Saltar al contenido

Síntomas de las e.t.s

Introducción

Con estas iniciales, nos referimos a las enfermedades de transmisión sexual, también llamadas actualmente infecciones de transmisión sexual (ITS), las cuales se transmiten principalmente a través de contacto sexual. Cabe destacar que, en los Estados Unidos, las ETS se han convertido en las infecciones más comunes. Anualmente son millones las personas se infectan con una ETS.

Son muchos y al mismo tiempo diferentes los tipos de ETS que se conocen, los cuales generan importantes problemas, además de los que de por sí son inherentes a la enfermedad.

Transmisión de las E.T.S

Como ya lo hemos mencionado, la principal vía de transmisión es a través de las relaciones sexuales, las cuales incluyen además de la penetración el sexo oral y el anal. Sin embargo la sexual no es la única vía ya que existen enfermedades como el herpes y las verrugas genitales que se transmiten tan solo con tener contacto con la piel infectada, donde se encuentra la lesión. Otra de las formas de transmisión es la sanguínea, es decir, a través de las transfusiones de sangre, siempre y cuando esta se encuentre infectada.

Cabe destacar que, en la mayoría de los casos las ETS, pasan desapercibidas, ya que muchas veces pueden pasar semanas, meses e incluso años para que se pueda evidenciar los síntomas de alguna de estas afecciones, lo cual no evita la transmisión  a través de las relaciones sexuales o por vía sanguínea de los agentes causales.

Factores que favorecen el desarrollo de las E.T.S

Existen un conjunto de factores que potencian el desarrollo, así como las posibilidades de contagio de este tipo de infecciones, dentro de los que podemos mencionar:

  • Actividad sexual a temprana edad: Es importante tener en cuenta que, mientras menor sea la edad de inicio de las relaciones sexuales, mayores son las posibilidades de contraer una enfermedad de transmisión sexual.
  • Numerosas parejas de tipo sexual: Cabe destacar que, mientras más parejas de tipo sexual tenga una persona, mayor será el riesgo al que se exponga la persona.
  • Tener relaciones sexuales sin protección: El único método anticonceptivo eficaz contra la transmisión de este tipo de infecciones, es el condón de látex. Los otros métodos como: los espermicidas, diafragmas y el resto de los métodos anticonceptivos contribuyen únicamente evitar el embarazo.

Síntomas más comunes de las Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Además de las lesiones típicas de cada infección, existen un conjunto de síntomas que están presentes en casi todas, los cuales describiremos a continuación. Recordemos toda ETS, es responsable del surgimiento de síntomas de tipo físico (lesiones corporales) como: granitos, lesiones en la piel (tipo llagas, úlceras), picazón, dolor o ardor principalmente al orinar, fiebre, y malestar general. Cabe destacar que, esta sintomatología no es exclusiva de las ETS, por lo que resulta complicado diagnosticarlas solo al evaluar la sintomatología.

 

Tratamiento y medidas que favorecen la prevención de las enfermedades de transmisión sexual.

La medida más eficaz para evitar adquirir este tipo de patologías, consiste en no mantener ningún tipo de contacto sexual, pero como esto resulta un poco difícil, es recomendable el uso un condón o un protector bucal de látex, utilizado este último parapracticar sexo oral a una mujer.

Otra de las medidas a tomar, consiste en la realización de exámenes ginecológicos o urológicos, los cuales sirven además de educar sobre las enfermedades de transmisión, contribuyen a detectar las enfermedades de transmisión sexual, de forma más temprana. Una vez que ya tienes la infección, es importante acudir al médico para tratarla de forma correcta.

Tipos de infecciones de transmisión sexual

Clamidiasis: Es una enfermedad de transmisión sexual, causada por una bacteria denominada Chlamydia trachomatis. Esta es capaz de infectar tanto a hombres como a mujeres. Cabe destacar que en el caso de las mujeres, esta infección puede ser contraída a nivel del cuello del útero, el recto o la garganta, mientras que en el hombre puede ser a nivel de la uretra, el recto o la garganta.

Dentro de la sintomatología típica de la clamidiasis tenemos: Micción dolorosa, dolor a nivel de la la parte baja del abdomen, flujo vaginal sí afecta a las mujeres o secreción a nivel del pene si se presenta en los hombres. Otros de los síntomas que podemos mencionar son dolor durante la tenencia de relaciones sexuales, principalmente para las mujeres o dolor en los testículos en el caso de los hombres.

Gonorrea:es una infección de transmisión sexual (ITS), provocada por una bacteria cuyo nombre científico Neisseriagonorrheae. Esta afecta el tracto genital, la boca y el ano. Esta infección también recibe el nombre de “blenorragia” o “gonococia”. La sintomatología aparece 10 días después de haber estado expuesto a la bacteria.

Esta infección cursa, con la siguiente sintomatología: aparición de una especie de secreción de aspecto turbio y espeso del pene o la vagina, muchas veces esta puede ir acompañada de sangre, dolor o sensación de ardor al orinar, dolor e hinchazón de los testículos, picazón anal.

Tricomoniasis: Esta infección de transmisión sexual, es causada por un parásito unicelular microscópico conocido con el nombre de Trichomonasvaginalis. En cuanto a los hombres, este parásito afecta las vías urinarias, sin causar ninguna sintomatología y en el caso de las mujeres infecta principalmente la vagina. Generalmente la sintomatología aparece en un plazo de 5 a 28 días posteriores al contacto con el agente causal.

Cuando la tricomoniasis causa síntomas, estos pueden aparecer en el plazo de 5 a 28 días de exposición. Dentro de los síntomas más comunes tenemos: la aparición de una secreción vaginal (mujer) o a nivel del pene (hombre) transparente, blanca, verdosa o amarillenta, picazón, irritación y fuerte olor a nivel de la vagina o del pene.

VIH: Esta es una infección de tipo viral, causada por el virus de inmunodeficiencia humana, el cual actúa interfiriendo en la capacidad que tiene el cuerpo para contrarrestar la acción de virus, bacterias y hongos. Cabe destacar que, generalmente cuando alguien se contagia con este virus, no presenta ninguna sintomatología.

Es importante tener en cuenta que, se sospecha de este cuando las personas cursan con sintomatología que generalmente deberían durar unos pocos días y terminan alargándose por meses. Dentro de los síntomas más comunes tenemos: fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, ganglios linfáticos inflamados, fatiga y la presencia de una erupción cutánea, diarrea, pérdida de peso, tos y falta de aire.

Herpes genital: Esta se ha convertido en una de las ETS más contagiosas, y es provocada por un tipo de virus que pertenece a la especie de herpes simple, el cual penetra en el cuerpo a través de pequeñas grietas situadas en la piel o en las mucosas. Además se caracteriza por carecer de sintomatología, razón por la cual pasa desapercibido. Sin embargo, hay episodios en los que si aparece una sintomatología como la que describiremos a continuación:

Se observa la presencia de pequeños bultos rojos, así como de ampollas (vesículas) o llagas abiertas (úlceras) en la zona de los genitales, el ano así como en zonas aledañas. También quien lo desarrolla puede sentir dolor o picazón en la zona genital, los glúteos o los muslos internos.

Virus del Papiloma Humano (VPH) y de las verrugas genitales: Esta es una de las ETS más frecuentes, sobre todo en los hombres. Existen distintos tipos de VPH, algunos de los cuales pueden provocar o favorecer el desarrollo de cáncer uterino en las mujeres, mientras que otros se limitan a causar la aparición de verrugas genitales. Aunque casi no presenta síntomas ni signos, si existen algunos como: inflamaciones pequeñas en la zona genital, las cuales son de color carne o gris, picazón o incomodidad en la zona genital.

Hepatitis: La hepatitis es una enfermedad que afecta el hígado inflamándolo, esta generalmente es provocada por un virus. Son varios los tipos de hepatitis que se conocen, sin embargo, los más comunes son la A, B y C. Siendo la B y la C de transmisión sexual. Cabe destacar que, estas dos casi no se manifiestan con sintomatología importante. Sin embargo, a continuación mencionaremos algunos de los más comunes, como son: fatiga, náuseas y vómitos, dolor abdominal situado en la zona del hígado, inapetencia, orina de color oscuro entre muchos otros.

Sífilis: esta es una ETS provocada por una bacteria, que afecta principalmente la zona de los genitales, la piel y las membranas mucosas, en el peor de los casospuede afectar el cerebro y el corazón. La sintomatología presente en esta enfermedad va a depender del estadio en el que se encuentre.