Síntomas de la leucemia felina

By |

Introducción

La leucemia es una enfermedad que es sumamente grave en las personas, y que a pesar de no ser igual, también afecta a los animales, específicamente a los gatos. La principal diferencia de ambas enfermedades, es que en los gatos surge partiendo de un virus, mejor conocido como el virus de la leucemia felina (FelV), lo que genera que la enfermedad sea más fácil y rápida de diagnosticar.

Estamos hablando de una enfermedad que podría causar la muerte del felino si no se le trata de forma adecuada, sobretodo por el hecho de que el virus va atacando todas las defensas del animal y le va debilitando su sistema inmunológico, lo que genera que el felino se vuelva frágil ante otras enfermedades y dolencias.

El virus de la leucemia felina es bastante invasivo, ya que se incluye de forma directa en lo que es el material genético del felino, lo que va causando que sea difícil de tratar. Esto, con el paso del tiempo, va lastimando al gato y debilitándolo, de modo que comienza a padecer de algunas enfermedades, siendo la  leucemia felina la principal.

¿Qué provoca la leucemia felina?

Así como en los humanos, en los felinos también hablamos de un cáncer que afecta todos los glóbulos blancos del animal, esos que se hallan tanto en la sangre, como en la médula ósea, lo que acaba generando que las defensas del felino decaigan totalmente. Esto acaba provocando una serie de infecciones en el animal que pueden observarse tanto de forma interna, como de forma externa.

Al contar con un sistema débil en cuanto sus defensas, esto quiere decir que el animal requerirá de ayuda para poder solventar todas sus dolencias y patologías, al mismo tiempo que el virus va generando daños en el organismo del animal.

Incluso si lo que afecta al felino es un simple virus inmunológico, como por ejemplo una gripe, esto podría causar complicaciones a nivel respiratorio y vital ya que el FelV es capaz de empeorar cualquier pequeña patología.

¿Se puede saber si el gato tiene leucemia?

En efecto, los gatos son animales llenos de energía y vigor, y siempre que cuentan con una dolencia en específica, se nota, a pesar de que suelen mejorar pronto gracias a sus defensas. Sin embargo, cuando hablamos de leucemia felina, estamos hablando de una enfermedad que va progresando, lo que quiere decir que el animal va mostrando signos y síntomas que ayudan a que los humanos noten los cambios y sientan que algo está ocurriendo con su mascota. Es necesario estar alerta ante cualquier de estos signos, ya que mientras más rápido logres diagnosticar la enfermedad, menos serán los daños en el animal.

Por otro lado, es necesario tener en cuenta que apenas comience el virus a hacer efecto dentro del organismo del animal, esta primera fase comprende entre dos semanas y tres meses, periodo en el cual el animal puede no presentar ningún tipo de cambio, ni en su apariencia, ni en su personalidad.

Pasado este tiempo, los síntomas comienzan a aparecer de forma gradual. Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden variar y no afecta del mismo modo a todos los felinos.

Síntomas de la leucemia felina

A continuación vamos a hablar de los principales síntomas de la leucemia felina, que si bien pueden aparecer todos en el gato, bien pueden tan sólo aparecer cuatro o seis. Independientemente del número de síntomas que se presenten en tu gato, debes tener en cuenta el estilo de vida que lleva el animal y su personalidad, para que cualquier cambio que observes a simple vista, tengas en cuenta visitar al veterinario. Recuerda que estamos hablando de una enfermedad que podría causar la muerte de la mascota si no se trata a tiempo, por lo que una revisión cada cierto tiempo nunca está de más.

Por otro lado, es necesario prestar atención a la evolución de los síntomas, ya que los síntomas pueden ir evolucionando de diferentes maneras, dependiendo siempre del nivel de invasión que haya logrado el virus. En algunos casos la enfermedad puede evolucionar de forma lenta, y en otras ocasiones, demasiado rápido. Siempre que se presente una evolución rápida, de forma común el felino comienza adelgazar, a pesar de seguir comiendo como de costumbre, y se vuelv débil ante ciertas infecciones que antes no le afectaba.

Para conocer a ciencia cierta todos los signos, a continuación hablamos sobre los principales síntomas de la leucemia felina:

Falta de apetito

Los felinos, dependiendo de su apetito, pueden comer mucho o poco, pero siempre que existe un problema mayor como la leucemia, su apetito se vuelve muy débil, en ocasiones casi inexistente.

Encías fuera de lo habitual

Presta atención en la boca de tu gato, ya que el mismo siempre que se encuentra enfermo, presenta encías más pálidas de lo común.

Diferencia de color en boca y ojos

Cuando el felino tiene leucemia, presenta un cambio gradual en el color tanto del interior de su boca, volviéndose amarillento, como en los ojos, en donde la parte blanca también se va tornando amarillenta.

Fiebre

Si notas un cambio radical en su calor corporal, este síntoma debería enviarte directamente al veterinario, ya que no suele ser normal que los gatos presenten temperaturas altas.

Apatía

Si bien los gatos no son demasiado simpáticos, cuando presentan leucemia se vuelven aún más apáticos de lo normal, lo que podría ser confundido con otras patologías más simples.

Diarrea y vómitos

Estos síntomas suelen ser unos de los principales y más llamativos, ya que generalmente los gatos no presentan diarrea ni vómitos en gran medida, y cuando se padece de una leucemia los vómitos pueden ser muy frecuentes.

Respiración audible

Los gatos por lo general son muy silenciosos, pero siempre que existe una leucemia surgen problemas respiratorios, en donde el síntoma común de esto es que la respiración del felino es audible en todo momento.

Heridas en la piel y pelaje reseco

Normalmente el pelaje de los gatos es muy brillante y sedoso, y su piel suele ser lisa y limpia. Sin embargo, cuando existe el virus de la leucemia felina, el pelaje se vuelve reseco y crespo, y en la piel comienzan a aparecer ciertas heridas inexplicables que tardan en sanar.

Descuido en su aseo

Si bien los gatos son sumamente limpios y siempre se están aseando, debido a su debilidad y apatía, comienzan a perder interés en su aseo personal, lo que va generando que se vuelvan sucios y desinteresados en su higiene.

Hacer sus necesidades fuera del arenero

Este síntoma suele ser muy común, a pesar de que hasta ahora no se sabe a ciencia cierta la razón del por qué los gatos, cuando tienen leucemia, no hacen sus necesidades en donde deben.

Linfomas

La aparición de linfomas en los felinos suele ser común, con la singularidad de que varía dependiendo de la edad del animal. Cuando son jóvenes, el linfoma suele aparecer en el mediastino, lo que les genera problemas tanto al tragar, como al respirar. En los gatos de edad media suele aparecer en una diversidad de órganos, lo que va generando que el gato vaya mostrando debilidad y cansancio poco común. Y en los gatos de edad avanzada, aparece en el aparato digestivo, lo que les va generando empeoramiento tanto en los vómitos, como en la diarrea.

Otros síntomas

Existen otros síntomas, que no siempre se presentan pero pueden llegar a ser comunes, como ciertas infecciones en la piel, fatiga severa, bacterias, convulsiones, ictericia y estomatitis.

Diagnóstico de la leucemia felina

Al presentar algunos de los síntomas anteriormente mencionados, así sean tan sólo tres, es necesario que se consulte con un veterinario para que el mismo le realice un chequeo físico, y una vez que tenga sus dudas, el mismo le realice una prueba de sangre, con el fin de asegurar la aparición del virus.

Una vez que el veterinario realice la prueba y la misma salga positiva, el médico deberá tomar las pautas necesarias para evitar que la enfermedad siga avanzando, causando síntomas más radicales. Es importante comenzar un tratamiento de forma inmediata y que el mismo se siga al pie de la letra.

Tratamiento para la leucemia felina

Existen ciertas vacunas que se le pueden colocar a los gatos que se encuentran en riesgo de contraer el virus, si bien no en todos ya que las mismas cuentan con algunos efectos adversos que pueden dañar el sistema de los felinos. Los gatos propensos a contraer la enfermedad son todos aquellos que se encuentran en las calles, o han estado con anterioridad en la calle, o rodeados de una gran cantidad de animales de la ciudad.

Una vez que se realice el diagnóstico y el veterinario caiga en la cuenta de que el felino haya podido contraer el virus, lo tenga de forma pasiva o lo tenga ya avanzando, deberá llegar a un pronóstico seguro y colocar el tratamiento adecuado para eliminar el virus en gran medida o disminuir los síntomas.

El hecho de colocar la vacuna en los gatos callejeros, se debe a que este virus se trasmite comúnmente por la saliva, y siempre que existe roce entre ellos, la saliva se traspasa de un gato a otro.

¿Los gatos pueden contagiar a las personas?

En lo absoluto. Los gatos que cuentan con el virus en su organismo no pueden transmitirlo a los humanos, ya que al existir la leucemia en los gatos, esto surge gracias a un virus específico que sólo afecta el sistema de estos animales y no surge ningún efecto en las personas.

Sin embargo, es importante mantener cierto cuidado con otros gatos, de modo que si has cargado a tu gato con leucemia y luego has tocado a otro, podrías transmitirle el virus de forma inmediata. Siempre que toques al felino enfermo, trata de lavar tus manos y cambiar tu ropa. Esto evitará consecuencias en otros felinos.

¿La leucemia felina ataca la calidad de vida del gato?

En lo absoluto. Si bien estamos hablando de una enfermedad crónica y sumamente grave, si la misma se diagnostica a tiempo y se coloca un tratamiento, la misma no afecta la calidad de vida del animal, ya que de forma gradual los síntomas comienzan a mejorar.

Es necesario tener en cuenta que los felinos con leucemia requieren de ciertos cuidados especiales y extra, lo que va generando que su calidad de vida se torne mucho mejor a como sería sino tuviese estos cuidados.

Por otro lado, es importante mencionar que no existe ningún tratamiento capaz de eliminar por completo la infección de leucemia felina, pero sí existen aquellos que buscan alargar la vida de los animales y manejar todas las otras enfermedades que surgen por la debilidad en el sistema de los animales.

Pronóstico

A pesar de lo que hemos dicho en el punto anterior, según ciertos estudios se demuestra que el pronóstico de un gato enfermo con leucemia felina, no es bueno en lo absoluto, ya que una gran cantidad de estos animales lo alcanza a vivir más de tres años, como mucho, incluyendo en esta lista a una cantidad elevada que fallece antes de los seis meses. Esto se debe a que una vez que la enfermedad comienza y vuelve débiles a los felinos, otras patologías van atacando desde adentro, hasta acabar con la vida del animal.

Pese a esto, no se pronostica a todos los gatos enfermos con leucemia este mismo tiempo de vida, ya que con los cuidados correctos y los tratos especiales, los felinos pueden durar toda su vida como si no tuviesen nada, excepto en situaciones que los expongan a otras enfermedades que su sistema no podrás combatir.

Aún así, a la larga, sin saber exactamente a cuánto tiempo podría ocurrir, existen ciertos problemas graves que se asocian con la leucemia, que en algún punto de la enfermedad pueden aparecer.

¿Cómo prevenir la leucemia felina?

La única forma de prevención, es la vacuna que se le coloca a los gatos incluso sin tener la leucemia. Esto ayuda a que sus defensas se eleven y si el virus quiere atacar, el mismo organismo del felino logre soportar el ataque y eliminar el virus. Sin embargo, es importante mencionar que no existe ni una sola vacuna que prevenga en un 100% la infección, pero sí ayuda en gran medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *