Saltar al contenido

Intolerancia al gluten

El gluten es una proteína que se consigue en una gran diversidad de cereales, como el trigo y la avena, que como ven, son altamente consumidos y utilizados para elaborar alimentos directos al consumo regular.

¿Qué es la intolerancia al gluten?

La intolerancia al gluten, o enfermedad celíaca, es una enfermedad autoinmune que se genera partiendo del intestino y su intolerancia para digerir una proteína que contiene el gluten, específicamente, denominada como gliadina. Una vez que las personas celíacas consumen cualquier tipo de alimento que contenga gluten, sin importar su presentación, las mismas presentan una inflamación en el intestino que les dificulta la absorción de nutrientes.

Estos nutrientes son esenciales para el organismo, ya que dentro de ellos se incluyen desde las vitaminas, hasta los hidratos de carbono. El hecho de que esta sea una enfermedad autoinmune quiere decir que es el mismo sistema inmunitario del cuerpo el que comienza a atacar a las células, en un modo de protección masivo.

Según una diversidad de estudios, se ha aclarado el hecho de que aunque esta enfermedad afecta a todas las personas, sin importar el sexo o la edad, se estima que afecta en partida doble a las mujeres.

Siempre que una persona intolerante al gluten, consume cualquier alimento que lo contenga, su intestino se verá afectado y no permitirá que el mismo absorba todos los nutrientes importantes que dichos alimentos contengan, afectando la salud del individuo de forma directa.

Síntomas de la intolerancia al gluten

Es importante tener en cuenta el hecho de que una persona celíaca (intolerante al gluten), no sabrá que lo es de buenas a primeras desde que nace, sino cuando comience a consumir alimentos que contengan el gluten.

Una vez que esto ocurre, existen diversos síntomas que nos ayudan a determinar si un individuo es intolerante al gluten, ya que hay síntomas inmediatos y síntomas a largo plazo. Veamos cuáles son.

Falta de energía

Es importante que tengas en cuenta el hecho de que tu nivel de energía disminuya de forma considerable tras haber consumido cualquier alimento que contenga gluten. Esto se debe a que todas las personas celíacas cuentan con un estómago que necesita funcionar por partida doble para tratar de luchar contra los efectos del gluten.

 

Irritabilidad

Es necesario que se preste debida atención a cualquier síntoma emocional extraño que se produzca luego de consumir cualquier alimento que contenga trigo, ya que además de la falta de energía, la irritabilidad se hace presente de forma inmediata. En algunos casos, el efecto inmediato es tener la mente brumosa justo luego de haber consumido gluten, lo que les otorga la irritabilidad y la falta de concentración.

Dolor de cabeza

Los dolores de cabeza son bastante comunes en aquellas personas celíacas que consumen trigo. Sin embargo, no se sabe a ciencia cierta cómo se producen o en qué zonas de la cabeza con precisión. Algunos individuos los asemejan con migrañas, y los mismos surgen después de media hora/una hora de haber comido.

Dolor en las articulaciones

Algunos individuos presenta molestias en cualquier de sus extremidades, en donde las más comunes son los dolores en las articulaciones y la sensación de hormigueo que no se detiene.

Malestar gastrointestinal

Dentro de este malestar común, se presentan síntomas como gases, inflamación, estreñimiento y dolor estomacal, justo después de haber consumido cualquier comida que cuente con gluten.

Síntomas a largo plazo

Cambios en el peso

Dentro de los síntomas a largo plazo, el perder peso es uno de los principales, por lo que es necesario tener en cuenta que las variaciones de peso son comunes. Además, no sólo bajar de peso, sino que en algunas ocasiones aumentar de peso de forma extraña y brusca también es común en algunos afectados.

Cambios en el estado mental

Es necesario que prestes atención a cualquier cambio en tu mente o en tu estado de ánimo, ya que la depresión suele ser un síntoma común a largo plazo en todas las personas celíacas. Así como también todos aquellos cambios en el estado de ánimo.

Erupciones

Es común que en muchas personas celíacas ocurran erupciones en la piel. Este síntoma es bastante determinante ya que las erupciones son bastante extrañas. Es necesario tener en cuenta que es necesario visitar a un médico y mostrarle las erupciones, ya que el tamaño de la circunferencia de cada una de ellas es un factor importante. Cualquier detalle de la erupción, por más pequeño que sea, es importante tenerlo en cuenta.

¿Qué debo hacer si presento algunos síntomas?

Siempre que cualquier persona presente algunos de los síntomas, tanto inmediatos como a largo plazo, es necesario realizar algunas pautas para mantener un control en el organismo.

Es importante tener en cuenta que debes visitar a un médico para saber si eres intolerante o alérgico al gluten. Ser alérgico es otra condición distinta, que presenta síntomas similares pero que permiten la diferencia entre ambos.

Acudir al médico

Una vez que visites al médico, es necesario que el mismo te realice ambas pruebas para saber qué es lo que te está causando los síntomas. Si bien los exámenes no determinan a ciencia cierta que puedas estar sufriendo algo relacionado con el gluten, los mismos te muestran algunas condiciones que ayudan al médico a sacar sus propias conclusiones.

Dentro de estas condiciones se encuentran los niveles de hierro, el hecho de conseguir ciertos niveles de grasas en las heces y un déficit en la absorción del calcio.

Dieta equilibrada

Por otro lado, es necesario que realices una limpieza de tu dieta en cuanto a alimentos relacionados con el gluten se refiere, por dos semanas como mínimo, y cuatro semanas como máximo. Es importante que si van a consumir alimentos en las calles, tengas presente cuáles puedes comer y cuáles no, así como también debes leer todas las etiquetas de los productos que vayas adquiriendo.

Una vez realizado esto, revisa todos los síntomas y la variación de los mismos mientras no estés consumiendo gluten. Una vez que el periodo haya finalizado, vuelve a introducir en tu dieta el gluten de a poco y vuelve a chequear los síntomas y tu organismo en respuesta a ello.

Si los síntomas vuelven, y en peor medida, es porque definitivamente eres intolerante al gluten.

Eliminar el gluten de tu dieta

Una vez que hayas confirmado este hecho, debes eliminar de tu dieta cualquier tipo de alimento con gluten que conozcas, con el fin de eliminar la causa de raíz y no de reducir tan sólo los síntomas.

Hoy en día la cifra de personas celíacas es muy alta, por lo que existen alimentos que cuentan como sustitutos para el gluten y que funcionan de maravilla aportando los mismos nutrientes que ellos. Por ejemplo, la harina de arroz y la quinua son algunos de estos alimentos sustitutos.

eliminar el gluten de tu dieta

Diferencias entre Alergia vs intolerancia

Como hemos mencionado, el gluten no sólo genera una enfermedad, sino también una alergia que con el tiempo puede mejorar. Para poder saber qué es lo que realmente tienes, es necesario prestar atención a los síntomas.

Alergia al gluten

La alergia al gluten presenta síntomas inmediatos, como cualquier otra alergia que afecte a nuestro organismo de forma inmediata. La comezón desmedida, la irritación en la piel y la hinchazón de algunas zonas del cuerpo son algunos de los síntomas principales de esta condición.

La irritación suele afectar alrededor de la boca, así como puede llegar a surgir una picazón sin razón aparente en ambos ojos. La congestión nasal también es otro síntoma que puede aparecer al mismo tiempo que los anteriores, o puede ser en menor medida y con algunas horas de diferencia, así como los calambres y las nauseas.

Por otro lado, la sensación de asfixia y la diarrea pueden llegar también de forma gradual, pero siempre un par de horas después de haber consumido el gluten.

Esta condición es más común en niños que en adultos, y suele ser diagnosticada gracias a un examen físico acompañado de uno de sangre.

Enfermedad celíaca

Entonces está la intolerancia al gluten, cuyos síntomas ya hemos mencionado más arriba y que consiste, en sí, en la destrucción de todas las vellosidades del intestino delgado del individuo, generando que el mismo no logre absorber todos los nutrientes necesarios en el consumo de alimentos.

Una biopsia intestinal, como medida de diagnostico seguro, suele ser el mejor examen para reconocer la condición.

La mayor diferencia entre ambas condiciones radica en que la alergia al gluten suele mejorar con el tiempo. Sin embargo, la intolerancia al gluten se afirma como un modo de vida que permanece activo en los individuos que la padecen.

Algunas recomendaciones

Si bien es necesario revisar las etiquetas de los productos para saber si los mismos cuentan o no con gluten, esto no siempre es factible ya que no sólo el gluten afecta a las persona celíacas, sino algunos aditivos también, por lo que es necesario visitar a un médico y buscar todas las pautas necesarias para esta condición.

Por otro lado, mantén presente que existen alimentos y bebidas que contienen gluten y no te enteras, como la malta, por ejemplo, cuya bebida es proveniente de la cebada.

Intolerancia al gluten en los niños

La intolerancia al gluten en niños, así como la alergia al mismo, son condiciones que afectan también a los más pequeños de la casa, con la diferencia de que la primera suele ser asintomática en ellos. Es decir, la misma no suele presentar síntomas inmediatos en los niños, por lo que su diagnostico suele ser difícil de realizar.

Sin embargo, no aplica en todos los niños, ya que en una cantidad de afectados menores suele mostrar síntomas que ayudan a que los padres y el médico sepan diagnosticar la condición.

Dentro de los síntomas comunes que aparecen en los niños, se encuentran los siguientes:

  1. Calambres y dolores abdominales. Es importante prestar atención a los dolores de los niños, sobretodo porque los mismos no saben explicar qué es lo que les afecta.
  2. Gases o hinchazón. Esto genera malestar y dolor en ellos, por lo que se tocan su estómago sin entender qué les sucede. Este suele ser de los síntomas más dificultosas para ellos.
  3. Diarrea o estreñimiento. En algunas ocasiones pueden ocurrir ambas o tan sólo una, por lo que la variación en las heces es un factor determinante para diagnosticar la enfermedad.
  4. Vómitos. Estos comienza justo después de comer, aunque e algunas ocasiones no suelen afectar de forma brusca al niño, sino mantenerse tan sólo en nauseas y falta de apetito común, siendo este otro de los síntomas principales.
  5. Fatiga. Si notas que el niño se mantiene siempre como decaído, sobretodo después de comer, es necesario que mantengas un control sobre este síntoma.
  6. Pérdida de peso.
  7. Algunos niños presentan un crecimiento muy lento, sin importar su edad.
  8. Las úlceras en la boca son un síntoma bastante determinante en esta enfermedad, por lo que es necesario prestar atención al mismo de forma inmediata.
  9. Dermatitis herpetiforme. En algunos casos severos, los niños presentan esta enfermedad, generalmente en nalgas, codos y rodillas.

Una vez que va corriendo el tiempo y no se trata la enfermedad, los niños celíacos van presentando síntomas emocionales, como desesperación, irritabilidad y depresión repentina.

Es necesario mantener presente estos síntomas, ya que mientras más rápido se diagnostique la enfermedad, menos daño se producirá en los intestinos de los niños.

Informa a todos de que eres celíaco

Una vez sepas de tu condición, jamás dejes de gritarlo al mundo. Es sumamente importante que todos sepan que eres intolerante al gluten, ya que de este modo si realizas alguna visita o consumes algo en un restaurante, todos podrán tomar las medidas necesarias para evitar hacerte daño.

Además, si tu hijo es celíaco, es necesario avisar en la escuela sobre este hecho para que los mismos no den alimentos dañinos para su intestino y puedan tomar las medidas necesarias.

Si vas a viajar, es importante avisar en los aviones que eres intolerante al gluten, para que las azafatas tomen las medidas necesarias antes de brindarte algún aperitivo.

¡Hagas lo que hagas, y vayas a donde vayas, jamás dejes de gritar al mundo que eres celíaco, así podrás salvar tu vida y concientizar al resto!