Saltar al contenido

Enfermedad Púrpura

enfermedad Púrpura

La enfermedad Púrpura, conocida también como: “Púrpura Trombocitopénica Inmunitaria” es un trastorno de la sangre y consiste en la disminución de plaquetas.

Las plaquetas son células que permiten la coagulación de la sangre, cuando tenemos heridas son éstas células las encargadas de detener el sangrado.

Por tanto, al haber una disminución de plaquetas las heridas son más difíciles de controlar en cuanto al sangrado y sumado a esto los moretones y palidez en la piel son muy frecuentes.

Hay varios otros síntomas provocados por la enfermedad, a continuación las pasamos a comentar así como las causas de la enfermedad Púrpura y los tratamientos disponibles.

enfermedad Púrpura

Síntomas de la enfermedad Púrpura

  • Hemorragia: el sangrado puede darse por la nariz, también se puede ver sangrado de encías e incluso sangrado en los intestinos.
  • En el caso de las mujeres, puede haber sangrado cuando la mujer no está en su período de menstruación.
  • En algunas personas el sangrado también puede aparecer en la orina y las heces.
  • Cansancio excesivo y repentino.
  • Manchas rojas en la piel de las piernas, puede aparecer en los brazos pero en menor frecuencia.
  • La piel se vuelve muy sensible a los golpes, cualquier impacto leve puede causar moretones y manchas azuladas.
  • Cualquier sangrado resulta difícil de contener.
  • Un síntoma poco frecuente es la hemorragia cerebral, aunque de ocurrir puede llegar a ser fatal.
  • El dolor de cabeza (cefalea) suele ser indicador de sangrado a nivel cerebral.

También es importante señalar, que algunas personas pueden no presentar síntomas en una etapa inicial, sin embargo aparecen de forma gradual o bien de forma abrupta.

enfermedad Púrpura sintomas

Causas de la enfermedad Púrpura

Éste tipo de enfermedad Púrpura (Trombocitopénica inmune) tiene diferentes causas, aunque hay que destacar dos en particular.

La causa de naturaleza inmune, que ocurre cuando existen anticuerpos e isoanticuerpos en el organismo, también implica la manifestación de alergia, es una de las causas más frecuentes.

El segundo tipo es el origen no inmune y ocurre cuando el paciente tiene prótesis en el corazón, también cuando existe lo que se llama “coagulación intravascular diseminada“, que en resumen es la presencia de coágulos en los vasos sanguíneos.

Siguiendo con las causas no inmunes, también ocurre cuando la persona ha sufrido de una infección o si se le ha tenido que hacer una transfusión de sangre masiva.

Causas de la enfermedad Púrpura en niños

En niños es muy frecuente que esta enfermedad aparezca luego de haber padecido de una infección viral, aunque no se debe descartar otras causas.

En este caso, luego de la infección viral suelen pasar tres semanas hasta que empiezan a aparecer los síntomas.

Causas de la enfermedad Púrpura en adultos

Los adultos pueden desarrollar esta enfermedad al tener una enfermedad viral crónica, también influye el uso continuo de cierto tipo de medicamentos.

La enfermedad puede aparecer debido a un trastorno del sistema inmune, en el caso de las mujeres el embarazo también puede desencadenar este tipo de enfermedad.

Con respecto a lo anterior, existe un índice mayor de Púrpura Trombocitopénica inmune en mujeres.

Esto hablando en el caso de adultos, en niños la propensión a padecer la enfermedad Púrpura es igual para hombres y mujeres.

Tratamiento para la enfermedad Púrpura

El tratamiento en niños generalmente no requiere de medicamentos, en muchos casos puede desaparecer con el paso del tiempo por sí sola.

Sin embargo, algunos niños sí requieren de un tratamiento, por ello es importante el diagnóstico médico.

Por otro lado, la enfermedad Púrpura (inmune) en adultos sí requiere de tratamiento farmacológico, básicamente se aplica prednisona, dexametasona y dependiendo de la gravedad del caso podría requerirse la extirpación del bazo.

enfermedad Púrpura tratamiento

Dependiendo de la evolución los médicos pueden complementar con gammaglobulina y corticoesteroides.

También hay un factor a tener en cuenta al momento de empezar un tratamiento, es el tipo de sangre del paciente, dependiendo de esto se puede aplicar terapias anti-RhD.

Es muy poco común, pero dependiendo del caso se puede hacer una transfusión de plaquetas.

Posibles complicaciones y pronóstico

Debido al sangrado que muchas veces es repentino, en caso de ser muy profuso puede provocar un desenlace fatal, sobre todo cuando se da en el tracto digestivo.

También puede haber una complicación si la hemorragia ocurre en el cerebro, por ello hay que prestar suma atención a los dolores de cabeza.

Por otro lado, el pronóstico con un buen tratamiento es generalmente positivo, esta enfermedad no es crónica, es muy raro que luego de haberse superado, vuelva a aparecer.

Tipos de Enfermedad Púrpura Trombocitopénica inmune

Este tipo de enfermedad Púrpura se divide en dos, son los siguientes:

Púrpura Trombocitopénica aguda

Es la más frecuente y afecta a niños hasta los 6 años, los niños que padecen de enfermedades virales como la rubeola o la varicela son más propensos.

Los síntomas de esta enfermedad, dentro de este tipo suelen desaparecer luego de seis meses.

Púrpura Trombocitopénica crónica

Este tipo suele afectar tanto a niños como a personas adultas, a diferencia del anterior caso los síntomas pueden llegar a permanecer por años.

Suele ser más frecuente en mujeres y en este caso el tratamiento sí se hace necesario, de no ser así puede complicarse la salud del paciente.

Otros tipos de enfermedad Púrpura

Además de la Púrpura Trombocitopénica Inmune no es el único tipo, están también las siguientes:

  • Púrpura de Henoch-Schonlen: este tipo de enfermedad Púrpura afecta a niños hasta los 10 años y se manifiesta con inflamación de vasos sanguíneos.

Aparecen manchas rojas en extremidades inferiores, también hay dolor en articulaciones.

  • Púrpura Trombocitenopática idiopática: es muy similar a la Púrpura autoinmune, la cantidad de plaquetas disminuye drásticamente, por tanto hay una notable dificultad de coagulación y también puntos rojos en varias zonas de la piel.
  • Púrpura Trombocitopénica trombótica: este tipo afecta a adultos de 20 a 40 años, existe lo que se llama anemia hemolítica microangiopática, trombocitopenia.

Puede afectar los riñones, anemia, fatiga y puede aparecer de forma leve, moderada o severa, en algunos casos puede llegar a ser fatal.

  • Púrpura fulminante: este tipo de Púrpura ataca a recién nacidos.

La falta de proteínas en la sangre provoca la formación de coágulos, la piel presenta manchas rojas y pueden tornarse negras por la muerte del tejido cutáneo.

  • Púrpura senil: en este caso los más afectados son personas mayores de 60 años.

En ellos las manchas en la piel tienen una coloración morada, sobre todo en extremidades superiores como manos y brazos.