Saltar al contenido

Picadura de garrapata ¿Cómo identificarla?

La garrapata es un tipo de ácaro considerado también un parásito externo, ya que se alimenta de la sangre de su huésped sin necesidad de estar dentro de él.

Es común ver garrapatas en perros desaseados o abandonados, gatos, caballos y otros animales, pero es también muy fácil que suban al cuerpo de nosotros los humanos, un dato interesante es que pertenece a la clase de los arácnidos.

Es decir, tiene cierta relación con las arañas y escorpiones y se puede notar en parte por la forma que tienen, en especial cuando todavía están en un tamaño pequeño.

Pero también debemos saber que existen 850 tipos diferentes de garrapatas.

Uno de los riesgos de sufrir una picadura de garrapata es que pueden contagiar enfermedades.

Otro peligro es que no es tan fácil darse cuenta que nos están picando debido a un químico que segregan y que tiene un efecto anestésico.

Ahora, vamos a ver cómo identificar la picadura de garrapata y aquellas enfermedades y peligros que conllevan estos insectos.

Señales que indican la picadura de garrapata

picadura de garrapata síntomas

No siempre la picadura de garrapata representa un riesgo para la salud, pero existen picaduras que sí pueden traer complicaciones.

Muchos expertos indican que el 50% de picaduras de garrapata no solo pasan desapercibidas sino que también no son para nada sencillas de reconocer, al punto que no sabemos que hemos sufrido una picadura.

Otro dato que es importante saber es que los climas cálidos y calurosos son más propicios para sufrir una picadura de garrapata.

  • Escozor: es un síntoma que no siempre aparece, pero sí existe la posibilidad y de ser así también hay enrojecimiento de la piel cercana a la picadura de garrapata.
  • Algo que debemos considerar es que la picadura de garrapata es más frecuente en partes del cuerpo donde la temperatura es caliente y donde hay humedad.

Por ejemplo: el ombligo, las axilas, la zona genital, zonas del cuerpo donde hay pliegues en la piel, notamos que son zonas donde no es fácil alcanzar a ver.

Por lo tanto hay que revisar bien usando espejos o a alguien que nos pueda ayudar.

Más allá de esto, no hay muchas formas de identificar la picadura de garrapata.

Es por lo tanto recomendable que alguna persona de confianza nos ayude a revisar dichas zonas difíciles de ver por nuestra cuenta.

Otros síntomas de la picadura de garrapata

Existen otros síntomas a los que también hay que estar alertas:

  • Puede presentarse dolor en las articulaciones o musculares.
  • Se siente el cuello rígido.
  • Un síntoma al que se debe tener cuidado es la debilidad generalizada.
  • Inflamación de ganglios.
  • Mala coordinación en los movimientos.
  • Puede haber problemas en el hígado, corazón y otros órganos internos.

Riesgos de la picadura de garrapata

picadura de garrapata riesgos

El mayor riesgo de la picadura de garrapata es que pueden transmitir enfermedades.

Sin embargo, hay un detalle, dichas enfermedades y la gravedad de las mismas depende de la región, del país.

Por citar un ejemplo, hasta hace poco en España se registraron casos de personas que contrajeron la enfermedad de Lyme.

Otras personas tras la picadura de garrapata contrajeron anaplasmosis humana, en menor medida Babesiosis.

Por otro lado, sí hay enfermedades más comunes, en cierta medida más conocidas y que suelen ser contagiadas por las garrapatas:

Fiebre botonosa

También llamada fiebre botonosa mediterránea, se caracteriza por provocar sarpullido y fiebre.

Se transmite por picadura de garrapata que a su vez es portadora del germen Ricktessia Conorii.

Es una enfermedad común especialmente en regiones del sur de Europa, en países de África y en algunos países asiáticos.

Tibola

Es una enfermedad que puede provocar fiebre, adenopatías en el cráneo, también escara necrosa.

Es decir, tejido muerto y que aparece en el cuero cabelludo, también puede aparecer el tejido muerto en la zona de la picadura.

Fiebre de Crimea-Congo

Es una fiebre causada por el virus Nairovirus y provoca fiebre alta, dolor muscular, diarrea, sensibilidad alta a la luz.

Incluso puede afectar el estado de ánimo, tiene un índice de mortalidad del 30%.

Tularemia

Es una enfermedad infecciosa muy común en conejos, sobre todo silvestres.

La buena noticia dentro de todo esto es que si la picadura de garrapata llegara a provocar en la persona alguna de estas enfermedades, puede tratarse.

Por lo general el tratamiento es en base a antibióticos.

Son pocos los casos que llegan a ser graves, pero de ser así puede incluso comprometerse órganos internos, problemas neurológicos y enfermedades en articulaciones, dependiendo de la enfermedad.

¿Qué medidas tomar ante la picadura de garrapata?

picadura de garrapata qué hacer

Como ya dijimos antes, no es cosa sencilla el darse cuenta de una picadura de garrapata, pero si llegas a verla o a sentirla, ya que después de todo es una picadura y es posible que se llegue a sentir el hincón.

Lo primero que se debe hacer es quitarla, esto debido a que mientras más tiempo está clavada a nuestra piel más riesgo de contagio o infección hay.

De ser posible usa pinzas pequeñas, además debes evitar aplastarla mientras la quitas.

Puede ocurrir que las entrañas y la sangre que ha estado chupando la garrapata la expulse y regrese por donde está la picadura, esto es bastante desagradable y peligroso.

Habiendo retirado a la garrapata lava con agua y jabón la zona de picadura, de ser posible usar antisépticos.

Lo que es prudente hacer luego de esto es conservar a la garrapata en una bolsa o un papel cerrado.

Si la persona comienza a tener fiebre o si siente alguno de los síntomas que mencionamos antes, lo que se debe hacer es acudir al médico y llevar a la garrapata para tener una certeza de qué fue lo que se pudo contagiar.