Saltar al contenido

¿Por qué siento dolor de brazos y hombros al dormir?

abril 2, 2021

El dolor de brazos y hombros al dormir es un malestar muy persistente por las noches, el problema está en que en un estado de reposo ya habiendo logrado conciliar el sueño es algo complicado pararnos a ver qué está pasando o buscar una forma de aliviar este dolor.

Despertarse a mitad de la noche o por la madrugada sintiendo dolor de brazos y hombros es bastante molesto y preocupante ya que nadie espera sentir dolor por el simple hecho de descansar.

Muchas veces también pasa que al levantarnos por la mañana ya nos sentimos mejor, el dolor se ha ido y le restamos importancia.

Por ende, nos quedamos con esa duda de qué pudo haber pasado. En este artículo vamos a tratar de explicar qué es lo que causa el dolor de brazos y hombros al dormir.

Y algunas formas de prevenir este malestar tan repentino y agudo.

Síntomas del dolor de brazos y hombros al dormir

dolor de brazos y hombros sintomas

Este dolor es bastante particular, el mismo hecho de estar dormidos cuando se produce ya hace que nos cuestionemos las causas.

Sin embargo, al mismo tiempo hay algunas características y síntomas que acompañan al dolor de brazos y hombros en estas situaciones:

  • El dolor de por sí ya lo podemos sentir, pero se hace más agudo cuando movemos el brazo, los hombros o las articulaciones implicadas.
  • El dolor se caracteriza por ser punzante y se irradia a zonas cercanas del brazo o el hombro como el cuello y la nuca.
  • En algunos casos puede haber inflamación, pero es más común el darnos cuenta que el brazo ha adoptado una posición extraña.
  • Hay entumecimiento, aunque también tiene ciertas particularidades, es como sentir una constante y leve descarga eléctrica.

Si se trata de entumecimiento podemos incluso no sentir el brazo, es por el corte del flujo sanguíneo y se alivia al mover nuestro brazo usando el otro.

  • Existen casos en los que el dolor se da en el brazo izquierdo únicamente, este dolor al margen de manifestarse al dormir o no, puede ser una alerta de un inminente paro cardíaco.

¿Cuáles son las causas del dolor de brazos y hombro al dormir?

dolor de brazos y hombros causas

Para tener un diagnóstico lo mejor es visitar al médico, no es posible que por nuestra cuenta nos diagnostiquemos.

Pero podemos tener ciertas pistas de lo que puede estar pasando, esta información te servirá al momento de acudir al médico.

Ya que mientras más información le brindes sobre tu dolencia, más rápido será el diagnóstico y el consiguiente tratamiento.

Mala postura

Es lo más común, incluso puede causar dolores en la espalda, piernas y otras partes del cuerpo.

Lo que pasa al adoptar una mala postura es que cortamos la circulación de la sangre, es en ocasiones imposible de evitar pues muchos nos movemos al dormir.

Pero en efecto, es una posible causa, lo mejor que podemos hacer al despertar y sentir este dolor de brazos y hombros es retomar una buena postura que permita la circulación de la sangre en todo el cuerpo.

Mala postura al trabajar

Esto también puede causar dolor de brazos y hombros al dormir ya que son varias horas que pasamos frente al ordenador.

Si lo hacemos en una mala postura el dolor de espalda, piernas y brazos no se hará esperar.

Además el dolor se puede sentir por las noches al dormir.

Lesiones

Incluso si no sabemos que la tenemos, el dolor puede hacerse muy intenso cuando dormimos, un golpe en el hombro o brazo puede causar una lesión.

Dependiendo de las circunstancias en las que se dio este golpe sentiremos el dolor por las noches.

También sucede debido a que muchas veces al dormir de lado el peso de nuestro cuerpo se apoya en las articulaciones de un lado.

Esto hace que el dolor de la lesión comience a sentirse, lo primero a hacer es adoptar una buena postura, dormir boca arriba es la mejor, al día siguiente no esperar más e ir al médico.

Tendinitis

Especialmente cuando afectan el llamado “manguito rotador” del hombro, se trata de un grupo muscular que permite que podamos mover el brazo de forma circular.

Lo podemos hacer incluso en 360 grados con el brazo totalmente estirado, esto es gracias a dicho maguito rotador.

Si la tendinitis afecta esos músculos tendremos un dolor fuerte al dormir.

Un colchón de diseño malo

Suena obvio, pero es algo que muchas veces pasamos por alto, es importante saber elegir un colchón que se adapte a nosotros.

Que sea ergonómico, duradero y suave, si elegimos el colchón más barato del mercado y sin fijarnos en sus características ni informarnos con el comprador acerca de sus beneficios.

De ser así podríamos padecer del dolor del brazos y hombros al dormir.

Padecer de estrés, ansiedad y depresión

Esto puede ser también una causa, por la constante tensión, el mal sueño, no poder dormir, movernos a cada instante por las noches.

No hay que olvidar que estos trastornos emocionales llegados a un punto hacen que nuestro cuerpo somatice.

El dolor es una forma en la que nuestro cuerpo nos avisa que está comenzando a verse afectado por estos trastornos.

Consejos para aliviar el dolor de brazos y hombros al dormir

dolor de brazos y hombros consejos

  • Hacer ejercicios antes de dormir, o bien puede ser por las mañanas o tardes, el punto es que el entrenar fortalece nuestra espalda, músculos de espalda, torso, brazos y nos relaja mucho.

Esto permite un descanso reparador por las noches y al fortalecer nuestras articulaciones, huesos y músculos, la probabilidad de padecer esta dolencia disminuye.

  • Los estiramientos también ayudan, antes de dormir podemos tomarnos unos minutos para realizar una serie de ejercicios de estiramiento.

Existen muchos que podemos realizar, si para entonces ya hemos padecido de dolor de brazos y hombros al dormir, es bueno aplicar compresas de hielo por 10 o 15 minutos colocando un paño entre la piel y estas compresas.

Esto ayudará a aliviar el dolor.

  • Relacionado a lo dicho antes, la posibilidad de elegir un buen colchón ortopédico y de buen material nos ahorrará muchas molestias y dolores.

No hace falta ser expertos en el tema, solo saber informarnos, ver opiniones, comparativas en Internet,.

Sobre todo pedir toda la asesoría posible al vendedor y finalmente elegir.

Aunque suene poco relevante, esto marca mucho la diferencia entre dormir plácidamente o despertarnos a media noche con un dolor que bien podríamos haber evitado.