Saltar al contenido

sistema renal

El sistema renal es el que se encarga de eliminar agua, sales y desechos del organismo a través de la orina.

Como su nombre indica, son los riñones las partes fundamentales de este sistema, trabajan en conjunto con las vías urinarias.

A su vez las vías urinarias se componen de otras partes como el sistema urinario superior y el sistema urinario inferior.

¿Cómo funciona el sistema renal?

Los riñones se encargan de filtrar la sangre, gracias a ellos se puede separar la sangre de los desechos.

Los riñones tienen la capacidad de recibir y filtrar hasta 1 litro de sangre por minuto, ese proceso de limpieza tarda en promedio 50 minutos.

Finalmente los desechos son expulsados por la orina a través de las vías urinarias.

El sistema urinario también cumple otra función importante: se encarga de garantizar que todos los tejidos del cuerpo reciban agua.

Igualmente permiten tener una presión arterial normal, la sal en la sangre es regulada por los riñones.

Si bien es cierto los riñones no inciden directamente en la presión arterial, sí lo hacen a través de una sustancia que producen, se llama “renina” la cual logra el balance de sal en el organismo logrando así una correcta presión arterial.

Como vemos, el sistema urinario no solo se limita al desecho de toxinas por medio de la orina, también cumple otras funciones.

En ese sentido, cabe mencionar que también segregan una hormona conocida como “eritropoyetina” encargada de regular la generación de glóbulos rojos.

Partes del sistema renal

El sistema renal no solo se refiere a los riñones, hay otras partes que cumplen un papel dentro de este sistema.

  • Riñones: es necesario describirlos un poco más ya que hacen gran parte del trabajo.

Estos órganos tienen una forma similar al de un haba y se ubican a la altura de la zona posterior del abdomen.

Es en los riñones donde se produce la orina.

  • Uréter: en realidad son varios “uréteres” y son una especie de ductos que conectan la vejiga con el riñón.

Se encargan de trasladar la orina desde los riñones hasta la vejiga, en promedio miden 30 centímetros de largo.

  • Vejiga: es un músculo y órgano a la vez, su función es la de almacenar la orina antes de ser expulsada.

Es un órgano muy elástico ya que puede retener hasta 350 mililitros de orina.

Cuenta además con dos esfínteres, controlan la salida de la orina evitando su salida y otro esfínter regula ese descenso de desechos líquidos.

  • Uretra: se trata de un ducto que parte desde la vejiga hasta el exterior.

Hay que recordar que su forma y sobre todo longitud varía entre hombres y mujeres, la uretra en las mujeres es más corta y termina en la vulva.

En el caso de los hombres, la uretra se extiende por la próstata y el pene.

Enfermedades que pueden afectar el sistema renal

A continuación, vamos a mencionar las enfermedades más comunes del sistema renal.

Estas enfermedades pueden afectar no solo al riñón, también a cada parte que integra al sistema como los que hemos mencionado hace un momento.

  • Cálculos renales: es una enfermedad que provoca la aparición de piedras en los riñones.

Están conformadas por ciertos minerales y sales, normalmente pueden aparecer pero expulsarse por la orina.

Sin embargo si llegan a tener un tamaño grande no pasa por las vías urinarias provocando dolor, sangrado y otras complicaciones si no se trata.

  • Insuficiencia renal: hay dos tipos de insuficiencia renal: aguda y crónica.

Lo que sucede es que ese proceso de filtrado de la sangre no se lleva a cabo a un ritmo normal.

Esto a su vez provoca que toxinas y desechos pasen a la sangre provocando diversos síntomas como vómitos, insuficiencia cardíaca, infecciones entre otras complicaciones.

  • Nefritis: se trata de la inflamación de los riñones, puede estar causada por una infección u enfermedades de tipo inmunitario.
  • Infección a los riñones: ocurre con mayor frecuencia en mujeres, aunque puede aparecer en hombres también.

Este tipo de infección tiene como responsable al germen “Escherichia coli”, aunque hay otras bacterias que también pueden causar una infección renal.

  • Uretritis: se trata de la inflamación de la uretra y es provocada generalmente por una infección bacteriana.

Puede causar también irritación, ganas de orinar con mucha frecuencia y algo importante a decir es que la bacteria se transmite mediante relaciones sexuales.

  • Poliquistosis renal: es la formación de tumores que con el paso del tiempo dificultan el funcionamiento de los riñones.

Puede llegar a provocar una insuficiencia renal, tiene una causa genética hereditaria, aunque con la edad es normal desarrollar pequeños quistes.

Aunque hay que diferenciar los quistes malignos y sus síntomas que como dijimos pueden provocar una insuficiencia.