Síntomas de la enfermedad de Crohn

Introducción

La enfermedad de Crohn es una enfermedad que se caracteriza por atacar de forma directa el intestino, lo que quiere decir que se considera una enfermedad intestinal que consiste en la inflamación de esta zona del organismo. En sí, lo que ocurre es que el tubo digestivo de cualquier individuo se comience a inflamar, generando entonces una serie de síntomas en donde el principal suele ser el dolor abdominal. Cuando este tubo digestivo se inflama, otras zonas también se hinchan, causando así otros síntomas secundarios.

Existen ocasiones en donde la enfermedad avanza y comienza a afectar los tejidos de la zona más profunda del intestino, lo que causa que esta enfermedad sea dolorosa y cause una debilidad progresiva en el afectado. Incluso, en ocasiones la enfermedad de Crohn es capaz de colocar en riesgo la vida del paciente. Hoy en día, esta enfermedad no cuenta con una cura, por lo que se establecen tratamientos indicativos que busquen reducir los síntomas y ayuden a largo plazo. Cuando la enfermedad no está tan avanzada, cualquier individuo con Crohn puede llevar una vida común y corriente, siempre y cuando el tratamiento sea el correcto.

De forma general, la inflamación principal ocurre en la zona denominada como íleon, la cual es aquella que se encuentra en la parte inferior del intestino delgado, por el cual se comunica con el principio del intestino grueso. Esta enfermedad se considera crónica, y a pesar de que un buen tratamiento puede calmar muchos síntomas, la mayoría de las ocasiones esta pone en riesgo la vida del afectado, además de causar severas molestias. La enfermedad de Crohn es capaz de aparecer en cualquier persona, pero comúnmente ataca personas cuyas edades varíen entre los quince y los treinta y cinco años de edad.

Síntomas de la enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es capaz de causar síntomas desde un comienzo; es decir, desde que la inflamación apenas está comenzando. Como decíamos, la zona más comúnmente afectada es aquella que va desde la última parte del intestino delgado, y el colon. Si bien comentábamos que los síntomas pueden llegar a ser molestos y tediosos, en algunas ocasiones estos pueden llegar a ser leves. Sin embargo, si no se les trata, los mismos van aumentando en intensidad, pudiendo a pasar de ser leves, a ser graves.

Los principales síntomas de la enfermedad de Crohn, son los siguientes:

Dolor abdominal

El dolor abdominal que aparece en los casos de la enfermedad de Crohn, puede llegar a ser fuerte, comenzando con un dolor leve pero incrementando su intensidad en pocas horas. Este tipo de dolor es punzante y puede ser capaz de mantener en cama al afectado.

Diarrea

La diarrea es otro de los principales síntomas de esta enfermedad, sobretodo por la inflamación existente en el colon. Esta puede ser persistente y mantenerse durante algunos días de forma seguida. Luego, puede aparecer de forma intermitente.

Fiebre

La fiebre es capaz de aparecer en algunas ocasiones, no demasiado seguidas, y con una temperatura no demasiado alta. Es decir, la misma no sobrepasa los 39º. Sin embargo, es un síntoma que debe tratarse de inmediato.

Fatiga

Las personas con la enfermedad de Crohn son capaces de observarse siempre cansadas, débiles y fatigadas, incluso realizando movimiento leves y sin realizar actividades físicas que se alejen de las cotidianas.

Cólicos abdominales

Los cólicos abdominales aparecen de forma frecuente junto al dolor abdominal, el cual suele empeorar con los cólicos. Estos síntomas suelen ser los más frecuentes de todos.

Sangre en las heces

Partiendo del nivel de inflamación existente en el intestino y en el colon, se puede observar que las heces comienzan a mostrarse con sangre. Esto puede ocurrir en todas las ocasiones o en algunas, pudiendo progresar en nivel de intensidad.

Llagas en la boca

En algunos casos, la enfermedad de Crohn es capaz de generar el desarrollo de algunas llagas que se alojan en la boca de los afectados.

Falta de apetito

Partiendo de la misma inflamación y de otros síntomas, la enfermedad de Crohn causa que el afectado no muestre apetito, lo que a su vez genera pérdida de peso. Este síntoma puede mostrarse de forma brusca.

Otros síntomas

Si bien estos síntomas no siempre son regulares y no en todas las ocasiones ocurren, a veces puede ocurrir que la piel, los ojos y las articulaciones del individuo se ven afectadas, inflamándose, así como el hígado. En casos más extremos, el desarrollo sexual en los niños se ve afectado, lo que genera que el mismo se retrase.

Es necesario visitar a un médico siempre que el paciente presente algunos de estos síntomas, no necesariamente todos, ya que basta con el dolor abdominal, la sangre en las heces y la pérdida de peso repentina, para visitar al profesional y encontrar el problema.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Crohn?

Una vez que visites al médico, el mismo deberá realizar un chequeo físico y otro analítico de todos tus síntomas, y aun así el mismo no podrá diagnosticar la enfermedad de Crohn de buenas a primeras, ya que los síntomas pueden estar relacionados con otras patologías similares. Partiendo de este hecho, con el fin de descartar algunas patologías y confirmar la que ocasiona los síntomas el médico tiende a establecer la realización de ciertas pruebas.

Las pruebas para confirmar el diagnóstico, son las siguientes:

  1. Análisis de sangre. Los análisis de sangre buscan descartar infecciones y anemias que puedan estar ocasionando algunos de los síntomas. Además de esto, también se realiza un examen de sangre oculta en las heces, con el fin de que el médico pueda observar a ciencia cierta la cantidad de sangre que se encuentre en tus heces, ya que incluso algunas veces la cantidad exacta se encuentra escondida.
  2. Colonoscopia. Por medio de una colonoscopia, el médico puede observar a detalle lo que es todo el colon y buscar cualquier tipo de anomalía o inflamación. Esto se logra gracias a un tubo delgado que se caracteriza por ser flexible y por tener una cámara incorporada, que refleja en una pantalla todo aquello que se encuentra en su paso. De ser necesario, a través de este mismo proceso, se pueden tomar muestras del tejido con el fin de analizarlas en el laboratorio y buscar una base para el diagnóstico.
  3. Tomografía computarizada (TC). Si se requiere y el médico necesita observar toda la zona inflamada, se realiza una TC con el fin de observar más detalles. Es decir, a través de esta prueba el médico puede observar todos los intestinos y sus tejidos.
  4. Resonancia magnética (RM). La resonancia magnética puede ser exigida por algunos médicos con el fin de observar no sólo los intestinos, sino también los órganos, para descartar otras zonas inflamadas. Además, esta prueba suele realizarse especialmente cuando se busca observar si existen anomalías en la zona anal.
  5. Cápsula endoscópica. Esta prueba no suele realizarse siempre, a menos de que el médico así lo requiera. Esta prueba consiste en tragar una pastilla que cuenta con una cámara incorporada, la cual va sacando imágenes por todo su paso a través del intestinos delgado. Estas imágenes deben ser estudiadas por el médico. Luego, esta cámara se expulsa a través de las heces sin molestia.
  6. Enteroscopia asistida por balón. Esta prueba es únicamente realizada cuando se quiere observar de forma profunda lo que es el intestino delgado y cuando la cápsula endoscópica muestra anomalías en sus resultados.

Causas de la enfermedad de Crohn

Lamentablemente, a pesar de años de estudios relacionados con posibles causas que desarrollen esta enfermedad, los mismos no han arrojado respuestas específicas, por lo que aún se desconocen las causas exactas de la enfermedad de Crohn. Sin embargo, se han encontrado algunos factores que pueden empeorar la condición, pero no desarrollarla. No obstante, estos estudios han arrojado algunas teorías que indican que el sistema inmune y el factor hereditario, tienen algo que ver con la enfermedad.

En el caso del sistema inmune, se habla de la existencia de alguna bacteria o de algún virus que pueda estar apoyando al desarrollo de la enfermedad, sobretodo porque este sistema busca atacar de forma voluntaria cualquier amenaza que se encuentre en el organismo. Y por otro lado, en el caso del factor hereditario, se dice que es común que un individuo tenga esta enfermedad si alguno de sus padres la ha tenido; sin embargo, no se considera una enfermedad hereditaria.

Pese a esto, los estudios han arrojado una serie de factores que aumentan el desarrollo de la enfermedad. Estos factores de riesgo son los siguientes:

  • Edad. Aunque esta enfermedad puede atacar a cualquier persona, es más común en todas aquellas personas cuyas edades varíen entre los quince y los treinta y cinco años, e incluso, se establece que es más común poco antes de los treinta.
  • Antecedentes familiares. La enfermedad de Crohn es mucho más común en personas con parientes que hayan padecido la enfermedad, que en aquellas que no.
  • Tabaquismo. El hecho de fumar es uno de los principales factores de riesgo de esta enfermedad, sobretodo porque además de poder producirla, es capaz de agravarla.

Complicaciones de la enfermedad de Crohn

Si bien decíamos que la enfermedad de Crohn no tiene cura, en realidad es necesario que la misma se trate de forma inmediata con el fin de reducir los síntomas. Si esto no ocurre, el hecho de tener síntomas graves y durante un tiempo prolongado, puede generar una serie de complicaciones, en donde destacan las siguientes:

  1. Obstrucción intestinal. Al tratarse de una enfermedad que ataca directamente lo que son los intestinos, se habla de una obstrucción siempre que la enfermedad dure un tiempo prolongado en el organismo.
  2. Úlceras. Las úlceras son capaces de crearse siempre que la inflamación que esté ocurriendo sea completamente crónica, y las mismas pueden aparecer en diferentes zonas, desde la boca, hasta el ano.
  3. Fístulas. Las fístulas aparecen cuando las úlceras se extienden a través de toda la pared del intestino. Estas suelen ser más frecuentes en la zona anal.
  4. Fisura anal. La fisura anal aparece en forma de un desgarro muy pequeño en la zona del ano, específicamente en el tejido que cubre esta zona.
  5. Desnutrición. La desnutrición puede ser ocasionada partiendo de la combinación de diferentes síntomas, partiendo con el dolor y la diarrea, y acabando con la falta de apetito. Esto genera que el organismo no cuente con los nutrientes necesarios y comience una desnutrición.
  6. Cáncer de colon. En casos mucho más graves, la enfermedad de Crohn es capaz de causar la aparición de un cáncer de colon. Es necesario realizar pruebas de forma regular con el fin de prevenir esta complicación.

¿Cómo se trata la enfermedad de Crohn?

Como decíamos al comienzo, esta enfermedad requiere de un tratamiento que ayude a mantener los síntomas en un nivel mínimo, ya que lamentablemente la enfermedad no cuenta todavía con una cura, sobretodo porque no cuenta con una causa que pueda ayudar a generar la cura.

Lo ideal es que el médico recete medicamentos que reduzcan principalmente la inflamación de las zonas afectadas; por lo general, estos medicamentos suelen ser corticosteroides y fármacos antiinflamatorios. Cuando la enfermedad no se ha tratado rápidamente, genera complicaciones, en donde las mismas requieren de un tratamiento que por lo general apunta hacia una intervención quirúrgica. En casos mucho más graves, se requiere de una ileostomía, siendo este un proceso que desvía las heces hacia una abertura en la zona del íleon.

Además de esto, el médico establece una serie de recomendaciones que ayudan a que algunos de los síntomas se controlen:

  • Es necesario llevar a cabo una alimentación saludable que no empeore la condición del intestino y del colon. No se establece una dieta precisa, pero se deben evitar frituras y grasas, y consumir frutas y verduras.
  • Elimina de tu dieta cualquier tipo de alimento que te pueda generar gases y cólicos, incluyendo vegetales que te los produzcan. Mientras menos flatulencias, más rápido mejorarán los síntomas.
  • Evitar digestiones pesadas es ideal. Esto se logra consumiendo porciones pequeñas varias veces al día.
  • Toma muchos líquidos, específicamente agua. Esto debes hacerlo en diferentes ocasiones a lo largo del día, pero en pocas cantidades.
  • Evita el estrés. Es ideal que mantengas el estrés alejado de tu vida, ya que este es la causa principal de problemas a nivel estomacal e intestinal.

1 comentario en «Síntomas de la enfermedad de Crohn»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.