Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una enfermedad que afecta de forma directa a la tiroides. Esta es una glándula que pertenece al sistema endocrino y que se caracteriza por contar con una forma de mariposa bastante palpable. Se le encuentra en la parte frontal del cuello, exactamente encima la tráquea.

Funcionamiento de las tiroides

Es una parte del cuerpo sumamente importante ya que la misma es la que genera las hormonas tiroideas T4 y T3. Estas hormonas, a través de todo el torrente sanguíneo, viajan hasta llegar a las células del cuerpo con el único objetivo de buscar un control sobre el metabolismo del individuo, regulándolo de forma correcta.

Dicho de otro modo, estas hormonas existen para que los procesos y las reacciones de nuestro cuerpo, sean las correctas según el ritmo y la actividad que se esté llevando a cabo. La energía de nuestro cuerpo está altamente ligada a estas hormonas, ya que gracias a su correcto funcionamiento, tanto nuestro cuerpo, como nuestro cerebro y nuestro corazón, funcionan continuamente de forma correcta.

¿Qué es el hipotiroidismo?

Partiendo del hecho de que la tiroides es parte fundamental en nuestro cuerpo, decimos que el hipotiroidismo es aquella enfermedad que afecta esta glándula, generando que la misma no produzca una cantidad necesaria de hormonas tiroideas, y por ende, el funcionamiento del cuerpo no sea el adecuado.

De este modo, a medida que no se vaya tratando a la enfermedad, el cuerpo no funcionará de forma normal, causando así que la actividad orgánica se desmejore, bien sea que se ralentiza, o se disminuya.

Una de las consecuencias más significativas de que estas hormonas no se generen en la medida correcta, es que se produce una secreción más elevada de TSH.

¿Qué es TSH?

La TSH es aquella hormona que se encarga de estimular la glándula y se produce específicamente en la hipófisis. Esta hormona es la que se encarga de regular la producción de las hormonas específicas de la tiroides.

Funciona del siguiente modo, para ser más específicos: mientras la producción de estas hormonas sea mayor a la normal, la TSH no eleva su concentración, y si por el contrario estas hormonas de la tiroides se producen en medidas menores, la TSH aumenta considerablemente.

En sí, se necesita que exista un funcionamiento correcto de estas hormonas, con el fin de que el rendimiento preciso de la glándula tiroidea no se vea afectado.

Gracias a un examen médico y a los exámenes sanguíneos, es posible detectar que existe un desmejoramiento en la tiroides, partiendo del hecho de que la TSH no está funcionando de forma correcta, incluso si las hormonas T3 y T4 se presentan estables en estos exámenes.

Esta enfermedad se caracteriza por ser controlable, pero no cuenta con una cura definitiva. Es importante mantener un tratamiento fijo y estable que ayude a que los síntomas del hipotiroidismo no generen molestias. Si esto no se controla, las consecuencias pueden variar siempre en ascenso según la gravedad.

Tipos de hipotiroidismo

Dependiendo siempre del tipo de problema que se observe en la tiroides, el hipotiroidismo se divide en dos tipos. Uno, que parte del hecho de que el problema se encuentre en la glándula de forma directa, y otro que el problema se encuentre en las hormonas que estimulan dicha glándula.

A continuación detallaremos cada uno de ellos:

Hipotiroidismo primario

Este tipo de hipotiroidismo es uno de los más comunes de todos, siendo este el que más número de personas en el mundo contienen en su lista de afectados. Este es aquel que consiste en que el daño afecte de forma directa a la tiroides y se asevera siempre que están en el organismo otras enfermedades, como la falta de yodo, la deshidratación, incluso si es demasiado leve, y el exceso de medicamentos.

Por oro lado, existen algunas otras condiciones más difíciles de preveer, que también son capaces de alterar la glándula tiroidea y que genera que esta enfermedad se acelere en gran medida.

Hipotiroidismo central

El hipotiroidismo central, por otra parte, es catalogado como el tipo más extraño de todos, ya que el mismo lo contienen tan sólo un 5% de las personas afectadas por esta enfermedad tan común. Esta es aquella que consiste en que la TSH se vea afectada en gran medida, independientemente de su la misma se altera por medio de la hipófisis o a través del hipotálamo.

Hipotiroidismo subclínico

Si bien tan sólo nombramos dos tipos nada más, este tipo de hipotiroidismo no es muy común, pero existe y afecta a más número de personas que el central. Este consiste en que exista un fallo no demasiado marcado en lo que es directamente la glándula tiroidea, pero que surge gracias a que la TSH se va elevando. El detalle está en que a pesar de esta elevación, y de este leve fallo, la hormona T4 sigue funcionando de forma normal.

Se le denomina como hipotiroidismo subclínico debido a que con anterioridad no presentaba ningún tipo de síntoma, pero con diversos estudios y exámenes, se llegó a la conclusión de que sí cuenta con una cantidad limitada de síntomas.

En casos como éste, se busca mantener siempre un tipo de observación común en donde el paciente se mantiene siempre en contacto con el médico tratante, y generalmente no requiere de un tratamiento ingerido.

Hipotiroidismo subclínico

Factores de riesgo

Si bien esta enfermedad no mide sexo o edad, la verdad es que según una gran cantidad de estudios, encuestas y observaciones a lo largo de los años, se ha llegado a la conclusión de que la misma afecta en gran parte al sexo femenino, y en menor medida a los hombres.

Y las edades generalmente no son precisas, pero en gran medida son personas mayores de los treinta y cinco años quienes se ven afectadas de forma directa por esta enfermedad.

Causas del hipotiroidismo

Las causas del hipotiroidismo pueden variar, y es que luego de varios años de estudios exhaustivos para concretar una causa específica, se llegó a la conclusión de que no es tan sólo una, sino una diversidad de ellas.

Veamos cuáles son:

Enfermedades autoinmunes

Dentro de este grupo, se encuentra una enfermedad llamada tiroiditis de Hashimoto, la cual es aquella que afecta de forma directa lo que es el sistema inmune de los individuos. Este sistema se encarga de ayudar al cuerpo de cada persona a combatir cualquier tipo de infección o virus que esté intentado atacarlo. Si este sistema no funciona bien, la glándula tiroidea se ve afectada de forma directa.

Tiroiditis

La tiroiditis común también es aquella que afecta de forma directa al sistema inmune, y genera que la tiroides se inflame. Una vez que esto sucede, la glándula comienza a liberar hormonas sin parar y de forma repentina. Esto, comenzando, genera primero un hipertiroidismo, pero luego a medida que avanza, se convierte e un hipotiroidismo.

Hipotiroidismo congénito

Algunas personas, no en gran número, se ven afectadas por esta enfermedad desde el momento de su nacimiento. Verdaderamente los casos no son demasiados, por lo que se considera una causa poco habitual, pero existente. Por lo general ocurre gracias a que el feto viene con un déficit de yodo en su cuerpo, o por la extraña razón de no nacer con toda la tiroides.

Causas transitorias

Dentro de las causas transitorias, se encuentra el embarazo. Y es que algunas mujeres se ven afectadas por esta enfermedad durante o después del embarazo, debido a que la glándula tiroidea no funciona de modo correcto y la cantidad de hormonas que libera no es del todo suficiente.

Determinados medicamentos

Algunos medicamentos son capaces de producir un hipotiroidismo seguro, por lo que es necesario que siempre que sean recetados por el médico, el mismo lo haga tras pedir un examen tiroideo, para observar que los mismos no le puedan afectar. Dentro de estos medicamentos se encuentra el litio y la amiodarona.

Sin embargo, en otras ocasiones tan sólo simples jarabes para la tos son capaces de afectar esta glándula.

Hipófisis

Siempre que la glándula pituitaria se vea con problemas o con cierta inflamación indebida, existe un número elevado de probabilidad de que surja la enfermedad. La hipófisis, siempre que no funcione bien, impide que la TSH se genere en las cantidades correctas.

Exceso o falta de yodo

Hemos venido nombrando esta causa de forma indirecta, con anterioridad, y es que es una de las principales. El yodo es un mineral que necesita nuestro cuerpo para producir las hormonas T3 y T4, por lo que es necesario que los niveles se encuentren estables. Para ello se establece una dieta con sal yodada, en donde la misma se utilice de forma moderada, pero regular.

Causas del hipotiroidismo

Síntomas del hipotiroidismo

Esta enfermedad presenta diversos síntomas que pueden variar según sea el tipo de hipotiroidismo, según el paciente o según su control. Estos se caracterizan por ir apareciendo de a poco, ya que se puede contar con la enfermedad durante años y no presentar ninguno de ellos desde el comienzo. Pese a ello, de forma progresiva y avanzada van apareciendo.

Los síntomas del hipotiroidismo son los siguientes:

Depresión

Dentro de la depresión se encuentran otros síntomas más leves, como la indiferencia a ciertas situaciones o la apatía hacia el entorno.

Sintomas del hipotiroidismo

Variaciones en el peso

Este es uno de los principales síntomas de enfermedad. Al afectar de forma directa nuestro metabolismo, las calorías se van quemando con menos energía, lo que genera que el metabolismo se vuelva lento y por ende, se aumente de peso.

Variaciones en la piel y en el cabello

Dentro de estas variaciones se encuentra la sequedad extraña en el cabello y en la piel, pudiendo ser la misma bastante fuerte. Además, las uñas se vuelven débiles, por lo que se quiebran con más facilidad.

Aumento del colesterol

De forma extraña, el colesterol malo se mantiene en un nivel más elevado del normal.

Cansancio repentino

De nuevo, al tratarse de una falta de energía general, el cansancio repentino y la falta de sueño se vuelven síntomas comunes.

cansancio repentino

Otros síntomas

Existen otros síntomas no demasiado comunes, pero que se han visto en algunos casos. Dentro de estos se encuentran la hinchazón del rostro, la voz ronca, una discapacidad en la concentración, estreñimiento, algunos dolores musculares y en las articulaciones y, en las mujeres, diversos trastornos en su menstruación.

Complicaciones a consecuencia del Hipotiroidismo

Si bien esta enfermedad es tratable y se controla de forma fácil siempre que se diagnostique, si no se le controla puede pasar a convertirse en algo peor. Dentro de las complicaciones más comunes, se encuentran las siguientes:

  • Bocio

El bocio es un nivel de agrandamiento elevado en la glándula tiroidea. Al tratarse de una glándula que se halla en la parte frontal del cuello, cuando el bocio es demasiado grande, se puede observar como una pelota en el medio del cuello, específicamente debajo de la laringe. Por lo general, el bocio genera diversos problemas para respirar y tragar.

 

  • Enfermedades coronarias

Esta complicación surge del síntoma en el cual el colesterol se ve aumentado, y si esto no se controla, se está en riesgo de contraer enfermedades coronarias.

Esto puede ocurrir siempre que el hipotiroidismo se mantenga en constante avance, sin un tratamiento que lo controle.

  • Problemas mentales

Partiendo de la depresión que afecta a un gran número de pacientes afectados por hipotiroidismo, surgen entonces otros problemas mentales que deben ser tratados cuando la enfermedad principal no se ha controlado.

  • Bebés con problemas

Para todas aquellas mujeres embarazadas que sufran de hipotiroidismo y no se traten, los bebés pueden llegar con diversos problemas, pudiendo incluso poder contar con un porcentaje de mortalidad para el bebé en cuestión.

¿Cómo tratar el hipotiroidismo?

La mejor forma de tratar la enfermedad es con medicina, generalmente de por vida ya que esta es una enfermedad autoinmune que el organismo no logra controlar.

Lo ideal es que se receten medicamentos especializados que ayuden a sustituir la hormona T4, ya que esta es la que más se ve afectada por la enfermedad. Esto debe ser realizado con el fin de que todos los órganos del cuerpo funcionen muy bien y así se eviten complicaciones como las anteriormente descritas.

Este tratamiento, al ser de por vida, puede que no varíe, pero es necesario que todos los pacientes se mantengan en constante observación con su médico tratando, con el fin de mantener un ojo en el avance de la enfermedad.

Si esto se lleva al pie de la letra, el hipotiroidismo no afectará la vida diaria del paciente.

1 comentario en «Hipotiroidismo»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.