La Fecundación

Fecundación es un término bastante utilizado desde hace algunas décadas para acá, ya que es aquel que se emplea para establecer la correcta definición de la unión que surge entre el óvulo y el espermatozoide, y que da como resultado un embarazo, tanto deseado, como no.

¿Qué es una fecundación?

Desde que el mundo es mundo, la reproducción humana se ha visto envuelta en un sinfín de debates en donde todo comenzó siendo un tabú y no una necesidad común, hasta que la información dejó de ser extraña para empezar a ser aceptada como lo que es: una realización del ser humano.

En algunas ocasiones se torna una obligación el hecho de la reproducción, ya que de esto surge que familias vayan ampliándose y de que las fronteras comiencen a ser diferenciadas. Hoy en día, la fecundación es catalogada como un proceso único y especial que se da de forma interna y femenina, ya que el espermatozoide fecundará el óvulo que se encuentra en las trompas de Falopio que están dentro de la mujer.

Por lo general, sucede de forma natural y siempre que no exista ningún tipo de protección de por medio, ya que el riesgo de un embarazo e latente siempre que el contacto entre el semen de un hombre, y la vagina de una mujer, sea directa.

Sin embargo, y para ampliar un poco más esta información, dado que muchas personas en el mundo, incluyendo tanto a hombres como a mujeres, han tenido problemas para la fecundación natural, este proceso también es llevado a cabo en un laboratorio, siempre por expertos y profesionales en la materia, en donde ellos se encargan de realizar la fecundación artificial, también conocida como fecundación in Vitro.

fecundacion

Proceso de la fecundación

Una vez que el espermatozoide del hombre, fecunde el óvulo de la mujer, ocurre un proceso de dotación cromosómica que es común y normal en los seres humanos.

Para que esto pueda ocurrir de forma natural, es necesario que el hombre eyacule dentro de la vagina de la mujer, generalmente gracias a un orgasmo post penetración. Una vez que el hombre eyacule, los espermatozoides llegan directamente a las trompas de Falopio, en donde los mismos encontrarán los óvulos.

El número de espermatozoides que pueden fecundar, o el número de óvulos que pueden ser fecundados, puede variar, pero generalmente van desde uno hasta tres. De esta parte que existan gemelos, morochos y trillizos.

Sin embargo, no es tan sólo esta cantidad de espermatozoides los que viajan por la vagina de la mujer, sino unos doscientos, aproximadamente. Por otro lado, esto no quiere decir que la fecundación ocurra de forma rápida en cualquier momento, sino siempre y cuando la mujer esté ovulando o se encuentre en días fértiles.

proceso de la fecundacion

Etapas de la fecundación

Si bien hemos hablado de un proceso bastante simple y rápido, la verdad es que no es tan sencillo como parece, y es que para que se genere la fecundación correctamente, existen algunas etapas que se deben cumplir:

Primero se debe penetrar la corona radiada, es decir, el espermatozoide debe luchar contra una capa de células que contienen en su interior al óvulo. Cuando esta penetración ocurre de forma correcta, existe otra barrera con la que deben luchas los espermatozoides, denominada zona pelúcida.

Un solo espermatozoide no podría derribar esta zona, por lo que se requiere que muchos de ellos lo intenten. Sin embargo, sólo uno podrá entrar en el óvulo, a menos de que sean casos irregulares, como el hecho de que dos de ellos puedan entrar.

Estableciendo un ejemplo de que un solo espermatozoide haya podido traspasar la zona pelúcida, se empieza un proceso en el cual el mismo hace contacto directo con la membrana plasmática del óvulo, y comienzan diversos procesos que acaban en la fusión de las membranas.

Una vez que el espermatozoide entra en contacto directo con el núcleo del óvulo, se comienza la meiosis, hasta que ambos núcleos (espermatozoide y óvulo), se fusionen entre sí y los cuarenta y seis cromosomas se establezcan. La última etapa de todo este proceso, es cuando se forma el cigoto humano.

Un dato importante a tener en cuenta, es que a través de la fecundación se puede saber el sexo del bebé, es decir, si es niño o niña. Esto ocurre gracias a la fusión de dos cromosomas, en donde la mujer siempre establece un cromosoma X y el hombre puede establecer el Y o el X.

Si el feto será masculino, el hombre habrá otorgado el cromosoma Y, creando así los cromosomas sexuales del niño XY. Si por el contrario, otorga el cromosoma X, será una niña con cromosomas sexuales XX.

etapas de la fecundación

Gemelos y mellizos

Si bien por ahí se escuchan rumores y falsos datos sobre la fecundación de gemelos, la realidad es otra, y es que en realidad no son dos los espermatozoides que fecundan un óvulo, sino uno solo, que gracias al mecanismo con el que cuentan los óvulos, el mismo se puede fecundar de forma múltiple.

La fecundación es igual a la común (esa que explicamos más arriba), la única diferencia es que algunas células se dividen luego de la fecundación. A pesar de que suene muy extraño, el embrión se separa y se forman dos de ellos, completamente idénticos. Esta variable nos indica que serán del mismo sexo.

Con los mellizos es otro cuento, ya que en este caso dos óvulos completamente diferentes se fecundan, con espermatozoides distintos. Cada óvulo se fecunda de forma común, tan sólo con la particularidad de que en vez de un solo embrión, serán dos. A diferencia de los gemelos, en este aso los bebés no son idénticos, y en pocas ocasiones se generan del mismo sexo. Y es que esto ocurre de forma habitual, sin variaciones.

Pese a esto, los bebés resultan ser muy parecidos, ya que tanto los óvulos, como los espermatozoides, son de los mismos padres.

Síntomas de la fecundación

Como bien decíamos, una vez que el espermatozoide entre directo en el óvulo y los mismos se fusionen, comienzan los procesos que de forma breve hemos descritos anteriormente. Sin embargo, pocas mujeres tienen síntomas los primeros días de haberse realizado la fecundación, ya que este proceso se da tan rápido, que es imposible notarlo.

sintomas de la fecundación

Pese a esto, las hormonas se revolucionan en el interior de las mujeres cuyos óvulos han sido fecundados. Sin embargo, aún así esto no se cataloga como un indicio de algo, por lo que no se toma en cuenta del todo.

Pero esto no quiere decir que no existan síntomas, ya que luego de diez días de haberse efectuado la fecundación, algunas mujeres pueden comenzar a sentir algunas cosas, incluso sin saber que están embarazadas.

Dentro de los síntomas de la fecundación, se encuentran los siguientes:

Sangrado de implantación

Por lo general, este tipo de sangrado no les ocurre a todas las mujeres, pero muchas de ellas han comentado haberlo tenido. Ocurre después de siete días de haberse fecundado el óvulo, aproximadamente.

Para ser más específicos, este tipo de sangrado ocurre cuando el blastocito llega al útero luego de un recorrido, y se mantiene en él. El sangrado ocurre en este momento ya que el útero tiende a sangrar si el blastocito afecta a cualquier vaso capilar que se encuentre en él.

No suele ser un sangrado muy fuerte, sino más bien leve que en ocasiones se confunde con la menstruación, por lo que no resulta grave.

Cambios en los senos

Particularmente, los senos de las mujeres tienden a cambiar de forma automática y la mayoría de las ocasiones, ya que los mismos comienzan a sufrir los efectos de las hormonas de forma inmediata.

Lo que ocurre es que las hormonas generan que los senos se inflamen y se mantengan hinchados, pudiendo generar dolores y molestias con la ropa, y aún sin ella.

Dolor abdominal

De nuevo estamos ante otro de los síntomas que nos hacen confundir la fecundación, con la menstruación, aún cuando la fecha no indique lo correcto, y es que tanto este dolor, como la falta de energía que el mismo otorgue al cuerpo femenino, es muy similar al que ocurre cuando se está menstruando.

Cansancio y fatiga

Aunque no parezca muy relevante, este es uno de los síntomas que más pueden afectar a las mujeres, ya que al estarse generando una vida en el vientre de la mujer, el cuerpo va trabajando el doble.

Por lo general la fatiga dura un par de semanas, quizás hasta llegar al mes.

¿Cuánto tarda en fecundarse?

De todas las preguntas comunes sobre este tema, esta es una de las más relevantes y comunes, tanto en hombres como en mujeres.

La fecundación comienza una vez que el óvulo hace su recorrido hasta las trompas de Falopio, y si bien este tiempo no está especialmente estipulado, el tiempo de fecundación se puede calcular e interrumpir en un lapso de veinticuatro horas.

Es decir, una vez que ocurre el coito, y si bien los espermatozoides pueden vivir hasta tres días, los óvulos tan sólo viven uno, por lo que si se quiere interrumpir el proceso de fecundación, se puede lograr gracias a la medicina convencional.

Para ser más preciosos, y según varios estudios clínicos y específicos, la fecundación puede darse entre las diecinueve y veinticuatro horas después de haber acabado el coito.

¿Fecundación post mortem?

¿Alguna vez habías oído sobre este término?, estamos seguros de que quizás sí, y es que esto se ha vuelto muy popular entre las masas desde hace algún tiempo.

Esto consiste en que el semen de un hombre sea congelado, incluso después de haber muerto. Este proceso puede surgir por gusto de ambas partes, en donde quizás el hombre está en una etapa terminal y la mujer, aún así, quiere hijos.

Una vez que el semen esté congelado, y la mujer preparada, a través de un proceso asistido por profesionales en la materia, esto es completamente posible y es legal en una gran cantidad de países, siempre y cuando el hombre haya dejado una autorización en donde legalmente aprueba que una mujer utilice su semen para procrear una vida.

¿Qué es la fecundación In Vitro?

Mucho más arriba habíamos hecho mención a este hecho, y para finalizar toda la información sobre este grandioso tema, acabaremos hablando un poco sobre lo que es la fecundación In Vitro.

Este es un proceso que se cataloga como un tratamiento de fertilidad, completamente legal y aceptado socialmente, el cual consiste en extraer los óvulos de los ovarios de la mujer y fecundarlos a través de un proceso de laboratorio en los espermatozoides del hombre, que también fueron extraídos con anterioridad.

Una vez que la fecundación haya comenzado, en el laboratorio se va estudiando la evolución de la misma, y una vez que los resultados sean óptimos, el cultivo se debe introducir en el útero de la mujer en cuestión.

De este modo el embarazo se dará de forma común en la mujer, luego de haber pasado por un proceso específico.

Por lo general se lleva a cabo este tratamiento cuando alguna de las partes no puede concebir bebés y no existe arreglo para los problemas, pero que aún así, generando tanto óvulos como espermatozoides, puede llevarse a cabo la fecundación. Y es que uno de los requisitos principales para que la fecundación In Vitro pueda llevarse a cabo, es que la mujer sea capaz de producir sus propios óvulos y que no cuente con anomalías en su útero, de modo que pueda soportar el cultivo.

Este proceso es bastante común actualmente, y es que hasta la fecha una gran cantidad de personas optan por llevarlo a cabo para poder tener un bebé. Además, en estos casos se pueden tomar en cuenta muchas situaciones, como el hecho de que en vez de uno, pueden ser dos embriones, y por lo tanto, pueden ser dos bebés.

fecundación in vitro

Tan sólo es importante tener en cuenta que se necesitan de dos personas que estén sanas en otros aspectos de su vida, y que para cualquier tipo de fecundación u embarazo, la mujer no tenga vicios que puedan afectar al embrión.

1 comentario en «La Fecundación»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.