Saltar al contenido

¿Cómo sé que tengo tenia en los intestinos?

tenia

Antes ya hemos hablado sobre la tenia o conocida también como “Solitaria“, hoy trataremos de retomar el tema y añadir ciertos aspectos que implica el tener un parásito de este tipo en los intestinos.

En efecto, es normal que uno comience a tener sospechas de tener este horrible ser en las entrañas, pero surge la pregunta: ¿Cómo sé que tengo tenia en los intestinos?

Pues valgan verdades, el crecimiento de la tenia es lento, es un proceso que puede tomar incluso años, el peor de los escenarios es que llegue a tener un tamaño en el que sea necesario una cirugía para retirar a la tenia.

Vamos directamente a revisar aquellas señales que nos indican que podríamos tener una tenia en los intestinos.

Señales que indican la posible presencia de la tenia

tenia sintomas

Uno de los problemas con respecto al diagnóstico de la tenia o “teniasis” y es que no siempre hay síntomas, sobre todo en las primeras etapas que puede durar un tiempo prolongado.

Sin embargo, sí existen síntomas que nos deben alertar, por ejemplo el dolor de abdomen, pérdida de apetito y sobre todo cuando la persona comienza a perder peso sin ninguna razón aparente, es motivo para sospechar.

Si se alimenta correctamente, no padece en apariencia ninguna enfermedad y de pronto adelgaza rápidamente, eso ocurre debido a que los alimentos no los está procesando la persona sino la tenia.

Existen otras señales como los mareos, dolores de cabeza, pero hay otro punto que se debe tener en cuenta, este parásito suele eliminar partes de sí mismo, segmentos, estas partículas se pueden ver en las heces.

Existen casos no frecuentes en los que estos segmentos llegan a parar en el apéndice, en vías del páncreas, vesícula biliar.

Esto representa otro problema ya que el paciente puede padecer otras dolencias a causa de la obstrucción, en el caso del apéndice, hay un riesgo de apendicitis.

Síntomas que también aparecen cuando hay una tenia en los intestinos

tenia sintomas severos

  • Náuseas y diarrea.
  • Urticaria, en menor medida hay una sensibilidad mayor.
  • La persona padece de anemia precisamente porque no está absorbiendo lo nutrientes de los alimentos a causa de la tenia.
  • Cansancio y debilidad.
  • La persona tiene deseos de consumir cosas saladas.

¿Qué pasa cuando la tenia es muy grande?

Cuando finalmente la tenia alcanza un tamaño grande, llega a partes más allá de los intestinos.

Esto en primer lugar aumenta el riesgo de formación de quistes en otras partes del cuerpo, tejidos y órgano.

Las señales que aparecen cuando esto ocurre son las siguientes:

  • Fuerte dolor de cabeza.
  • Aparecen como vimos, quistes, bultos en diferentes partes del cuerpo.
  • Si la persona tiene algún tipo de alergia es posible que tenga una reacción alérgica a causa de la presencia de la tenia.
  • La presencia de la tenia comienza a afectar al paciente en su sistema nervioso, esto provoca convulsiones.

¿Cómo llega la tenia a nuestros intestinos?

tenia carne

Existen hábitos alimenticios que aumentan el riesgo de que una tenia se aloje en nuestros intestinos.

Hay que enfatizar en el hecho de que somos los seres humanos unos huéspedes perfectos para la tenia, aunque también es común que vacas y cerdos lleguen a tenerla.

Esto último es algo que no debemos olvidar ya que es precisamente el que este tipo de ganado tenga también tenia lo que provoca que nosotros estemos expuestos.

Sobre todo si no hay un control sanitario adecuado, si la carne de res o de cerdo está contaminada con los huevos y más aún, si no se cocinan bien los alimentos, vale decir que si las consumimos crudas o semicrudas, el convertirnos en huéspedes es algo inminente.

Pero no es la única forma de llegar a tener una en los intestinos, beber agua contaminada con heces de humanos con este parásito representa un alto riesgo.

También pasa esto con verduras y vegetales que no han sido correctamente desinfectados y han estado expuestos a heces de ganado con tenia.

¿Cuánto puede llegar a crecer?

Una de las tenias más comunes que se pasan a seres humanos es la Taenia Saginata, se encuentra en la carne de vaca y puede llegar a crecer desde 4 hasta 12 metros de largo.

Pero no es una medida exacta, no es un máximo ya que la tenia puede continuar creciendo, de hecho se han registrado casos de pacientes con tenia que han llegado a medir 25 metros, hablamos de casos graves que necesitan de cirugía para extraer al parásito.

Un dato interesante es que la tenia es hermafrodita, su nombre de “solitaria” no es por mero capricho, puede reproducirse por sí misma sin necesidad de estar alojada junto a otra tenia.

Sin embargo, existe la posibilidad de que se reproduzcan varias tenias al mismo tiempo en los intestinos, a esto se le puede llamar una infestación de parásitos pues pueden llegar a ser grandes en número.

Pero de ser este el caso, solo una tenia es la que alcanza un tamaño considerable o bien, llega a su etapa adulta.

Se puede eliminar sin necesidad de cirugía

Nos hemos enfocado a situaciones extremas, no siempre llega a ser de tamaño tan largo, pero hay que tratar la teniasis a tiempo.

Es cierto que cuando la tenia es muy grande es probable que se requiera de cirugía, además hay que eliminar los huevos que ha dejado en los intestinos.

Es posible que si un segmento de tenia se quede en el intestino, se regenere y crezca una nueva, con esto hay que tener mucha cautela.

Pero en casos diagnosticados a tiempo, se puede eliminar la tenia sin necesidad de llegar a la cirugía, los fármacos más efectivos en la actualidad son el Praziquantel, muy efectivo y de baja toxicidad.

La Niclosamida también tiene un efecto muy positivo en la eliminación de la tenia, pero sus efectos secundarios pueden ser molestos, no siempre ocurre, pero puede causar náuseas, dolor en el abdomen y escozor.

La Paromomicina también es un medicamento elegido por médicos para eliminar la tenia, dicho esto, no hay nada mejor que la prevención y eso se logra teniendo sumo cuidado al elegir los alimentos.

Saber dónde comprar la carne y cocinarla bien, verificar que haya un correcto control sanitario en el lugar donde se compra la carne de vaca o cerdo.