Síntomas de los juanetes

By | febrero 23, 2018

Introducción

Antes de empezar a hablar de los juanetes, es necesario explicar su relación con el Hallux Valgus, ya que de uno depende el otro. Estos dos términos, tan extraños para nuestros oídos, se refieren a una desviación existente en el primer metatarsiano de nuestro dedo gordo, en los pies. Esto se forma partiendo de una malformación en el hueso. Una vez que el Hallux Valgus comience, el juanete empezará a formarse.

Un juanete de define como una protuberancia existente en la parte externa del pie, inflamándose y enrojeciéndose según sea su tamaño, pudiendo causar mucho dolor. Siempre que el dedo gordo del pie se mantenga encima del segundo dedo, la desviación se hará mayor y el dolor será más intolerable.

Esto quiere decir que mientras el Hallux Valgus vaya empeorando, el juanete irá creciendo aún más. Sin embargo, y a pesar de que visualmente llama la atención cuando el pie está descalzo, esto puede corregirse siempre que se trate a tiempo, y es que a pesar de tratarse a simple vista de la parte estética de nuestro cuerpo, la verdad es que un juanete puede acabar en otras deformaciones, afectando con esto a los otros pies.

Los síntomas de los juanetes suelen ser silenciosos hasta que la afección llega a un punto más avanzado e intolerable. Pese a ello, existen muchas personas que cuentan con juanete y no presentan ninguna molestia, ni siquiera a la larga. Y es que esto suele ser muy común en una gran cantidad de personas en todo el mundo, por lo que se dice que los juanetes son comunes.

Para explicarlo de forma más breve y simple, y resumiendo lo antes explicado, los juanetes son las consecuencias de los Hallux Valgus.

¿Cuáles son las causas de los juanetes?

Existen diversas causas que provocan la aparición de los juanetes, siendo las siguientes:

Mal uso del cazado

Sobretodo en las mujeres, el mal uso del cazado es la causa principal de que los juanetes aparezcan. Esto ocurre debido a que cualquier tipo de zapato apretado y cerrado, va comprimiendo los dedos dentro del mismo y el movimiento de los dedos se ve completamente limitado.

Por otro lado, a pesar de que no es una causa propiamente dicha, diversos estudios han demostrado que el uso excesivo de tacón también contribuye para que a la larga surja el juanete.

Genética

La genética también es un factor sumamente importante en la aparición de los juanetes, incluso cuando no existe un mal uso de calzado, ya que esta malformación puede llegar a ser hereditaria, de cierta forma.

Es decir, no se hereda el juanete, sino cualquier indicio en el estilo de caminar que produzca el Hallux Valgus, y que por ende, de como resultado la aparición del juanete.

Pie egipcio

A pesar de que suena extraño, el hecho de contar con el pie egipcio también contribuye a que el juanete aparezca en cualquier momento. Esto se debe a que en este tipo de pie el dedo gordo suele ser el más largo de los otros y el Hallux Valgus tiene más posibilidades de aparecer rápidamente.

Enfermedades

Existen algunas patologías del pie que contribuyen a que el juanete aparezca, tal como son el pie plano, y existen otras que afectan a nuestros huesos, como la artritis reumatoide.

La edad

Sin duda alguna, la edad es otra de las causas principales de que los juanetes aparezcan. Y es que mientras más edad tenga una persona, más uso le ha dado a sus pies, y más probabilidades tienen que surjan estas protuberancias.

Sin embargo, no sólo las personas mayores cuentan con estas posibilidades, ya que los jóvenes también, sólo que en menor medida.

¿Cuáles son los síntomas de los juanetes?

Los juanetes son una patología sumamente común, que no necesariamente requiere de ser diagnosticada por un médico general para saber que existe, ya que sus síntomas son muy claros en la mayoría de las ocasiones. Sin embargo, es necesario destacar que en un gran número de ocasiones los síntomas no aparecen sino mucho tiempo después.

Pese a ello, los síntomas comunes de los juanetes son los siguientes:

Un bulto externo

El síntoma principal de los juanetes, obviamente es la protuberancia que se va desarrollando en el lado externo del pie, justo al lado del dedo gordo, y que puede observarse a simple vista desde que comienza a formarse.

Enrojecimiento

En algunas ocasiones esta protuberancia, aun cuando sea pequeña, puede tornarse rojiza y mantenerse así cuando el pie esté atrapado en algún calzado. Este enrojecimiento puede ir y venir, por lo que puede que no sea persistente.

Dolor

Además de enrojecimiento, y dependiendo del tamaño del juanete, los dolores pueden variar, siendo este uno de los síntomas principales de esta afección. El dolor puede ir empeorando conforme se le vaya dando movimiento al pie, por lo que se recomienda mantenerlo estable cuando estos comienzan.

Otras irritaciones

El juanete, no en todos los casos pero sí en un gran número de ellos, es capaz de llegar acompañado de algunas irritaciones muy molestas, como lo son los callos y las ampollas, generando molestias, picazón, ardor y más dolor.

Entumecimiento del dedo gordo

Al ser esta protuberancia parte del dedo gordo del pie, es común que se generen ciertas molestias en él, siendo el entumecimiento la molestia principal. En ocasiones el ardor también se hace presente y el dedo gordo se vuelve sensible al tacto y al frío.

Deformación de los dedos

La deformación de los dedos del pie, suele ser un síntoma poco común que aparece en casos extremos. Ocurre una vez que el dedo gordo se va desviando, luego de que el juanete ya haya estado formado, produciendo poco a poco una presión que va generando la desviación del resto de los dedos, haciendo que los mismos se vayan curvando en forma de garra.

Este suele ser el síntoma más grave de todos, ya que solucionar este problema es más complicado que eliminar el juanete en sí.

Lo más recomendable es que el Hallux Valgus se corrija desde el principio, para así evitar estos síntomas desde el comienzo y evitar malformaciones en el resto de los dedos.

Diagnóstico de los juanetes

Si bien decíamos que el diagnóstico de los juanetes podía realizarse a simple vista, es importante que el médico lo realice para saber a ciencia cierta qué es lo que está ocurriendo con los huesos de nuestros pies, ya que un mal diagnóstico en casa puede empeorar algo más grave.

Es necesario que el paciente visite al médico especialista para determinar la gravedad del asunto, haciendo uso de una serie de técnicas específicas que le ayudarán con esto.

Estas técnicas son las siguientes:

Exploración física

La exploración física es el primer método para determinar los juanetes y su gravedad, ya que de este modo se alcanza a observar y palpar la desviación del dedo gordo, del resto de los dedos y el tamaño del juanete.

Anamnesis del paciente

Con esta técnica se busca llegar a la conclusión de que puede haber factores que a simple vista no se observan, como la edad y el hecho de que existan otras enfermedades, como la artritis reumatoide, que ya habíamos mencionado con anterioridad. Con esto se busca detener o reducir la rapidez con la que la protuberancia va apareciendo.

Exploración radiológica

Además de la observación, el tanteo y la anamnesis, el médico debe realizar una serie de radiologías, en donde el pie se observe desde diversos ángulos. De esta forma se busca observar cómo se encuentran los huesos del pie y las características detalladas del Hallux Valgus.

Podoscopia

Y por último, se realiza una podoscopia con el fin de observar y analizar todas aquellas alteraciones que se observen en el pie.

¿Cómo aliviar el dolor de los juanetes?

Si bien en muchas ocasiones el dolor pasa desapercibido y es prácticamente nulo, en otras ocasiones en donde el juanete es más grave, los dolores suelen ser insoportables en todo sentido.

Como ya hemos dicho, esta afección afecta a un gran número de personas, por lo que nos hemos dado la tarea de realizar una serie de consejos específicos que les ayudará a aliviar los dolores de los juanetes y pueden llevar la situación de mejor forma.

A continuación se los dejamos:

  1. Es necesario utilizar un tipo de calzado cómodo, que no apriete los dedos de los pies de ninguna forma y en lo absoluto altos.
  2. Si se cuenta, una forma excelente de aliviar los dolores y las incomodidades, es utilizando almohadillas de gomaespuma o de cualquier otro material que sea de comodidad y que separen los dedos entre sí, evitando de este modo que el juanete roce demasiado con el zapato, incluso si es espacioso o abierto.
  3. Es importante dejar descansar el pie del calzado durante un buen rato a lo largo del día y aplicar hielo en el juanete de dos a tres veces al día, con el fin de que la hinchazón disminuya y el dolor se alivie.
  4. Si los dolores son muy fuertes y aún con esto no se calman, tomar medicamentos que ayuden a que la inflamación disminuya es una excelente idea. Sin embargo, este tema es delicado, por lo que debe ser el médico especialista quien los recete.
  5. Evita estar de pie durante periodos prolongados de tiempo. Descansa los pies en alto siempre que tengas la oportunidad.
  6. También siendo el médico el que lo recete, algunos masajes son magníficos para aliviar los dolores de los juanetes.
  7. Realiza este ejercicio común siempre que puedas, al menos una vez al día: coloca tu pie en una superficie plana y en una posición cómoda con tu cuerpo, de manera que puedas agacharte y tomar tu dedo gordo con comodidad y separarla del resto de los dedos. Es decir, mantenerlo sostenido hacia el exterior todo el tiempo que sea posible.

¿Existe alguna forma de eliminar los juanetes de forma definitiva?

Así como existen consejos para aliviar los dolores de los juanetes, que tan persistentes suelen ser, también existe una sola forma de eliminar por completo el problema, y es realizando una cirugía específica que busque hacer que el Hallux Valgus desaparezca en su totalidad.

Si bien existen muchos pacientes que no prestan del todo atención a los síntomas y al hecho de contar con juanetes, en ocasiones esta protuberancia puede llegar a afectar en gran medida la vida diaria de los afectados, y es justo en ese punto en el cual se debe buscar ayuda a través de una intervención quirúrgica.

Existen dos técnicas muy conocidas con las que se pueden eliminar los juanetes, siendo las siguientes:

Operación de juanetes con osteotomía

Esta operación es muy peculiar, y es aquella que consiste en que el primer metatarsiano se realinee y busque mantenerse en su posición original; es decir, de forma recta.

Esta operación comienza con una anestesia local, por lo que el paciente puede observar todo lo que se va realizando, siempre que sea de su agrado. El cirujano especialista busca el juanete y realiza una incisión justo en él, con el fin de llegar hasta el metatarsiano, seleccionar el hueso y cortarlo. Luego de un proceso en el cual existan tornillos y posturas correctas, se realiza una sutura y una venda.

Es importante tener en cuenta que para poder realizar este tipo de operación es necesario que exista una desviación mayor a los 30º y que es considerada una operación sencilla y ambulatoria, que dura poco más de media hora y menos de una hora completa.

Operación de juanetes sin osteotomía

Esta cirugía es mucho más sencilla que la anterior y se realiza de forma simple siempre que el problema no sea demasiado grande, por lo que se toma en cuenta el nivel de desviación del hueso. Se realiza de modo que el cirujano aplica la misma anestesia que en la operación anterior y realiza pequeñas incisiones en la zona en la cual se halla el juanete.

No se realiza una abertura como tal, ya que a través de esas incisiones se van introduciendo las herramientas necesarias pata trabajar el juanete desde dentro, todo siendo monitoreado a través de una cámara.

Luego de eliminar el problema, el juanete desaparece de forma instantánea y se debe vendar la herida. Esta venda deberá ser retirada luego de siete días. De nuevo, estamos hablando de una operación que no llega a durar una hora.

One thought on “Síntomas de los juanetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.