Síntomas de colitis

By |

Introducción

La colitis, es conocida como una inflamación del intestino grueso, la cual va acompañada de fuerte dolor abdominal y distensión, cuya frecuencia varía entre constante e intermitente. Esta se produce cuando tanto el colon como el recto se inflaman. Cabe destacar que, cuando esto ocurre, se producen pequeñas úlceras en la pared interna del colon, las cuales pueden provocar sangrado y al mismo tiempo secreción de moco y pus. Este tipo de inflamación se da en forma ascendente, es decir, se inicia en el recto y se extiende hacia arriba, claro está que no alcanza el intestino delgado.

Son muchas las personas que llegan a confundirla con una simple diarrea, ya que a menudo se presenta con este síntoma, sin embargo, la diferencia principal radica en que la colitis es una enfermedad, y la diarrea es solo un síntoma. Cuando se decide tratar este padecimiento, debe hacerse de forma individual, porque los factores que la provocan varían de persona a persona.

Cabe destacar que, la colitis es una enfermedad que no distingue entre raza, sexo o edad, ya que afecta por igual tanto a mujeres como a hombre de todas las edades y razas.

Principales factores asociados con la colitis

Son muchos los factores asociados a la colitis, uno de estos es la genética, cuando, un paciente es diagnosticado con colitis, se debe hacer un estudio de los antecedentes familiares, ya que se ha demostrado que quienes cuentan con un familiar directo con esta enfermedad, tienen una probabilidad de entre 3 a 20 veces de padecerla.

El otro factor que también es importante tomar en cuenta, es el nutricional, ya que quienes la padecen a menudo presentan carencia de vitaminas hidrosolubles y liposolubles, así como antioxidantes y minerales.

 

Tipos de colitis

Existen diversos tipos de colitis, los cuales van a depender de su origen, a continuación describiremos algunos de los tipos que se conocen.

Colitis ulcerosa:Este tipo de colitis, se trata de una enfermedad de tipo crónico, la cual se caracteriza por una inflamación y al mismo tiempo la presencia de ulceraciones en la pared interna del colon. Cabe destacar que, el origen de esta es desconocido, aunque hay cerca de 200 genes relacionados con esta.

Además hay una serie de estudios que señalan que, otro de los factores que interviene en el desarrollo de esta afección, es la alteración de la flora bacteriana ubicada a nivel de los intestinos, así como el aumento de la permeabilidad intestinal los cuales causan una desregulación en lo que a la inmunidad intestinal se refiere, que al mismo tiempo genera una respuesta inmunológica severa, responsable de la lesión gastrointestinal. Este padecimiento afecta de forma continua el colon, el cual incluye el recto y el ano, causando un daño bastante severo en lo que se conoce como el revestimiento interno del tejido intestinal. Se caracteriza por períodos de remisión y brotes continuos.

Cabe destacar que, dentro de este tipo de colitis, a su vez se encuentran tres subtipos, los cuales van a depender de la zona del colon donde se presente, a continuación los describiremos. La proctosigmoiditis, este tipo de colitis ulcerosa, se ubica en el recto y la parte inferior del colon. En cuanto a la colitis de lado izquierdo, como su nombre lo indica, la inflamación se presenta en el lado izquierdo del colon.

Y por último, tenemos la colitis total, la cual afecta todo el intestino grueso. Cabe destacar que, la sintomatología de este tipo de colitis, va a depender de la zona que afecte. Es importante tener en cuenta que, en Europa este padecimiento afecta a 500 de cada 100000 personas, sin distinguir si se trata de hombres o de mujeres. Las zonas más afectadas a nivel mundial por esta patología son: Europa occidental, Norteamérica y Australia, quizás influenciada por factores ambientales y dietéticos.

 

Colitis tóxica: Cabe destacar que, esta patología sigue a la colitis ulcerosa cuando no es tratada, ya que se complica afectando y dañando a la pared intestinal en su totalidad, dando lugar a este tipo de colitis.

Colitis medicamentosa: Hay que tener en cuenta que, los excesos siempre son malos, por lo que si abusamos de los medicamentos, como los antibióticos, estos pueden provocar una erosión de la pared interna del colon, lo cual se conoce como colitis pseudo-membranosa. Cuando hablamos del uso excesivo de los antibióticos, debemos recordar que estos van a atacar a las bacterias, alterando el equilibrio de estas, lo que fomentará el desarrollo de diversas enfermedades.

Cabe destacar que, no solo los antibióticos son los responsables de este padecimiento, sino también el consumo descontrolado de otros medicamentos como: la vitamina C, los suplementos de hierro y los antiinflamatorios no esteroideos, los cuales actúan generando una irritación en la mucosa del colon y, su posterior inflamación.

Colitis hemorrágica: Este tipo es causada por una bacteria, conocida como,EscherichiaColi, la cual infecta el intestino grueso, produciendo un conjunto de toxinas que causarán diarrea con sangre y un fuerte dolor abdominal.

Colitis nerviosa:A menudo estamos sometidos a situaciones que nos generan estrés, ansiedad y nerviosismo con cierta frecuencia, lo cual afecta nuestro organismo, en especial el intestino grueso, generando contracciones en los músculos que lo constituyen, lo cual da lugar a un aumento importante de la sensibilidad, sobre todo con la presencia de gas.

Colitis granulomatosa: Esta es debida a una enfermedad autoinmune, donde las defensa de nuestro organismo, lo atacan sin razón alguna, provocando severas lesiones. Este tipo de padecimiento, se conoce con el nombre de enfermedad de Crohn o enteritis regional. Esta genera una inflamación de algunas zonas del tubo digestivo.

Además de los tipos de colitis ya descritos, hay otros tipos que resultan menos severos y pueden corregirse con una simple modificación de los hábitos alimenticios y a través del control de situaciones que nos causen estrés. Dentro de este tipo tenemos, la ya mencionada colitis nerviosa y ladiverticulosis/diverticulitiscolónica.

Causas de la colitis

Aunque ya hemos descrito de una forma breve algunas de las causas de esta afección existen otros factores que también contribuyen en su evolución, dentro de los que podemos mencionar, las infecciones por virus, parásitos, así como las intoxicaciones de tipo alimentarias causadas por bacterias y los medicamentos que provocan severas lesiones en la mucosa del intestino. El estrés, la ansiedad, así como los nervios que normalmente no controlamos, son factores que pueden provocar o favorecer el desarrollo de este padecimiento.

Síntomas de la colitis

La sintomatología asociada con esta afección va a depender en principio de la zona del intestino grueso afectada. Por ejemplo si la zona afectada es el recto, como en el caso de la proctitis, los síntomas predominantes serán: urgencia y tenesmo, sin embargo si se trata de todo el colon, además de los ya mencionados, encontramos diarrea sangrante y dolor abdominal.

Cabe destacar que, hay un conjunto de síntomas, los cuales son comunes a todas las colitis, los cuales mencionaremos a continuación: urgencia e incontinencia para defecar, una sensación de vaciado incompleto, conocida con el nombre de tenesmo, además de un incremento en la frecuencia de movimientos intestinales, presencia de moco y sangre en las heces, flatulencia, y dolor abdominal.

Cabes destacar que, también existe un porcentaje de pacientes con colitis que presentan estreñimiento. Además de la sintomatología ya mencionada, hay otros síntomas como: escalofríos, deshidratación, fiebre, pérdida del apetito, nauseas, vómitos, dolor e hinchazón en las articulaciones y debilidad.

Diagnóstico de la colitis

El diagnóstico de este padecimiento, se hace a través de un conjunto de pruebas, como los exámenes de laboratorio que incluyen pruebas sanguíneas, inmunológicas e incluso análisis de muestras de heces. Aunado al laboratorio, es importante realizar una colonoscopia, la cual consiste en una evaluación profunda de distintas zonas del colon mediante el uso de una sonda flexible. Incluso hay ocasiones en las que estas pruebas se complementan con biopsias y estudios de imagen.

Tratamiento de la colitis

Una vez que se inician los síntomas, es importante acudir inmediatamente al médico, esto con la finalidad de evitar el surgimiento de complicaciones de tipo ulcerosas. El tratamiento es más que todo sintomático, es decir, va a depender de la sintomatología que se genere. Para ello debe cuidarse mucho la alimentación, comiendo pequeñas cantidades a lo largo del día, además es recomendable beber abundante agua y no consumir alimentos ricos en grasas, así como evitar los lácteos.

Otra de las medidas a tomar, consiste en dormir suficiente, practicar actividad física de forma regular y evitar las situaciones que nos provoquen estrés, ansiedad y temor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *