Saltar al contenido

Síntomas del estreñimiento

Introducción

El estreñimiento es una condición muy común que afecta a un gran número de personas en todo el mundo, en donde el individuo afectado no logra evacuar de forma diaria, como debe ser de forma correcta. Es decir, básicamente estar estreñido significa no poder evacuar más de tres veces en una semana. Por otro lado, el estreñimiento se caracteriza por unas heces duras y secas que generan una dificultad mayor a la hora de evacuar.

Esta condición suele ser muy común tanto en niños, como en adultos mayores, y se debe a ciertas causas que pueden variar dependiendo del tipo de estreñimiento que pueda estar ocurriendo. Desde la falta de fibra en la dieta, hasta la falta de ejercicios, son apenas algunos factores que pueden generar el estreñimiento.

En sí, no se denomina al estreñimiento como una enfermedad, sino más como una condición que define directamente el hábito intestinal de cada individuo, lo que a su vez quiere decir que una persona puede sufrir de estreñimiento de forma común por muchos años, incluso por toda una vida. Ahora bien, se establece como mínimo de defecaciones tres a la semana para poder hablar de estreñimiento, aunque en realidad esto puede aumentar a cuatro y seguir tratándose de esta condición siempre y cuando se cumpla con las mismas características, o en su defecto, síntomas. Incluso, existen pacientes que sufren de estreñimiento y defecan de forma regular pero sienten muchas molestias y requieren de ayuda para poder evacuar.

Síntomas del estreñimiento

Si bien se establece una falta de defecación de forma diaria como el síntoma principal del estreñimiento, en realidad se habla de algunas otras características muy peculiares que pueden surgir incluso cuando una persona defeca de forma común y diaria.

Dentro de los principales síntomas del estreñimiento, se encuentran los siguientes:

Falta de necesidad de evacuar

Ocurre que la necesidad de evacuar se vuelve menor de lo normal, incluso cuando el intestino se ve lleno de las heces acumuladas.

Heces duras y secas

El hecho de tener las heces duras y secas genera que evacuar se vuelva muy difícil, además de que la necesidad de evacuar y la dureza de las heces, al mismo tiempo causan dolor al momento de evacuar. Es ideal que se evacue aun cuando se tiene estas molestias. Además, esto a su vez genera que el individuo deba esforzarse para poder evacuar las heces.

Sensación de no haber vaciado el intestino

Cuando se cuenta con un estreñimiento con heces duras y secas, esto genera que una vez que un individuo sienta la necesidad de evacuar y logre hacerlo, en realidad puede no estar vaciando todo su intestino, lo que genera que una sensación de necesitar evacuar más, se instale en el organismo del individuo.

Abdomen hinchado

Este suele ser el síntoma principal del estreñimiento, además de las heces duras y secas y de la falta de evacuación de forma diaria, y es que de forma visible este síntoma es el primero en aparecer. Siempre que una persona no defeca y siga alimentándose, las heces se van acumulando en los intestinos, generando así una inflamación que se nota a simple vista en la parte más baja del abdomen. Este síntoma suele estar acompañado de molestias y dificultad para respirar.

Calambres abdominales

Además de las molestias causadas por el abdomen hinchado, ocurren también calambres en el abdomen que suelen ser punzantes y dolorosos para la mayoría de las personas. En el caso de los niños, este suele ser el síntoma más molesto.

Causas del estreñimiento

Como decíamos, existen una gran cantidad de causas que pueden generar que una persona sufra de estreñimiento. Dentro de las principales causas del estreñimiento, se encuentran las siguientes:

Causas médicas

Existen ocasiones en donde las personas sufren de estreñimiento por algunos problemas subyacentes, dentro de los que destacan los siguientes:

  1. Tránsito lento. Existen ocasiones en donde una persona puede contar con un tránsito de heces natural, sólo con la característica de ser más lento de lo normal. Esto puede ocurrir por diferentes razones y puede llegar a empeorar con ciertas rutinas.
  2. Fisura anal. Una fisura en el ano es un desgarro que se forma en la mucosa anal y suele causar estreñimiento partiendo del hecho que del individuo puede desarrollar un miedo al dolor. Es decir, cuando se defeca y se tiene una fisura anal, el dolor puede ser punzante.
  3. Obstrucción. Por otro lado, puede estar ocurriendo que un individuo cuente con situaciones que obstruyan el ano, que es por donde se evacua. Dentro de esta obstrucción se puede hablar de un prolapso rectal, o de hemorroides, en donde estas últimas suelen ser la causa más común.
  4. Hernia. Una hernia abdominal es capaz de causar una gran dificultad a la hora de evacuar, sobretodo porque causa una reducción en la presión intra-abdominal.
  5. Cirugía abdominal. Cuando se realiza una cirugía abdominal, o en su defecto, ginecológica, esto es capaz de generar el estreñimiento si a esto se le combinan ciertos cambios en las rutinas diarias y algunos medicamentos capaces de endurecer las heces.
  6. Síndrome del intestino irritable. El SII es un síndrome que genera que, así como indica su nombre, el intestino se irrite y se inflame, lo que puede ser capaz de generar estreñimiento, aunque también puede ocasionar diarrea, y en ocasiones, una combinación de ambos.
  7. Otras causas. Cuando una persona cuenta con ciertas enfermedades como la diabetes o el hipotiroidismo, es capaz de causar el estreñimiento, así como también otras causas más graves, como la esclerosis múltiple, un tumor o un ACV.

Causas relacionadas con el estilo de vida

Además de poder ser causado por estas causas anteriormente nombradas, el estreñimiento también puede surgir por una serie de causas que tienen que ver directamente con el estilo de vida de cada individuo. Dentro de estas causas destacan las siguientes:

  1. Cambios en la rutina. Cuando una persona cuenta con movimientos normales y regulares, esto ayuda a que el intestino cuente con un modo de evacuación común y regular. Sin embargo, cuando la rutina diaria de una persona es capaz de modificarse, la contracción del intestino también se modifica, alterando así la frecuencia con la cual se evacua.
  2. Dieta baja en fibra. Es bien sabido que una dieta fuerte en fibra es capaz de ayudar a que una persona logre evacuar de forma correcta y regular más de cuatro veces a la semana. Por esto, cuando la fibra no se consume de forma regular, puede ocurrir el estreñimiento. La fibra lo que causa es que las heces se suavicen y esto añada volumen a las heces, lo que causa que las mismas se empujen con facilidad a lo largo de lo que es el tracto digestivo. Dentro de las fibras más comunes de consumir, se encuentran las legumbres, las frutas y los cereales.
  3. Falta de agua. Cuando una persona no cuenta con la suficiente cantidad de agua en el organismo, las heces se vuelven secas y duras, lo que fomenta la realización del estreñimiento.
  4. Falta de ejercicio. Como decíamos, el intestino se mueve con mayor facilidad si se cuenta con un estilo de vida lleno de ejercicios. Partiendo de este hecho, cuando no se cuenta con el suficiente movimiento, el estreñimiento comienza. Es por esto que en ocasiones en donde existe alguna discapacidad, es común que estos individuos sufran de esta condición.
  5. Posponer la evacuación. El hecho de posponer las ganas de evacuar, es capaz de generar que el estreñimiento comience. Además, cuando el cuerpo se vuelve menos sensible a las ganas, tiende a generar que el agua de las heces se extraiga, lo que dificulta evacuar.
  6. Medicamentos. El hecho de tomar algunos medicamentos es capaz de generar que las heces se vuelvan duras y secas. Dentro de estos medicamentos destacan los antidepresivos, los suplementos del hierro y algunos antiácidos.
  7. Embarazo. El embarazado es capaz de generar que la mujer sufra de estreñimiento, por lo que es común que se le recetan algunos medicamentos con el fin de que logre evacuar de forma regular y frecuente. Esto ocurre cuando la presión del útero, a medida que se va inflamando, crece en contra de los intestinos.
  8. Avance de la edad. Como habíamos comentado al principio, el estreñimiento es muy común tanto en niños, como en los adultos mayores, en donde en el caso de los ancianos suele ser algo regular. Esto suele ocurrir por la dependencia a algunos medicamentos que fomentan el estreñimiento, o por la falta de contracciones musculares en los intestinos.

Tipos de estreñimiento

A pesar de tratarse de una condición muy común en una gran cantidad de personas en todo el mundo, en realidad esta se divide en dos tipos:

  • Estreñimiento pasajero

El estreñimiento pasajero es, como nos indica su nombre, un estreñimiento que ocurre por alguna causa externa que pueda estar asociada con el estilo de vida. No suele durar demasiado tiempo y comúnmente se asocia con el estrés o con una mala dieta. En otras ocasiones surge también por la toma de algún medicamento, y cuando todos estos agentes desaparecen, el estreñimiento también lo hace.

  • Estreñimiento crónico

Este tipo de estreñimiento, a diferencia del anterior, no suele desaparecer cuando algún elemento externo lo pueda estar causando, porque puede estar asociado con causas médicas internas que no se controlan. Este tipo de estreñimiento se caracteriza por ser habitual y dura largos periodos de tiempo.

¿Cómo se diagnostica el estreñimiento?

A pesar de ser el estreñimiento una condición común y frecuente capaz de atacar a cualquier persona, la misma no se puede tratar sin la ayuda de un médico, ya que es importante observar la causa de este problema. Partiendo de este hecho, es necesario visitar a un médico profesional que ayude a establecer la causa principal de este problema, partiendo de los síntomas del individuo y del tiempo que lleve padeciendo la condición.

Una de las causas más graves que puede estar causando el estreñimiento, es un tumor, y aunque es una de las poco probables, es necesario realizar pruebas especiales con el fin de descartar o confirmar este diagnóstico. Partiendo de este hecho, se necesita estudiar el intestino de forma interna por medio de un colonoscopio. A través de este aparato, se busca observar todas las paredes y la parte interna de los intestinos, y es que esta prueba consiste en una cámara incorporada en un tubo que va pasando por toda esta zona, buscando anomalías o lesiones.

Complicaciones del estreñimiento

Cuando se trata de un estreñimiento crónico, el mismo puede llegar a generar una serie de complicaciones que pueden poner en riesgo la calidad de vida de un individuo. Dentro de estas posibles complicaciones, se encuentran las siguientes:

  1. Retención fecal. La retención fecal ocurre cuando una gran cantidad de heces se ven acumuladas en los intestinos, lo que genera que los músculos de los intestinos no logren expulsar fuera toda esta cantidad.
  2. Incontinencia fecal. Así mismo, también ocurre que mucho tiempo reteniendo una gran cantidad de heces en los intestinos, puede acabar en un goteo involuntario de estas heces, o en pocas palabras, una diarrea crónica e imparable.
  3. Hemorroides. Las hemorroides son una de las principales consecuencias del estreñimiento, sobretodo por la presión constante que se genera en los intestinos al querer defecar y no poder hacerlo. Esto causa entonces el daño en los vasos sanguíneos que se encuentran en el recto.
  4. Prolapso rectal. El prolapso rectal ocurre cuando existe un esfuerzo muy constante de empuje, lo que genera entonces que cierta parte del revestimiento del recto se dirija hacia la parte externa del ano.
  5. Incontinencia urinaria. Y por último, otra de las complicaciones comunes que se observa a raíz del estreñimiento crónico, es la incontinencia urinaria, la cual se crea partiendo de la tensión que se forma en los músculos del suelo pélvico, debilitándolos hasta generar que el orina salga de forma involuntaria.

¿El estreñimiento se puede tratar?

Por supuesto, esta respuesta es completamente positiva, ya que el estreñimiento puede tratarse partiendo de la causa del mismo. Sin embargo, de forma general se suelen realizar algunas recomendaciones para calmar los síntomas y eliminar el estreñimiento, y son las siguientes:

  1. Eliminar las heces afectadas. Lo ideal es comenzar por eliminación de todas esas heces que no pueden ser defecadas de forma voluntaria. Para esto se hace uso de enemas o ablandadores de heces.
  2. Realizar cambios en la dieta. Es necesario que se realicen ciertos cambios en la alimentación diaria en donde se consuman grandes cantidades de fibra y lácteos. Es importante que se consuman alimentos como verduras y frutas, así como también leches y quesos.
  3. Tomar líquidos. Es importante tomar muchos líquidos que no contengan cafeína o sean bebidas diuréticas, por lo que se recomiendan jugos naturales y agua. Esto ayuda a que las heces se humedezcan.
  4. Realizar ejercicios. Es importante, además, que se realice ejercicios de forma regular y frecuente, con el fin de que esto ayude a mejorar toda la modalidad que tengan los intestinos.

Estas recomendaciones pueden ser realizadas desde casa conjunto las posibles medicinas que el médico pueda recetar. Sin embargo, como decíamos, es necesario conocer la causa del estreñimiento con el fin de poder establecer el mejor tratamiento.