Síntomas de intoxicación

By |

Introducción

La intoxicación es la entrada de un agente toxico en el organismo en cantidad suficiente como para causar daños en el mismo. Se entiende por toxico cuando dicha sustancia o agente tiene cierta concentración y es cuando causa un daño en los seres vivos, es muy común confundir una intoxicación con una reacción alérgica, de modo que esta va a depender de la reacción exagerada del organismo ante agentes que no necesariamente sean dañinos.

En cuanto a los grados de intoxicación va a depender de la cantidad del veneno o sustancia toxica ingerido, así, como de la las características propias de cada persona su peso, edad entre otras características. Por lo general en los casos de intoxicación, estos son de origen accidental, más sin embargo, cuando se actúa de manera rápida puede llegar a salvar la vida del paciente afectado, si hay algún indicio de intoxicación, no debe esperarse a que aparezcan los síntomas y actuar lo más rápido posible ante el problema.

Síntomas y signos de una intoxicación

Entre las señales que indican la intoxicación de un individuo van a depender, de la cantidad y el tipo de toxico y las vías de entrada en el organismo, además de la sensibilidad de cada persona afectada. Entre los síntomas de intoxicación o enseñamiento más general podemos encontrar:

Síntomas neurológicos, este tipo de síntomas presentan:

  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de conciencia
  • Estupor
  • Somnolencia
  • Confusión
  • Convulsiones
  • Mareos

Síntomas respiratorios como:

  • Falta de aliento
  • Tos
  • Sensación de ahogo
  • Dolor al inhalar

Síntomas digestivos como:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Falta de apetito
  • Nauseas
  • Mal aliento
  • Olor extraño o inusual
  • Quemaduras en los labios y boca

Síntomas cutáneos como:

  • Erupciones en la piel
  • Quemaduras
  • Sensación de hormigueo en las manos

Síntomas generales:

  • Visión doble
  • Fiebre
  • Palpitaciones
  • Labios azulados
  • Irritabilidad
  • Descontrol de los esfínteres
  • Dolores generalizados

Causas y tipos de intoxicación

Es importante saber la vía de entrada, hay diversas formas de intoxicaciones:

Vía digestiva: esta se produce por vía bucal o anal, siendo provocada por alimentos en estado de contaminación o en mal estado, ya sea por el exceso en el consumo de medicinas, alcohol o por medio de la ingesta de los compuestos químicos.

Vía inhalatoria: esta es producida al inhalar gases tóxicos, como el monóxido de carbono, sustancias volátiles como aerosoles, e incluso por consumo de drogas inhaladas.

A través de la piel y mucosas: por causa de la absorción cutánea por algún tipo de mordedura de animales o picaduras de insectos, además de la manipulación de plantas venenosas sin ninguna protección, el mal manejo de pesticida o insecticidas, o incluso por las mucosas, como la cocaína.

Vía endovenosa: en este modo el agente causante pasa directo al torrente sanguíneo.

Según el grado y sus efectos en el tiempo

Agudas: son aquellas que son causadas por la exposición o el consumo de dosis muy grandes de toxico. Sus efectos son inmediatos, y aparecen en las primeras 24 horas después de la exposición, y por lo general no dejan secuelas una vez son eliminados del organismo, por ejemplo, por ingesta de alimentos en mal estado.

Crónicas: cuando la persona ha estado expuesta a una cantidad baja en las dosis del veneno y con cierta periodicidad, la intoxicación se produce de a poco, debido a que tiene un efecto más lento y dejan secuelas en el organismo y en algunos casos son permanentes. Por ejemplo, este tipo de intoxicación podría presentarse, en trabajadores que son expuestos y a menudo por pinturas, plomo o goma a través de la manipulación de los mismos químicos en sus jornadas laborales.

Efectos a largo plazo de una intoxicación

Entre los agentes tóxicos que existen y que causan mayor daño, se puede decir que no son eliminados en su totalidad del cuerpo, o en su defecto alteran el organismo a tal manera que sus daños son irreversibles entre los daños se encuentran:

Daños carcinógenos: este tipo de daño se refiere a cierto tipo de sustancias que cuando pasan por las células, estas son alteradas y hacen que se reproduzcan descontroladamente, y dan lugar a tumores malignos y dependerá de la zona del cuerpo donde sea desarrollado y donde actúen ciertos tipos de cáncer.

Efectos genotóxicos: estos son agentes que provocan cambios en la estructura genética del individuo afectado, alterando así, su ADN y pueden provocar grandes daños e inclusive un resultado mortal.

Efectos teratogénicos: los tipos de tóxicos que son capaces de atravesar la placenta de una mujer embarazada, provocaran malformaciones en el feto y abortos tardíos.

Qué hacer si se detecta una intoxicación

Si existe alguna sospecha de intoxicación, es de vital importancia averiguar el elemento causante de la misma. Es decir, en caso de alguna picadura o mordedura de algún animal es conveniente dar una descripción exacta, o incluso atrapar el animal para poder dar una mejor descripción y de esa manera sea más sencillo dar con el antídoto adecuado. De igual forma sucede en caso de otras sustancias, es importante llevar una muestra del recipiente del toxico para poder identificar el elemento en cuestión.

A demás se debe verificar el estado de conciencia de la víctima, en caso de que se encuentre inconsciente en favorable colocar al afectado en posición lateral, siempre se debe acudir lo más pronto a la asistencia médica profesional. Por lo general en los envases de las medicinas sale reflejado un número de información toxicológica. No obstante al final siempre se encuentran recomendaciones donde aparece un listado con sitios webs y teléfonos de centros de atención y emergencias toxicológicas de casi todo el mundo.

En caso de ingestión tóxica por vía oral: deben ser identificadas las sustancias y calcular la cantidad ingerida. Si el intoxicado, vomita, es muy importante limpiar el vómito sin entrar en contacto con el mismo bajo ningún motivo, procurando que no sea absorbido por la piel. Si de casualidad entra en contacto con la ropa es recomendable limpiarse y cambiarse de ropa. Además de mantener al afectado cómodo y bajo estricta vigilancia.

En caso de inhalación de un tóxico: es recomendable retirar a la persona que ha sido el foco de intoxicación, airear el espacio o habitación si es posible para de este modo estar seguros de que no sea un peligro real. Tomar el aire y contenerlo usar mascarillas o tapar nariz y boca con telas gruesas, comprobar si hay respiración, y en el caso de no haberla proceder a realizar maniobras de reanimación cardiopulmonar RCP.

En caso de intoxicación por vía cutáneas las recomendaciones son:

Limpiarse todo el toxico, quitarse la ropa y desecharla, lavar las zonas que hayan estado expuestas con abundante agua.

No usar ningún tipo de neutralizante o antídoto.

En caso de picaduras y mordeduras, lavar  muy bien con agua y jabón y aplicar frío local (bolsa con hielo) en la zona de la mordedura para ralentizar su absorción. No hacer torniquetes, cortes o succiones. Si observa que hay restos de espinas o aguijones, y retirarlos con unas pinzas de manera inmediata.

En caso de intoxicación intravenosa provocada por drogas:

Se debe buscar con mucha rapidez a la atención médica de urgencias, de esta manera se podrá neutralizar con los antídotos específicos. Mientras que se protege además la vida de la víctima y comprobar su conciencia y respiración si el afectado no respira será necesario aplicar maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Qué no se debe hacer ante una intoxicación

Si de casualidad se presenta un caso en el que se esté presente a una persona con signos de envenenamiento  o intoxicación, se debe evitar realizar acciones que puedan ser perjudiciales para el intoxicado(a):

Picaduras y mordeduras: no deben hacerse torniquetes, ni cortes o succiones, además de, revisar si en la zona afectada hay algún resto de espina o aguijones y deben ser retirados de inmediato.

Por ningún motivo administrar nada a una víctima inconsciente, debido a la intoxicación, este podría aspirarlo y pasar directo a las vías respiratorias.

No debe ser inducido el vómito, solo en caso de que algún médico o profesional del centro toxicológico lo indique, ya que existen algunas sustancias muy irritantes que pueden volver a causar más daño al salir.

No usar neutralizadores del toxico, y mucho menos remedios caseros, agua, zumos o antídotos.

Si hay algún tipo de sospecha de una intoxicación no debe esperar a que los síntomas aparezcan por completo, cada minuto cuenta para un paciente intoxicado o envenenado siempre se debe actuar lo más rápido posible.

Prevención de la intoxicación

Deben ser tomadas medidas de manera general para la prevención y que ayuden a que el entorno sea seguro y no existan posibilidades de que pase algún tipo de accidente de carácter toxicológico.

Factores de riesgo

Si un individuo se enferma por causa de consumir algún alimento contaminado será cuestión de cada organismo, y debe sr tomado en cuenta la magnitud de exposición, la edad y el estado de salud. Entre los grupos de alto riesgo se encuentran:

Adultos mayores: en la medida que se envejece, puede ser posible que el sistema inmunitario no tenga la capacidad de respuesta tan rápida y la efectividad de los organismos infecciosos como cuando esto sucede en personas más jóvenes.

Mujeres embarazadas: durante el periodo de embarazo, se dan cambios en el metabolismo y la circulación puede aumentar un mayor riesgo de presentar algún tipo de intoxicación por alimentos. La reacción ser mucho más fuerte durante el periodo de embarazo, son muy raras las veces, en las que él bebe es afectado y enferma al igual que la madre.

Lactantes y niños pequeños: en el caso de los lactantes y niños pequeños, donde aún el sistema inmunitario no está completamente desarrollados.

Personas con enfermedades crónicas: si el individuo afectado padece de algún tipo de enfermedad crónica, como diabetes, enfermedad hepática o sida, esto también aplica para pacientes que se someten a tratamiento con quimioterapia o radioterapia para el cáncer pueden reducir su respuesta inmunitaria.

Complicaciones

Entre las complicaciones de mayor gravedad, la deshidratación es la principal que ocurre luego de una intoxicación alimentaria, se da una perdida excesiva de agua, sales y minerales esenciales. Cuando se trata de un adulto sano y se consume una cantidad de agua suficiente como para que pueda ser reemplazados los líquidos perdidos por la diarrea y los vómitos, esta complicación no debería causar un problema mayor.

En el caso de los bebes, los adultos mayores y los pacientes con inhibición del sistema inmunitario o algún tipo de enfermedad crónica se puede sufrir de  deshidratación agravada por causa de la perdida de los líquidos en gran cantidad que además no sea posible reemplazar. En este tipo de circunstancias, es posible que se amerite de hospitalización para poder reponer los líquidos por medio de una vía intravenosa, y en los casos más complejos, la deshidratación puede tener un resultado mortal.

Algunos de los tipos de intoxicación alimentaria que causan mayor complicación para algunos pacientes son:

Listeria monocytogenes: entre las complicaciones de la intoxicación alimentaria por listeria, suele ser de mucha gravedad para un feto, en las etapas del embarazo, este tipo de infección por listeria pueden provocar un aborto espontaneo.

Cuando el embarazo entra en una etapa más avanzada, una infección por listeria puede llegar a provocar la muerte fetal, los nacimientos prematuros o una infección potencialmente mortal para él bebe luego de su nacimiento, o inclusive si la madre ha pasado levemente por dicho padecimiento. La mayoría de los bebes que sobreviven a una infección por listeria pueden sufrir de daños neurológicos a largo plazo y problemas de retraso en su desarrollo.

Escherichia coli (E. coli): algunas de las cepas de E. coli, pueden ser las causantes de complicaciones graves llamada “síndrome urémico hemolítico”.

Este síndrome daña el recubrimiento de los pequeños vasos sanguíneos de los riñones y en algunos casos, causa la insuficiencia renal.

 Los adultos mayores, los niños menores de 5 años y las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado corren mucho más el riesgo de presentar esta complicación.

Cómo prevenir la intoxicación alimentaria en el hogar

Sigue estos consejos:

  • Lavarse las manos y lavar los utensilios y superficies de los alimentos con frecuencia.
  • Lavarse bien las manos con abundante agua tibia y jabón antes y después de manipular o preparar alimentos.
  • Usar agua caliente y jabón para lavar los utensilios, tablas para cortar y otras superficies quesean usadas en la cocina para la preparación de los alimentos.
  • Mantener los alimentos crudos separados de los que están listos para comer.
  • Al hacer las compras, preparar la comida o almacenar alimentos, mantener la carne de res, la carne de ave y el pescado crudos lejos de otros alimentos, esto evitara la contaminación cruzada.
  • Cocinar los alimentos a una temperatura adecuada a cada alimento.
  • La mejor manera de saber si los alimentos se están cocinando a la temperatura correcta es utilizar un termómetro de alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.