Síntomas del papiloma humano

By |

Introducción

El papiloma humano, como mejor se le conoce, es una enfermedad que surge tras una infección con un virus, el VPH (virus del papiloma humano). Esta es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes de todas, incluso más que el SIDA. Hoy por hoy, la cifra de personas que se encuentran activas con el virus del papiloma humano, ha superado en número la de todos aquellos que sufren de VIH.

Sin embargo, esto no es motivo suficiente para preocuparse por el VPH, ya que si bien en algunos casos la enfermedad puede ser molesta y permanente, en la mayoría de los mismos tiende a ser inofensiva y suele irse de forma espontánea. No obstante, es necesario tener en cuenta todos los pros y los contra del papiloma humano en general, ya que puede llegar a causar cáncer, como una de sus complicaciones principales.

Hoy en día, existen cientos de VPH, en donde casi un tercio de los mismos con capaces de atacar los genitales, tanto en hombres como en mujeres, incluyendo el recto y el ano. Este mismo número de VPH también es capaz de aparecer en la zona de la boca y de la garganta, propagándose el virus a través de las relaciones sexuales o, en su defecto, por medio de cualquier tipo de contacto físico e íntimo con las verrugas que aparecen por el virus.

Las verrugas son el síntoma específico del papiloma humano, independientemente de que esta enfermedad haya sido contagiada a través del acto sexual, o no. Y es que en muchos casos el VPH puede aparecer en forma de verrugas en las manos y en los pies, pero no suelen ser transmitidos a través del contacto sexual. Es necesario tener en cuenta estos detalles, de modo que se puedan establecer las diferencias de un virus y otro.

Ahora bien, como decíamos, el papiloma humano es muy frecuente desde hace algunos años, específicamente aquel que se contagia a través del acto sexual, apareciendo sí en la zona genital o bucal de los individuos. Esto se debe a que en muchas ocasiones el VPH no presenta síntomas que ayuden a la pareja sexual a concluir que la otra persona cuenta con esta enfermedad, por lo que no hay ningún síntoma que demuestre que no se encuentra sano. Y es que en la mayoría de los casos, los afectados no tienen idea de su enfermedad, por lo que resulta difícil evitar el contagio. A este tipo de VPH genital se le considera como inofensivo y suele desaparecer por sí mismo, siempre que el mismo no desarrolle verrugas, ya que de otro modo se trata de una enfermedad que no se cura.

Lo que se conoce como VPH de alto riesgo, es aquel tipo de papiloma humano que presenta cáncer en algún momento (VPH 16 y VPH 18), en donde los tipos de cáncer que suele ocasionar tienden a ser el cáncer cervical, de pene, en el ano, en la garganta y en la boca. Este tipo de papiloma humano no se cura, pero puede controlarse, por lo que es ideal consultar con un médico de confianza que ayude a diagnosticar el virus y tratarlo a tiempo.

Es importante tener en cuenta esta enfermedad, por lo que la información a temprana edad es ideal para evitar un posible contagio.

Medios de contagio

Como ya hemos dejado claro, el papiloma humano se contagia siempre que existe un contacto de piel con piel, no importa si es a través del contacto íntimo o por roces desprevenidos con manos y pies. Siempre que una persona cuente con verrugas de VPH, este podrá contagiar a todo aquel que tenga contacto con estas verrugas, e incluso si no las tiene, mientras exista la enfermedad y un contacto sexual, la enfermedad se propagará de un cuerpo a otro.

Además, es importante resaltar que no se trata tan sólo del contacto con los genitales, sino también con la boca y la garganta, por lo que si una persona cuenta con VPH en la garganta y realiza sexo oral, este le contagiará el virus a quien está teniendo contacto con la garganta infectada. Además, es importante mencionar que no es necesaria la existencia de eyaculación o penetración, ya que tan sólo un roce es suficiente para propagar la infección.

Síntomas del papiloma humano

Una vez que ocurre el contagio, el sistema inmune de cada organismo se pone en alerta y alcanza a derrotar y eliminar cualquier rastro del virus del papiloma humano, antes de que las verrugas comiencen a formarse. Sin embargo, estas verrugas cuando aparecen, se catalogan como el síntoma principal de esta enfermedad. Para entender mejor estas verrugas, a continuación las clasificamos:

  1. Verrugas genitales. Estas tienden a ser muy comunes y se caracterizan por observarse planas y con bultos de diferentes tamaños, similares a un coliflor. En otros casos, pueden observarse con forma de tallo alargado. En el caso de las mujeres, estas verrugas pueden observarse en diferentes lugares de su vagina, como la vulva, así como también en el cuello uterino y el ano. En el caso de los hombres, las verrugas se observan a lo largo de todo el pene, incluyendo el escroto y el ano. Estas verrugas no generan dolor, pero puede que comiencen a producir picazón.
  2. Verrugas comunes. Estas verrugas son aquellas que se observan en las manos, en los dedos y en los codos. Se observan como bultos duros y no presentan un problema para la salud. Sin embargo, no son visiblemente atractivas, por lo que producen incomodidad. Estas sí son capaces de producir dolor, sangrado y lesiones.
  3. Verrugas plantares. Estas son aquellas verrugas que se observan en la zona de los talones o en la parte delantera de los pies. Son incómodas, a veces producir dolor y lesiones, y se caracterizan por ser duras y granosas.
  4. Verrugas planas. Las verrugas planas tienden a ser protuberancias muy poco elevadas, que se observan planas en su gran mayoría y más oscuras de lo común. Estas pueden aparecer en cualquier persona, incluyendo niños y jóvenes, y pueden aparecer en cualquier lugar del cuerpo.

Siempre que exista un VPH activo en el organismo, será capaz de mostrar las verrugas como síntoma principal en la mayoría de los casos.

Factores de riesgo

Enfocándonos en este apartado en lo que el papiloma humano genital, hemos de establecer algunos factores de riesgo que aumentan en gran medida las probabilidades de contraer la infección.

  1. La cantidad de parejas sexuales. Esto es sencillo, ya que mientras más parejas sexuales diferentes tengas, más posibilidades tendrás de contagiarte con el VPH, sobretodo por desconocer la información o por falta de verrugas que indiquen la infección.
  2. La edad. En el caso de las verrugas genitales, estas tienden a aparecer en jóvenes cuyas edades varían entre los dieciocho y los veinticinco años de edad, específicamente, sobretodo porque mientras más jóvenes, más desinformados se encuentran. Si hablamos sobre las verrugas comunes, estas suelen aparecer frecuentemente en niños.
  3. Tener un sistema inmune débil. Mientras más débil tengas tu sistema inmune, menos fuerzas tendrá para protegerte de los virus existentes, incluyendo el VPH. Una de las principales razones por las cuales se debilita un sistema inmune, es por enfermedades específicas, como el SIDA.
  4. No utilizar protección. Si bien el papiloma humano igual puede contagiarse a través del contacto con diferentes zonas del cuerpo, si sólo se trata de penetración, el hecho de utilizar preservativos ayuda a evitar un posible contagio.

Ten en cuenta que la protección no es un método infalible de contagio, tan sólo es un factor de riesgo más si no se utiliza.

Preguntas frecuentes

Desde que este tema dejó de ser un tabú para miles de personas, así como el SIDA, se han realizado campañas informativas y muchas personas han acudido al médico con el fin de que les realice un chequeo físico exploratorio y así descartar tener el virus. Sin embargo, pese a ello, aún existen muchas dudas acerca del papiloma humano, por lo que en este apartado nos dedicaremos a responder las más frecuentes.

  1. ¿Cómo puedo hacerme la prueba del VPH?

Esta pregunta es importante, ya que no se trata tan sólo de una prueba de sangre que pueda pasar desapercibida, ya que esta no siempre forma parte de los exámenes generales. Antes que cualquier cosa, es importante perder la vergüenza, ya que este virus puede afectar a cualquier persona. La prueba del VPH se realiza en cualquier laboratorio clínico, ya que esta se realiza a través de una muestra de sangre, cuyos resultados tardan algunos días en surgir.

Sin embargo, existen también otros métodos más complejos para confirmar el papiloma humano, como lo es la citología vaginal. Esto lo realizará un ginecólogo, tomando una muestra de la vagina y enviándola a que la estudien. Este método puede tardan más tiempo.

Es necesario realizarse esta prueba siempre que tengas los factores de riesgo antes mencionados, activos en tu vida, sobretodo el hecho de cambiar de forma frecuente de pareja sexual. Sé honesto en todo momento, no temas realizarte pruebas de ETS y no dejes de pedir ayuda. Nadie puede juzgarte.

  1. ¿El VPH se cura?

Esta tiende a ser la pregunta inicial de cualquier persona, sana o con papiloma humano. Desafortunadamente, la respuesta es negativa cuando se trata del VPH genital, ya que no existe ningún tipo de cura para la enfermedad. Según los especialistas, el sistema inmune de cada individuo es el encargado de generar una respuesta defensiva en contra del virus, creando anticuerpos que protejan el organismo del mismo. Sin embargo, existen tratamientos que ayudan a neutralizar algunas de las verrugas, especialmente aquellas que se encuentran en el cuello uterino o dentro de la vagina. En algunos casos se pueden neutralizar aquellas verrugas que se encuentran en la vulva.

Pese a lo anterior, existen diversos métodos que te ayudan a prevenir el contagio del papiloma humano, en donde el principal es no tener relaciones sexuales o contacto íntimo. Sin embargo, esto resulta ser un problema en la mayoría de las ocasiones, por lo que el mejor método de prevención contra el VPH, es con la vacuna.

  1. ¿Puedo evitar el contagio del VPH?

Como decíamos, la mejor forma de evitar el contagio del VPH es no manteniendo relaciones sexuales con nadie en general, incluyendo contacto anal o bucal. No obstante, ya habíamos comentado que esto resulta difícil para la mayoría de las personas hoy en día. Debido a esto, lo primero que debes realizar es informar a tu pareja sexual sobre tu estado, y de no ser tú la persona enferma, debes exigir un examen de sangre sobre las ETS actuales y comunes, de modo que puedas mantener contacto sexual con comodidad.

Ahora bien, de ser tú quien tiene el papiloma humano, además de informar a tu posible pareja sexual sobre este hecho, deberías seguir algunos consejos, como evitar realizar contacto íntimo si la otra persona no quiere, utilizar preservativos de látex, tanto genitales como bucales, y utilizarlos durante todo el acto sexual, incluyendo sexo anal, vaginal y oral.

  1. ¿Qué es la vacuna contra el VPH?

Como ya habíamos mencionado, existe una vacuna que ayuda a evitar el virus del papiloma humano, sobretodo aquellos VPH que causan cáncer (16 y 18). Esta vacuna también protege en un gran porcentaje del VPH genital, por lo que es una vacuna importante de colocar a temprana edad. Esta vacuna debe ser administrada en una serie de inyecciones, específicamente tres de ellas. La primera debe ser colocada a temprana edad, la segunda dos meses después de estas y la tercera, cuatro meses después de la segunda. Si hablamos sobre personas cuyas edades varían entre los nueve y los catorce años, con dos inyecciones es más que suficiente.

Es importante que toda persona cuya edad varíe entre los nueve y los veintiséis años de edad, se vacuna en contra del VPH, de modo que puede protegerse de más de cien tipos de papilomas humanos. Es recomendable comenzar con niños a temprana edad, especialmente once o doce años, de modo que se protejan antes de que comiencen a estar sexualmente activos.

Esta vacuna no se recomienda en personas mayores a veintiséis años, ya que su efecto es mucho menor al común. Sin embargo, siempre puedes consultar con tu médico y de este modo estudiar si es beneficioso que te coloques la vacuna.

Fuente| Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.