que comience la menstruación. No suele ser algo demasiado grave y tiende a controlarse cuando ya el periodo está cediendo.

Molestias gastrointestinales

Otra de las molestias que surgen días antes de que la menstruación vaya a comenzar, son aquellas que afectan a nivel estomacal, en donde muchas mujeres se sienten incómodas tras estos cambios abruptos que ocurren en la zona abdominal.  Suelen ocurrir combinados o de forma individual, en donde el estreñimiento, los vómitos y la diarrea tienden a ser las molestias más frecuentes. También ocurre que surgen náuseas sobre cualquier tipo de alimento, por lo que el apetito tiende a disminuir en gran medida.

Insomnio

El insomnio es otro de los primeros síntomas en aparecer antes de que el periodo vaya a comenzar, y es tan frecuente como el acné o las molestias en los senos. En sí, esto tiende a ocurrir cuando el estrés ataca el cuerpo de las mujeres y esto se combina con los cambios hormonales, lo que acaba causando que muy pocas chicas logren conciliar tranquilamente el sueño, o en efecto, logren descansar.

También suele ocurrir que en vez de insomnio, sucedan cambios en los patrones de sueño, como despertarse a media noche, dormir más tarde de lo normal, o más temprano, despertar varias veces en la madrugada, entre otros.

Cambios emocionales

Y cómo no, y además de volverse irritables, miles de mujeres sufren cambios en sus emociones, por los que se pueden observar hablando tranquilamente y tras algunos minutos o algún periodo de estrés, comienzan a llorar sin una razón aparente, en donde incluso ni ellas mismas son capaces de entender qué es lo que ocurre. Estos cambios pueden causar desde un ataque de felicidad extrema, hasta un momento de depresión que puede durar algunas horas. Por lo general el llanto es el cambio emocional más común dentro de la etapa de la premenstruación.

Dolor de cabeza

Por último, se encuentran los dolores de cabeza habituales. De todos los síntomas anteriores, este tiende a ser uno de los que más suelen suceder, sobretodo porque parten de los cambios hormonales, de las situaciones personales y del estrés tan común que se está viviendo hoy en día.

Estos dolores pueden volverse regulares y frecuentes, y durar hasta incluso después de que la menstruación haya comenzado.

¿Cómo calmar los síntomas premenstruales?

Como han podido observar, las mujeres deben pasar por una serie de síntomas premenstruales igual o más molestos que los síntomas menstruales en sí. Esto se debe a todo el cambio por el que debe pasar el cuerpo hasta acoplarse a que este proceso ha de comenzar. No debemos olvidar que este procedimiento ocurre para preparar al cuerpo ante un posible embarazado, ya que durante la fase de premenstruación, toda la zona del cuello uterino comienza a prepararse para ello. Si no ha de ocurrir la fecundación esperada, entonces ocurre el sangrado vaginal y los otros síntomas.

Es bien sabido que todos estos síntomas ocurren partiendo de cada organismo, por lo que no pueden ser prevenidos o eliminados de forma sencilla. Partiendo de esto, hemos de informar sobre algunos consejos que se pueden llevar a cabo con el fin de reducir las molestias en gran escala y soportar los días de molestias premenstruales.

Las recomendaciones, son las siguientes:

  1. No hagas demasiado esfuerzo físico. Si comienzas a tener algunos síntomas, es normal que vayas a cansarte de forma común, por lo que mientras menos esfuerzo físico hagas, menos serán las probabilidades de un agotamiento excesivo. Puedes trabajar, asistir al instituto y hasta cocinar, pero evita actividades demasiado agotadoras.
  2. Si sientes que comenzará un dolor de cabeza, toma un analgésico rápidamente. Esto ayudará a evitar y a prevenir que el mismo se mantenga durante un periodo de tiempo prolongado.
  3. Usa ropa cómoda. Las molestias en los senos son de lo peor, por lo que mientras menos ropa fuerte que genere presión en esta, tengas, menos molestias sentirás. Si puedes, busca camisas de algodón, ropa interior cómoda y cremas hidratantes y frías que ayuden a la sensibilidad.
  4. Compresas de agua caliente. Si tienes la zona abdominal demasiado inflamada, pueden realizar compresas de agua caliente con el fin de reducir la inflamación y el dolor. Así mismo, puedes ingerir un té de manzanilla para ayudar a estos síntomas.
  5. Consume alimentos saludables. Si tienes problemas gastrointestinales y molestias muy frecuentes, no consumas alimentos que empeoren esta situación. Consume fritas, verduras y vegetales, jugos naturales y mucho agua. Evita la grasa, el azúcar en exceso y los refrescos.
  6. Evita el estrés. Es importante que dejes de lado cualquier tipo de situación que pueda estresarte, ya que esto tan sólo hace que tus síntomas empeoren y tus cambios emocionales se vuelvan más frecuentes.
  7. Realiza ejercicio y actividades al aire libre. ¡Nadie dijo que las mujeres no pueden hacer ejercicio antes, durante y después de la menstruación! Es importante dejar el tabú y los mitos a un lado, ya que si no se cuenta con síntomas que lo impidan, hacer estas actividades de forma común es maravilloso para tu cuerpo.

Es imposible dejar atrás estas molestias tan sólo ignorándolas, el primer paso para superarlas es aceptándolas y buscando vivir con ellas de forma controlada. La menstruación no dura toda la vida, ya que cuando comienza la menopausia esta se irá. Hazte amiga de tu periodo y controla estos molestos síntomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.