Síntomas de la fascitis plantar

por | noviembre 12, 2018

Introducción

La fascitis plantar se refiere a la inflamación de la fascia plantar, que es una banda de tejido elástico que se extiende desde el calcáneo hasta la zona metatarsal, ubicada delante de los dedos. Esta estructura tiene la función principal en el caminar, pues es una de las principales responsables de mantener el arco plantar, absorber y devolver la energía que se produce cuando el pie impacta contra el suelo. También, es la encargada de proteger los metatarsianos para evitar un exceso de flexión de los dedos.

Este tipo de lesión es mucho más común, entre las personas que se dedican a algún deporte de forma permanente y por lo general se produce sobre todo en corredores de fondo o en jugadores de baloncesto, debido a todas las largas carreras sobre una superficie irregular. Este tipo de trastornos se produce de forma bastante habitual en pacientes jóvenes y deportistas, más sin embargo en las personas que ni practican deporte con asiduidad puede presentarse a partir de los 45 años de edad en adelante.

Causas de la fascitis plantar

La fascitis plantar es causada por la reincidencia de correr unido a una mala pisada en superficies duras y uniformes, además, también puede estar causada por un pie cavo, un pie vago o un exceso de curva deforme que provoca la inflamación de la fascitis. Entre todas las causas también se encuentra la debilidad muscular, la mala sujeción del calzado o un aumento de peso y actividad física repentina es por ello que se deben evaluar los síntomas.

Síntomas de fascitis plantar

El síntoma más común  de la fascitis plantar es el dolor,  que muchas veces es incapacitante, tanto en la planta del pie como en el talón, los dolores por lo general se presentan a primera hora de la mañana, cuando el paciente está recién levantado, y va cesando a lo largo del día, y va mejorando con el descanso. La razón por la que el dolor cesa con el descanso es porque la fascia se relaja al estar el pie en discreta flexión plantar. Si se produce una marcha de tiempo prolongado el dolor tiende a empeorar, e incluso esta molestia se puede presentar con el simple hecho de estar de pie.

Este dolor se caracteriza por causar malestar solo durante el día,  en las noches no se presenta, ni presenta ningún tipo de hormigueo, es por estas razones que le diferencian de otro tipo de trastornos del pie. Además en muchas ocasiones, los pacientes notan que le hecho de caminar en puntillas agudiza el dolor, en otras ocasiones, es notorio para el paciente que el solo hecho de caminar descalzo o subir escaleras puede reproducir el dolor, bastando solo una pequeña flexión dorsal forzada de los dedos y con la rodilla en extensión. Este malestar se describe como dolor palpitante y otras veces dolor punzante. Este padecimiento en algunos casos puede alcanzar el tobillo o incluso los dedos de los pies.

Prevención de la fascitis plantar

No hace falta esperar a tener alguna molestia o sentir algún tipo de dolor para empezar a prevenir no solo esta afección, sino también otras enfermedades relacionadas con una mala pisada. Principalmente saber qué tipo de pie tiene cada deportista. Para ello es importante ir aun podólogo deportivo y que el especialista haga una evaluación de la pisada, con este estudio en las tiendas de deporte se trata de asesorar al cliente acerca del tupo de zapatilla que debería usar, por lo tanto, esto no tiene ningún tipo de validez clínica.

Previamente luego de detectar el problema en concreto de pisada de cada paciente, el encargado de esta área o mejor dicho podólogo debe prescribir una plantilla personalizada que pueda ser adaptada de manera perfecta al calzado, este tipo de plantillas no son solo para la protección de la estructura sino también, para mantener el equilibrio de todo el cuerpo, de modo que cuando el paciente note los primeros síntomas, es posible que aquellos asociados al dolor ubicado en la base del talón, sean un indicador que si no se trata de una fascitis plantar sea otro tipo de afección, que obliguen al paciente a limitar cualquier tipo de práctica deportiva e incluso el andar de manera normal.

El diagnostico puede realizarse por medio de la historia clínica y la exploración física. Y de esta manera por medio de este examen poder determinar la fase en la que se encuentra la fascitis plantar.

Tratamientos

Como tratamiento inicial puede consistir en la combinación de varios tipos de antiinflamatorios con diferentes tratamientos de fisioterapia para aliviar la inflamación de la fascia en su fase aguda de dicho trastorno.

Luego de realizar el examen de pisada, el podólogo debe determinar si la inflamación de la fascia es debido a un trastorno en la planta del pie, y habría que diseñar una plantilla especial para el paciente que le permita liberar la fascia y así,   una vez sea aliviada la inflamación de esta estructura, y de esta manera le sea posible retomar sus actividades y evitar una recaída.

Cabe destacar que con las plantillas adecuadas se pueden resolver hasta el 90 por ciento de los casos de las enfermedades relacionadas con la fascitis plantar, hay algunos casos en los que se debe acudir a la cirugía, en este caso ya no es tan invasiva como lo era antes,  con el avance de la tecnología ahora por medio de una ecografía es posible saber con más exactitud el lugar afectado y donde se debe actuar, y de esta manera se logra liberar la fascia de forma satisfactoria en la mayoría de las veces.  Aunque, en toda intervención hay un margen de riesgo  tanto de infección como de no resolución.

Consejos de autocuidado

Algunos especialistas recomiendan a aquellos deportistas afectados por este tipo de lesiones hay varios ejercicios que pueden lograr el alivio de los dolores ocasionados por una fascitis plantar:

  • Masajear la planta de los pies con alguna pomada antiinflamatoria.
  • Rodar con el pie descalzo una botella con agua congelada contra el suelo.
  • Realizar con frecuencia estiramientos del sistema Aquileo-calcáneo-plantar, es decir, del gemelo, el tendón de Aquiles y la fascia plantar.

¿Qué diferencia hay entre fascitis y el espolón calcáneo?

Si en las pruebas radiológicas se observa una calcificación del tubérculo  posterointerno del calcáneo nos referimos a un espolón calcáneo. Es decir, si en dichas pruebas no sale reflejada dicha clasificación estamos hablando entonces de un caso de fascitis plantar.  En realidad los síntomas y el tratamiento son muy parecidos.

Cuando el espolón se manifiesta por mantenerse una tracción continuada de la fascia contra el calcáneo, dicha tensión provoca en la fase de inicio la fascitis plantar y si se mantiene por mucho tiempo es posible que se genere un espolón calcáneo.

En ambos casos el tratamiento recomendado será para destensar la fascia y de este modo ir disminuyendo la inflamación y por ende el dolor. Podemos decir, que el espolón es la continuación de una fascitis plantar que ha estado por mucho tiempo. Es importante poder realizar un diagnóstico lo antes posible para poder tomar las medidas correctas para lograr destensar la fascia, con la mayor rapidez posible, mientras más rápido sea realizado el tratamiento, mejores resultados serán obtenidos a mediano y corto plazo.

¿La fascitis plantar es un problema más común en hombres o en mujeres?

Es muy común que en la población no deportista es más frecuente en mujeres y en la población es bastante nivelado.

Cabe destacar, que al momento de referirnos a la fascitis en las mujeres debemos evaluar su relación directa que existe entre la fascitis y el acortamiento de la musculatura posterior de la pierna, Es decir, cuan mayor es el acortamiento, mayor probabilidad existe de generar una fascitis plantar. Una de las mayores causas del acortamiento de la cadena posterior que se genera en una mujer, es por el uso en exceso de zapatos de tacón.

Mas sin embargo las mujeres que lleven muchos años usando un tipo de calzado con tacón alto, es aconsejable ir disminuyendo poco a poco la altura y no pasar de manera repentina a un tacón alto a un calzado plano, ya que esto solo podría ocasionar el aumento de tensión que se puede producir en el tendón de Aquiles, gemelos, etc., aumentando exponencialmente la posibilidad de sufrir de una fascitis plantar, tendinitis de Aquiles, lumbalgias y entre otras afecciones similares.

¿Existen probabilidades de sufrir de nuevo fascitis plantar?

Si no se cambian los hábitos que causaron la primera fascitis se está propenso a volver a padecer un episodio de fascitis plantar.

¿Cuál es el tratamiento habitual para la fascitis plantar?

Por lo general en el tratamiento recomendado, se pueden combinar antiinflamatorios con distintos tratamientos de fisioterapia, indicados para disminuir la inflamación en su fase aguda.

En la segunda fase de la fascitis plantar, es conveniente comenzar lo más rápido posible, realizando un estudio exhaustivo de la marcha y así valorar las causas dela fascitis y si existe algún tipo de relación con la pisada del paciente afectado. Si resultara positivo, se debe diseñar y fabricar una plantilla para tratar la fascitis plantar y de esta manera destensar la fascia, de forma que cando la fase aguda este superada, se puedan retomar actividades con menos probabilidades de una recaída.

Luego de haber sido superada la fase aguda, es de suma importancia que el paciente adopte unos hábitos apropiados sobre estiramientos y el uso de un calzado adecuado tanto para la vida cotidiana como para las actividades deportivas, debido a que ambas serán también determinantes para encontrar la solución definitiva a la plantilla. Cabe destacar, que en la actualidad hay una gran oferta de estudios de la marcha y es de suma importancia recalcar que no todo lo que se ofrece es lo mejor.

Los estudios ofrecidos en las tiendas de deporte se encuentran exclusivamente para el asesoramiento acerca del tipo de zapatilla que debe ser usada para cada tipo de persona, mas sin embargo este estudio no tiene validez clínica como tal y no debe tomarse como única sugerencia si hay algún tipo de lesión presente o a futuro.

Además recientemente hemos podido notar ofertado el estudio de la marcha de algunas ortopedias. Por tal motivo, debemos saber si el ortopeda no está calificado tanto en su técnica, para prescribir algún diagnóstico. La misión es principalmente asignar tratamientos especializados para cada caso en particular y paciente emitida por algún traumatólogo, podólogo, médico rehabilitador y etc.

Al igual que la asignación de una plantilla correcta, diseñada y fabricada exclusivamente para cada paciente con el fin de mejorar notablemente la calidad de vida, cabe destacar que una plantilla mal indicada puede causar solo la desmejora de dicha patología e incluso complicarla.

Como recomendación es importante acudir a una clínica podológica especializada donde es posible encontrar los medios y los profesionales calificados para poder dar un diagnóstico adecuado sobre la forma de pisar y el posible tratamiento.

¿El tipo de pisada influye a la hora de ser más propenso a sufrir fascitis plantar?

La manera de pisar es sin lugar a dudas la mayor de las causas principales para sufrir una fascitis plantar, en cada tipo de pie es más habitual en los pies cavos (puente más elevado de lo normal) y en los pies vagos (pies que tienden a desplomarse hacia el interior), a pesar de que parezcan pies totalmente distintos, en ambos pies, y se produce una disminución del apoyo en su zona lateral externa, quedando la fascia en una exposición de mayor tensión.

En cuanto a la forma de pisar, es en algunos pacientes que tienden a presentar una mayor tendencia a la pronación (que la carga del pie tiende a desplazarse hacia el lado interno). En los que tienen más posibilidades encontraremos la fascitis plantar.

¿Existe alguna novedad terapéutica para tratar la fascitis plantar?

Hoy en día el avance de la tecnología ofrece cada vez más tratamientos y herramientas para tratar la fase aguda de la fascitis plantar y la forma de mejorar el diseño y la fabricación de plantillas personalizadas y precisas.

Técnicas como la EPI o las ondas de choque han demostrado ser bastantes efectivas en el tratamiento para tratar la fascitis plantar aguda. Con respecto a las plantillas, en los últimos años han sido desarrolladas sistemas como por ejemplo 3D scan sport podo activa que es un estudio que permite obtener un molde virtual del pie en 3D del pie del paciente por medio de un láser, atravesando una membrana elástica de látex permitiendo recoger el tejido blando del pie para que pueda ser disminuida la tensión de la fascia en el paciente.

Luego, seguido de un sistema de cálculo de elementos finito,s se calcula cual debe ser la elasticidad apropiada de la plantilla para disminuir la tensión de la fascia, luego de forma robótica se fabrica la plantilla cuyo espesor final oscila entre 1.5 y 2mm, este tipo de tecnología ha permitido lograr sustituir los moldes de escayola, y de esta manera mejorar notablemente la precisión de los tratamientos mejorando con resultados positivos en más del 90% de los casos tratados.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.