Síntomas de endometriosis

By |

Introducción

Con el término endometriosis, nos referimos a todo trastorno que con frecuencia resulta doloroso y que afecta el que tejido que por lo general reviste el interior del útero (el endometrio) y que se presenta como un crecimiento fuera del útero. Cabe destacar que, en la mayoría de los casos la endometriosis afecta a los ovarios, las trompas de Falopio así como el tejido que reviste la pelvis, sin embargo, son muy pocos los casos donde el tejido endometrial se propaga más allá de los órganos pélvicos.

Es importante tener en cuenta que, cuando se produce la endometriosis, el tejido que crece fuera del útero actúa como lo haría normalmente, es decir, se engrosa, se descompone y sangra con cada ciclo menstrual, sin embargo, como este no tienen la opción de ser expulsado del cuerpo, queda atrapado transformándose en quistes que dependiendo donde se ubiquen tendrán un nombre, por ejemplo, cuando se forman a nivel de los ovarios se llaman endometriomas. En el caso de que no se formen los quistes, aparece o se desarrolla una especie de tejido cicatricial, debido a la irritación del tejido circundante.

La endometriosis provoca dolor (a veces intenso), sobre todo durante el período menstrual. También pueden generarse problemas de fecundidad. Por suerte, existen tratamientos eficaces.

Síntomas de la endometriosis

El síntoma más común así como el principal de la endometriosis es el dolor pélvico, el cual en la mayoría de los casos es asociado con el período menstrual, sin embargo, no se conoce con certeza cuál es el origen exacto del dolor. Además es importante destacar que, la intensidad del dolor, no indica la gravedad de la enfermedad.

Cabe destacar que, hay una serie defactores o situaciones que se asocian con este, como: los implantes de endometriosis (cuando se desprenden causan irritación de los tejidos u órganos que entran en contacto con ellos), las hormonas y sustancias químicas liberadas por la endometriosis (actúan igual que los implantes). En muchos casos este dolor es tan fuerte que, es capaz de interferir en las actividades diarias de la mujer.

Relaciones sexuales dolorosas: Esto es habitual, cuando se tiene endometriosis. Cabe destacar que, el dolor puede durante o después del acto sexual.

Sangrado excesivo: este síntoma se debe principal al desequilibrio hormonal que tiende a presentarse con este padecimiento. Y puede ocurrir durante el período menstrual, denominándose menorragia o entre un período y otro conocido como menometrorragia.

Existen un conjunto de otros síntomas como: cansancio, diarrea, estreñimiento, gases o náuseas. Cabe destacar que, estos síntomas tienden a presentarse durante los períodos menstruales.

Enfermedades con las que puede ser confundida la endometriosis

En muchos casos este padecimiento tiende a ser confundido con muchas otras afecciones debido al tipo de síntomas que comparten. Dentro de estas afecciones podemos mencionar: la enfermedad inflamatoria pélvica o los quistes ováricos, en el caso de los episodios de dolor, Además suele confundirse con el síndrome del intestino irritable (SII), ya que ambos cursan con eventuales episodios de diarrea, estreñimiento así como calambres abdominales.

Causas de la endometriosis

Es importante tener en cuenta que, actualmente a pesar de numerosos estudios aún no se conoce a ciencia cierta la causa exacta de la endometriosis, sin embargo hay un conjunto de hipótesis, que describiremos a continuación:

Menstruación retrógrada: En este tipo de menstruación, la sangre menstrual la cual es rica en células endometriales tiende a fluir de retorno a través de las trompas de Falopio y al interior de la cavidad pélvica en lugar de ser expulsada hacia afuera del cuerpo, lo cual favorece la agregación de células endometriales presentes en esta en las paredes pélvicas así como en la superficie de los órganos pélvicos. Una vez adheridas, inician su ciclo normal, es decir, crecen y engrosan el tejido, sangrando durante cada ciclo menstrual.

Transformación de las células peritoneales:esta hipótesis señala que, tanto las hormonas como los factores inmunitarios son importantes promotores de la transformación de las células peritoneales en células endometriales. Recordemos que las células peritoneales son las encargadas de tapizar el interior del abdomen.

Transformación de las células embrionarias: al igual que la hipótesis anterior, en esta se habla de la influencia hormonal, más específicamente del estrógeno el cual es capaz de transformar las células embrionarias, las cuales aparecen en las primeras etapas del desarrollo, en implantes celulares de tipo endometrial. Esta se presenta principalmente durante la pubertad.

Implantación en la cicatriz de una cirugía: Se sugiere que durante una cirugía de tipo cesárea o histerectomía que implique a las células endometriales, se favorece la adhesión de estas células a la incisión quirúrgica.

Transporte de las células endometriales: debido al complejo sistema circulatorio del que dispone el cuerpo humano, existe la posibilidad de que ocurra el transporte de células endometriales a otras partes del cuerpo.

Factores de riesgo de la endometriosis

Cabe destacar que, son diversos los factores que favorecen el desarrollo de la endometriosis en las mujeres, dentro de estos podemos mencionar: el hecho de no haber dado a luz, iniciar a edad muy temprana el período menstrual, menopausia a edad avanzadas, ciclos menstruales inferiores a los 27 días, altos niveles de estrógeno, índice de masa corporal bajo, consumir alcohol, anormalidades en el útero.

Complicaciones de la endometriosis

Infertilidad: esta es quizás la más importante de todas las complicaciones, debido a las alteraciones en la fecundidad, lo cual dificulta la posibilidad de quedar embarazada. Afecta de un tercio a la mitad de las mujeres que desarrollan endometriosis. Cabe destacar que, esto suele ocurrir debido a una obstrucción que se puede presentar a nivel de las trompas de Falopio, la cual impide la unión del óvulo con el espermatozoide.

Cáncer de ovarios: la incidencia de este tipo de cáncer es mayor de lo esperado en mujeres con endometriosis, sin embargo el riesgo general de desarrollarlo a lo largo de la vida es bajo.

Diagnóstico de la endometriosis

Cómo para cualquier otra afección en el caso de la endometriosis, lo principal es acudir al médico y manifestarle la sintomatología que se tiene, ya que en base a esta y a un conjunto de exámenes que incluyen el pélvico y la ecografía, se puede diagnosticar de una forma certera la endometriosis.

Examen pélvico: Durante este examen, el médico debe palpar con las manos todas las áreas de la región pélvica, esto con la finalidad de detectar anormalidades, que incluyen quistes en los órganos reproductores o cicatrices detrás del útero.

Ecografía: Para esto se hace uso de ondas sonoras de alta frecuencia con la finalidad de crear imágenes del interior del cuerpo. Cabe destacar que, para capturar las imágenes, existen dos formas, una consiste en hacer presión contra el estómago y la otra en insertar un dispositivo llamado transductor en la vagina.

Laparascopia: Esta implica una pequeña cirugía a nivel del ombligo, a través de la cual se insertará un instrumento delgado denominado laparoscopio, con la finalidad de buscar tejido endometrial fuera del útero. Con este examen se puede conocer la ubicación, la extensión y el tamaño de los implantes endometriales.

Tratamiento de la endometriosis

Con la finalidad de tratar esta afección, se aplican dos opciones, medicamentos o cirugía, los cuales van a depender de la intensidad de los signos y los síntomas que se presenten y si la mujer tiene intenciones de quedar embarazada.

Terapia con estrógenos: esto con la finalidad de detener tanto los períodos endometriales como el crecimiento de los implantes endometriales, para ello se utiliza anticonceptivos con progestina únicamente.

Danazol: Este medicamento es utilizado con la finalidad de suprimir el crecimiento del endometrio. Recordemos que este actúa inhibiendo la producción de las hormonas de estimulación ovárica, lo cual provoca una suspensión de la menstruación así como los síntomas de la endometriosis.

Histerectomía: esta es la medida más severa, ya que resulta definitiva. En esta cirugía se extirpan el útero y el cuello uterino, así como ambos ovarios. Es utilizada como último recurso, principalmente si se trata, de mujeres que aún están en edad reproductiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.