Síntomas de la hipoglucemia

By |

Introducción

La hipoglucemia es una condición que ocurre cuando los niveles de azúcar en la sangre, se encuentran por debajo del rango normal. En sí, esta afección genera una serie de síntomas que se deben a que la glucosa (lo que se conoce como el azúcar en nuestra sangre), tiende a ser la principal fuente de energía de nuevo organismo, por lo que cuando ocurren un problema con la misma, el cuerpo comienza a demostrarlo.

De forma común, la hipoglucemia se asocia con lo que es la diabetes, ya que tiende a ser un signo común de esta enfermedad. Sin embargo, es necesario destacar que existe una pequeña cantidad de patologías que pueden generar que los niveles de glucosa disminuyan, en personas que no padecen en lo absoluto de diabetes. Esta condición no se considera una enfermedad ya que la misma se toma en cuenta como un indicador específico de que el organismo está teniendo un problema.

Es necesario tener en cuenta la hipoglucemia en todo momento, ya que la misma se puede tornar peligrosa cuando los niveles disminuyen en grandes medidas. Lo ideal es buscar un tratamiento inmediato, el cual deberá consistir en que los niveles de azúcar en la sangre se eleven lo más rápido posible. Esto, dependiendo del tipo de hipoglucemia que se esté desarrollando, podrá estar compuesto de ciertos alimentos, o de fármacos específicos para esta condición. No obstante, es necesario establecer la causa del problema, con el fin de tratar la condición partiendo de la misma.

Síntomas de la hipoglucemia

La hipoglucemia se caracteriza por la reducción de la glucosa en nuestra sangre, la cual se puede dar por diferentes razones, y que a su vez genera una serie de síntomas que se vuelven rápidamente identificables. Estos síntomas son capaces de variar, tanto en intensidad como en regularidad, dependiendo del nivel de reducción del azúcar en la sangre.

Los principales síntomas de la hipoglucemia, son los siguientes:

Ritmo cardíaco irregular

Uno de los principales síntomas que surgen cuando ocurre la hipoglucemia comienza, es una irregularidad en el ritmo cardíaco del individuo, en donde el mismo puede ralentizarse o acelerarse de forma repentina.

Fatiga

Al tratarse la glucosa de la principal fuente de energía del organismo, es común que el cuerpo del individuo con hipoglucemia comience a sentirse fatigado y débil. Esta fatiga puede volverse intensa si la afección no se trata de inmediato.

Piel pálida

Este síntoma tiende a ser muy común en personas con hipoglucemia, aunque no suele aparecer en todos los individuos con esta condición, por lo que se considera un síntoma irregular, pero común.

Temblores y ansiedad

Si la hipoglucemia no se trata a tiempo, la misma puede comenzar a ocasionar síntomas más relevantes y que pueden confundirse con otras patologías, como los temblores y la ansiedad. Ambos síntomas suelen llegar acompañados y se mantienen en el organismo del afectado hasta que la glucosa en la sangre se regule.

Sudoración

La sudoración en estos casos puede llegar a ser intensa o irregular, pero tiende a aparecer de forma frecuente por las noches, cuando el organismo se encuentra relajado.

Hambre e irritabilidad

Si la hipoglucemia no se controla y los alimentos consumidos no generan que el azúcar en la sangre aumente, comienzan estos síntomas, en donde el hambre y la irritabilidad suelen estar de la mano en este proceso. Además, los mismos tienden a empeorar de forma gradual.

Síntomas avanzados

Una vez que la hipoglucemia comienza a empeorar, los síntomas parecen aumentar en nivel y algunos otros comienzan a surgir. Es necesario tener en cuenta que se debe evitar a toda costa el hecho de llegar hasta este extremo, ya que en este punto la afección se torna peligrosa y afecta la calidad de vida del individuo, de forma considerable.

Dentro de los síntomas que aparecen en esta etapa, se encuentra la desorientación, siendo este un síntoma neurológico que muestra una incapacidad de realizar tareas y de mostrar comportamientos extraños y en lo absoluto acordes a la situación vivida. Además de esto, en muchos individuos surgen también alteraciones visuales comunes, como ver borroso, y en ocasiones más graves ocurre una pérdida del conocimiento de forma constante. Todos estos síntomas, en conjunto, asemejan en gran medida a un individuo ebrio.

Es necesario consultar con un médico de forma inmediata siempre que un individuo que no sufre de diabetes, comienza a padecer estos síntomas. También es necesario visitar al médico incluso si se sufre de diabetes y la misma está controlada dentro de lo que se puede observar, ya que la hipoglucemia en estos casos apunta a un tratamiento que no hace efecto. Además, es imprescindible que se busque ayuda de un profesional si comienzan a sentirse síntomas avanzados.

Causas de la hipoglucemia

Como ya hemos mencionado, la hipoglucemia comienza cuando los niveles de azúcar en la sangre comienzan a disminuir de los rangos normales. Esto puede ocurrir por una diversidad de razones, que se adecuan a cada organismo y situación. De forma general, la causa más común de esta afección, es el hecho de tomar medicamentos para la diabetes y que estos generen un efecto secundario en el individuo.

Para explicar de forma correcta cómo es que funciona la glucosa en la sangre y sus niveles, es necesario entender que el organismo procesa la glucosa de forma natural de todos los alimentos que consume. Esta, como ya habíamos mencionado, es la causa principal de energía en nuestro organismo; sin embargo, la misma no puede funcionar si la insulina no se lo permite. Siempre que la glucosa ingrese en el organismo, el páncreas comienza a segregar la insulina, lo cual se ve afectado cuando ocurre la hipoglucemia. De este desarrollo parte otra de las posibles causas de la hipoglucemia, lo cual surge cuando no se consume ningún alimento en un periodo de tiempo prolongado.

Por otro lado, la diabetes es otra de las principales causas de la hipoglucemia, sobretodo porque la cantidad de glucosa producida no tiende a ser suficiente, por lo que la glucosa no se eleva. Ahora bien, si hemos de establecer ciertas causas específicas de hipoglucemia en personas que no padecen de diabetes, entonces destacamos las siguientes:

  1. El uso de algunos medicamentos. Inclusive si no son medicamentos para la diabetes, la hipoglucemia puede ser un efecto secundario de algún fármaco que se esté ingiriendo por alguna razón. Por lo general, esto ocurre en gran medida en niños y adolescentes.
  2. Alcohol. El hecho de tomar alcohol en exceso, genera que el hígado se descontrole de sus funciones y la glucosa no se libera hacia la sangre, lo que va generando un cuadro de hipoglucemia reversible.
  3. Ciertas enfermedades. El hecho de sufrir de algunas enfermedad, sobretodo aquellas que influyen en órganos específicos, pueden generar la hipoglucemia como un síntoma, lo que quiere decir que hay que trabajar ambas desde la causa principales. En estas enfermedades destacan trastornos renales, enfermedades graves del hígado y la anorexia nerviosa.
  4. Superproducción de insulina. Esta condición puede surgir cuando un individuo cuenta con un tumor en el páncreas, lo que genera entonces que se produzca insulina en exceso. Esto acaba generando hipoglucemia en algún momento.
  5. Deficiencias hormonales. Por último, existen algunos trastornos que tienen que ver de forma directa con un nivel de deficiencia hormonal que no permite la regulación de la glucosa, y por ende, genera la hipoglucemia. Esta suele ser una causa posible en el caso de los niños.

No obstante, estas causas no suelen ser demasiado frecuentes, por lo que es importante tenerlas en cuenta en todo momento al descartar la diabetes como la causa principal de la hipoglucemia.

¿Cómo se diagnostica la hipoglucemia?

Siempre que un individuo sano comience a sentir síntomas como los que hemos mencionado con anterioridad, el mismo debe visitar a un médico de forma inmediata con el fin de evitar complicaciones severas, dentro de las cuales destacan la pérdida de conocimiento, lesiones graves y la muerte. Por otro lado, incluso si se recibe tratamiento para la diabetes de sufrir de esta enfermedad, puede ocurrir la hipoglucemia siempre que el tratamiento no esté surgiendo efecto.

Para poder diagnosticar la hipoglucemia, es necesario realizarse un examen especial que muestre el nivel de glucosa en la sangre. Este puede realizarse de diferentes maneras y siempre a través de la sangre. Con el fin de que el resultado sea más preciso, el examen debe realizarse en ayunas y de forma repetitiva por tres días seguidos. Además de lo anterior, el profesional deberá estudiar atentamente todos los síntomas del paciente, realizarle un chequeo físico y estudiar sus antecedentes familiares. Junto con todos los resultados listos, se diagnostica la hipoglucemia y se procede a realizar el tratamiento.

Tratamiento para la hipoglucemia

Una vez que la hipoglucemia se haya diagnosticado, se debe establecer un tratamiento específico con el fin de que la condición se controle rápidamente y los síntomas se reduzcan en gran medida. En sí, el tratamiento consiste en diferentes partes, en donde el mismo inicia dependiendo de los síntomas. Es muchas ocasiones, la hipoglucemia se controla consumiendo azúcar o alimentos altos en glucosa y la acción tiende a ser inmediata.

En sí, se recomiendan carbohidratos de acción rápida con el fin de que los mismos se digieran rápidamente y la glucosa se disuelva de forma rápida en el organismo hasta alcanzar el torrente sanguíneo. Este proceso tiende a ser rápido y dependiendo de los síntomas del paciente y del nivel de reducción de la glucosa en la sangre, el efecto suele ser duradero. De forma común, con consumir un caramelo con azúcar o fruta, es lo ideal, y pese a lo que se pueda pensar, el hecho de consumir alimentos con grasas y azúcar, no tiende a surgir el efecto deseado.

Una vez hecho lo anterior, se debe medir la glucosa en la sangre tras haber pasado un total de quince minutos. Si la glucosa no ha aumentado, repite el procedimiento y vuelve a medir la glucosa en la sangre tras los mismos quince minutos. Dependiendo de los resultados de este proceso, se detiene el tratamiento.

No obstante, si los síntomas son graves y no cesan con el procedimiento anterior, es necesario establecer un tratamiento más invasivo, como es la inyección de glucosa, la cual ayuda a que el resultado sea rápido. Si el paciente se encuentra inconsciente, es importante no ofrecer ningún alimento o bebida al mismo.

Si eres un paciente regular con hipoglucemia, se recomienda contar con un kit de glucosa que ayude a controlar los niveles de azúcar en la sangre de forma común y constante, y realizar el análisis de forma periódica con el fin de prevenir complicaciones y posibles síntomas.

¿La hipoglucemia se puede prevenir?

La hipoglucemia es una condición que como ya hemos dejado claro, ocurre por diferentes razones, lo que dificulta el hecho de prevenirla en la mayoría de las ocasiones. Sin embargo, todas aquellas personas que cuentan con diabetes, pueden prevenir la hipoglucemia siempre que cumplan al pie de la letra todo el tratamiento, siempre que el mismo no genere efectos negativos en el organismo. Por otro lado, se recomienda también que no se modifiquen los horarios de comida o de ejercicios, de modo que el organismo se adapta a una rutina.

Por otro lado, a pesar de que no es precisamente un modo exacto de prevenir la hipoglucemia, se puede contar con un kit especial de glucosa con el cual se mide de forma constante este valor y así se pueden prevenir los síntomas y atacar antes de tiempo la hipoglucemia severa.

Lo ideal es que si una persona cuenta con factores de riesgo que aumenten las posibilidades de padecer de hipoglucemia, mantengan algún alimento o carbohidrato de acción rápida a la mano, con el fin de que se regulen los niveles de glucosa en la sangre antes de que la condición empeore. Y si eres una persona sana, que jamás ha padecido de diabetes, puedes evitar la hipoglucemia consumiendo alimentos de forma regular durante todo el día, en pequeñas porciones, lo que ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre y ayuda con el metabolismo a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.