Síntomas de la falta de potasio

By |

Introducción

El cuerpo humano se caracteriza por contar con una combinación de nutrientes, vitaminas y minerales, además de otros elementos específicos que ayudan a que una persona se mantenga siempre saludable. Cada uno de estos elementos puede encontrarse tanto en el organismo, como en los alimentos que deben consumirse de forma regular, con el fin de los valores sanguíneos no se descontrolen. Cada uno de estos elementos cumple funciones específicas y son necesarios para la salud de cualquier persona, y es que si algún valor de estos se encuentra alterado, esto afecta de forma directa alguna de nuestro órganos, e incluso dos de ellos al mismo tiempo, alterando así la salud de un individuo.

El potasio es un mineral electrólito que se encuentra en nuestra sangre, gracias a los alimentos consumidos por cada persona, incluyendo dentro de esta dieta las verduras y las frutas. A pesar de no ser demasiado conocido ya que genera pocos problemas, en realidad es el tercer mineral más abundante en todo nuestro organismo, por lo que es muy extraño que este se desequilibre. Pese a esto, en realidad pueden existir ocasiones muy raras en donde el potasio se ve descontrolado en nuestra sangre.

Este mineral cuenta con ciertas funciones específicas e importantes, en donde destaca la producción de ciertas proteínas, la regulación de los niveles de agua en nuestro organismo, el hecho de ayudar a disminuir los efectos negativos del sodio, entre otros. Partiendo de este hecho, cuando la cantidad de potasio en nuestra sangre se desequilibra, que por lo general lo que hace es disminuir, estas funciones se ven afectadas.

La hipocaliemia es el término médico que se utiliza para definir esta disminución de potasio en nuestro organismo, y suele ser una condición muy poco frecuente, pero que es capaz de afectar a cierta cantidad de personas en todo el mundo. Decimos que es poco frecuente ya que nuestro cuerpo siempre mantiene un nivel controlado de potasio gracias a la cantidad de alimentos existentes que lo contienen. Sin embargo, existen algunas enfermedades o alteraciones en el organismo que son capaces de generar esta disminución, como los problemas renales y el hecho de ingerir muchos antibióticos.

Cuando existe un nivel muy bajo de potasio en nuestro organismo y este se mantiene durante algunas horas, puede comenzar a surgir una serie de síntomas que genera que el cuerpo humano se descontrole. Dentro de los síntomas principales que se generan al contar con hipocaliemia, se encuentran la fatiga y los calambres. Más adelante hablaremos de forma más ampliada sobre estos síntomas.

Si bien rápidamente esta alteración puede controlarse, existen casos mucho más extremos en donde los niveles de potasio se encuentran muy reducidos y los problemas mayores comienzan a aparecer. Si bien esto realmente suele ocurrir en muy pocas personas, las consecuencias pueden llegar a ser graves, lo que demuestra que el potasio es un mineral que no debe considerarse como poco importante.

Partiendo de este hecho, y además de contar con muchos otros elementos en nuestra sangre que son importante para nuestra salud, se establece que es ideal la realización de una serie de exámenes de sangre de forma semestral con el fin de observar y prevenir cualquier tipo de consecuencia no favorable ante un descontrol en alguno de los valores. Además, si existe un déficit o un incremento en alguno de estos elementos, es necesario consultar con un médico especialista con el fin de buscar la solución inmediata para ello.

Por otro lado, es importante destacar que el hecho de tener los valores descontrolados, dependiendo de cuál sea, quiere decir que existe algo que está contribuyendo a este descontrol, y es que existen muchas ocasiones en donde los valores suelen ser un indicativo clave de que el organismo está siendo atacado por algún tipo de agente o está padeciendo una enfermedad.

El potasio es uno de los minerales más importantes en nuestro organismo porque se encuentra en nuestras células y en nuestra sangre, y si se requiere de un buen funcionamiento de los sistemas principales del cuerpo, incluyendo órganos como el corazón y otros elementos, como los músculos, es importante que el equilibrio del pH en la sangre se encuentren equilibrados.

De forma general y común, el valor correcto que se debe encontrar en nuestra sangre, de potasio, debe ir desde 3,5 mEq/L a 5,5 mEq/L. Cuando existe un déficit de este mineral en nuestro cuerpo, el valor disminuye de 3 mEg/L. Incluso, esto puede llegar a ser tan peligroso, que en ocasiones muy puntualizadas pero existentes, un descontrol en estos valores es capaz de causar un infarto.

Causas de la falta de potasio

Ahora bien, es muy común que las personas se pregunten por qué puede ocurrir una baja de potasio en los niveles de la sangre, si este mineral se encuentra en una gran cantidad de alimentos que por lo general se consumen de forma diaria. Esta pregunta es muy común y una vez que una persona comienza a padecer de estos síntomas y descubre el diagnóstico, suele exigir saber la razón al médico profesional.

El potasio se obtiene por medio de alimentos y se elimina su exceso a través de la orina. Esto ayuda a que exista un equilibrio correcto de este mineral, ya que no sólo un déficit del mismo es capaz de causar consecuencias y síntomas, sino también un incremento en los valores. Es decir, el potasio debe mantenerse en los números antes mencionados, ya que cualquier tipo de descontrol en el mismo que ocurra, genera problemas en el organismo.

Este déficit ocurre cuando a través de la orina se elimina más que sólo el exceso de este mineral, y esto a su vez ocurre por algunos factores que contribuyen a este hecho. Las causas de la falta de potasio en el organismo, son las siguientes:

  1. Ingerir dosis muy altas y por mucho tiempo de algunos medicamentos, por lo general diuréticos o antibióticos. Esta suele ser una de las principales causas de la hipocaliemia, sobretodo en aquellas mujeres que comienzan a tomar diuréticos de forma descontrolada.
  2. El hecho de tener diarreas o vómitos descontrolados es también otra de las posibles causas que apoyan el desarrollo de la hipocaliemia, por lo que es importante detenerlos rápidamente. Utilizar laxantes de forma excesiva es una de las causas que indirectamente generan la falta de potasio en el organismo, ya que genera la diarrea.
  3. Si se cuenta con alguna enfermedad renal y la misma no se controla, se puede volver crónica, lo que aumenta el riesgo de sufrir de una hipocaliemia.
  4. Por otro lado, otra de las causas principales de la falta de potasio en el organismo, es sufrir de algún trastorno alimenticio en donde por lo general es la bulimia la principal que genera la hipocaliemia.
  5. Si se cuenta con niveles bajos de magnesia y mucha sudoración, esto también es capaz de causar la falta de potasio en la sangre.

Cualquiera de estas causas puede ocurrir de forma repentina, por lo que hay que prestar mucha atención a los cambios que ocurren en el organismo de cualquier individuo. Sin embargo, cualquier de estas causas puede ser revertida y controlada.

Síntomas de la falta de potasio

Como decíamos al comienzo de este artículo, el hecho de contar con ciertos niveles deficiente de potasio en la sangre, genera una serie de síntomas que ayudan a que rápidamente se pueda observar un cambio negativo en el organismo de cada persona.

Dentro de los principales síntomas de la falta de potasio en el organismo, se encuentran los siguientes:

Estreñimiento

El estreñimiento es uno de esos síntomas que lamentablemente pueden aparecer por cualquier otra patología simple, y que suele mantenerse siempre presente cuando el potasio se encuentra en niveles más bajos de los comunes en la sangre.

Latidos cardíacos irregulares

La taquicardia es capaz de ocurrir en cualquier momento y de forma brusca, generando miedo en las personas que lo sienten. Estas palpitaciones pueden calmarse rápidamente y al cabo de unos minutos volver a aparecer junto a una sensación de dolor inminente.

Fatiga

Así como cualquier otro nivel descontrolado en la sangre es capaz de causar fatiga, el potasio no se queda atrás, cuyo nivel de fatiga va a variar dependiendo de la cantidad de descontrol que exista de este mineral.

Daño muscular

En ocasiones más graves, puede ocurrir un daño muscular que puede ir desde lo más leve, hasta el daño más grande, por lo que es importante prestar atención a este síntoma en particular. Esto, a su vez, puede causar espasmos o debilidad a nivel muscular.

Entumecimiento

El entumecimiento es un síntoma que puede atacar cualquier parte del cuerpo, pero por lo general comienza atacando las extremidades. Este síntoma suele ocasionar preocupación cuando comienza a volverse repetitivo en un mismo periodo de tiempo.

Calambres musculares

Al tratarse el potasio de un mineral que influye de forma directa en lo que es la trasmisión del impulso nervioso y en toda la actividad voluntaria e involuntaria de nuestro organismo, incluyendo en general los órganos y los músculos, es común que los calambres musculares también formen parte de estos síntomas, siendo este uno de los principales y con más repeticiones.

Síntomas graves

Cuando los niveles de potasio en la sangre ya están muy por debajo de lo normal, es cuando síntomas graves comienzan a surgir, en donde el más peligroso es que el corazón se detenga por completo. Es importante prestar atención a los mareos y la fatiga extrema, así como a la aparición de desmayos.

¿Cómo se diagnostica la falta de potasio?

Una vez que los síntomas comiencen a aparecer, es necesario que el afectado visite a un médico de forma inmediata ya que si no se repara el daño en el organismo y los niveles de potasio continúan bajando, el problema se vuelve grave y es capaz de colocar la vida del afectado sobre un delgado hilo.

Una vez visitado el médico, el mismo deberá escuchar atentamente los síntomas que ha presentado el paciente y realizar un chequeo físico con el fin de descartar cualquier posible causa que se encuentre a la vista, y es que los síntomas pueden estar vinculados a otras patologías igual de simples o más complejas.

Si se sospecha de algún valor desigual en la sangre, el médico tiene el deber de establecer la realización de exámenes de sangre en donde se observen estos valores, pero no sólo de potasio o algún otro, sino de todos en general, destacando los exámenes en donde se establezcan los valores de la glucosa, del magnesio, del calcio, del sodio, del fósforo y del potasio en la sangre. Por otro lado, también se debe establecer la realización de un examen tiroideo y un electrocardiograma (ECG) con el fin de revisar cómo está funcionando el corazón.

¿Cómo se debe tratar la hipocaliemia?

Una vez listos los resultados y establecido ya el diagnóstico a través del médico, el mismo deberá establecer un tratamiento partiendo del nivel de déficit de potasio en la sangre, ya que si este número suele ser leve, se establece la administración oral de potasio en una presentación capsular por un periodo de tiempo determinado. Si por el contrario, los niveles de potasio están muy por debajo de lo normal, entonces se debe administrar el potasio a través de vía endovenosa.

Si se trata de una hipocaliemia por la utilización de diuréticos, el médico deberá establecer la razón de esta ingesta y cambiar el tipo de diurético que se está administrando por uno que no afecte los niveles de potasio. Además, mientras esta ingesta dura, el paciente deberá compensar el potasio perdido tomando una tableta diaria todos los días por el periodo de tiempo que el médico crea conveniente.

Por otro lado, se recomienda también el consumo de alimentos ricos en potasio con el fin de compensar esta falta a través de la alimentación. Dentro de los alimentos principales que más contienen potasio, se encuentran la leche, el aguacate, los plátanos, las papas y las zanahorias, además de la carne de res magra, la naranja, el salmón, las espinacas y el tomate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.