[…] Existen enfermedades y patologías que pueden dar lugar al síndrome de la fatiga crónica, aunque a ciencia cierta no se puede asegurar este hecho. Sin embargo, nos dimos la tarea de averiguar cuáles eran estas enfermedades y son las siguientes: infecciones comunes que afecten el sistema respiratorio, ataques de depresión regulares, falta de hierro en la sangre que acabe en anemia, diversas alteraciones que afecten nuestros niveles hormonales, niveles muy bajos de presión y fibromialgia. […]

Responder