Saltar al contenido

Síntomas de cáncer de útero

Introducción

Para una mujer, sufrir de cáncer de útero es una de las peores cosas que le podría pasar. Esta enfermedad ­–cuya incidencia ha disminuido con el pasar de los años– es una de las causas de muerte durante la época de los 80’s, pero con el avance de la tecnología, hoy es día es sencillo detectar los primeros síntomas. Si entre otros síntomas sientes malestar en el vientre, dolor al mantener relaciones sexuales o orinar, podría significar que estás sufriendo de cáncer de utero.

Los síntomas de cáncer de útero aparecen rápidamente, y si la enfermedad es tratada a tiempo la mujer tendrá la oportunidad de luchar contra ella y recuperar el estilo de vida que tenía antes de padecerla. Hoy en día existen muchos factores que pueden generar este tipo de cáncer y, por desgracia, es uno de los cánceres más comúnes en las mujeres (al igual que el cáncer de mama o seno).

En los últimos 20 años, los avances en la medicina han sido muy significativos, y en la actualidad las personas tiene acceso a información que antes era desconocida; información que hoy en día es útil para la detección de los primeros síntomas de enfermedades como el cáncer de utero. Y a pesar que la incidencia de muertes por cáncer de utero ha disminuido con el pasar del tiempo, esta enfermedad sigue siendo una amenaza latente para la vida de una mujer.

Es por esto y más motivos que es muy importante que las mujeres conozcan su cuerpo, cómo funciona y reacciona, porque de esta forma podrán identificar cuando algo no esté bien. Los síntomas del cáncer de útero son muy notorios, y si has detectado uno o dos de ellos, debes acudir a un médico rápidamente.

Saber cómo ataca el cáncer de útero es vital para su detección, por esta razón en el siguiente artículos abordaremos todo tipo de información que nos ayudará a salvar una vida (o la propia).

Incidencia del cáncer de útero

Hace pocos meses la Sociedad Americana Contral el Cáncer estableció las cifras relacionadas al cáncer de útero, arrojando que en este año habrá al menos unos 13,240 diagnósticos de cáncer de utero y  que alrededor de 4,170 mujeres perderán la vida por dicha enfermedad. Por desgracia, esta cifra sólo incluye los Estados Unidos, por lo tanto, la cifra a nivel mundial es mucho más grande.

Durante varios años, el cáncer de útero ha sido la causa de muerte más común en las mujeres, sin embargo, desde el uso de la prueba de Papanicalaou en pacientes que presentaban ciertos síntomas, la tasa de mortalidad bajo considerablemente. En la actualidad es uno de los métodos de detección más utilizados, pero no garantiza nada.

La Sociedad Americana Contral el Cáncer reveló las mujeres hispanas, de raza negra, asiáticas o provenientes de las islas del Pacífico son más propensas a sufrir de cáncer de utero que el resto.

Posibles causas del cáncer de útero

Con el pasar del tiempo se ha estudiado los antecedentes de los pacientes que sufren de cáncer de útero; en su mayoría han presentando las mismas enfermedades. Esta información ha sido de gran ayuda para determinar si una mujer está presentando síntomas de cáncer de utero o cualquier otra afección, por este motivo es importante conocer cuáles son las posibles causas de cáncer de útero para acudir a un médico si se está sufriendo de algún síntoma anormal.

  • Virus del Papiloma Humano (VPH)

Se ha determinado que las mujeres que han contraído el Virus del Papiloma Humano en el pasado, son más propensas a sufrir de cáncer de utero. Este virus se trasmite luego de tener relaciones sexuales con una persona que está infectada.

En la actualidad se estima que el 99% de los casos de cáncer de utero han sido en pacientes que portan el Virus del Papiloma Humano.

  • Mala alimentación

Tener malos hábitos alimenticios puede traer muchos problemas en el futuro; la persona es más propensa a sufrir de obesidad, diabetes, depresión o cualquier otra enfermedad. Entre las posibles causas de cáncer de utero está la mala alimentación, la cual lleva a que las mujeres ganen peso a base de grasas saturadas, algo que no sólo les puede generar el cáncer, sino otras enfermedades graves.

  • Antecedentes familiares

Los seres humanos estamos atados a nuestros genes y cuando una mujer tiene antecedentes de familiares que han sufrido de cáncer de utero (o de cualquier otro tipo de cáncer), se vuelven 3 veces más propensa a desarrollar el cáncer en el futuro.

  • Tabaco

El tabaco es una de las causas de las enfermedades respiratorias (incluyendo el cáncer de pulmón), y se ha calculado que las mujeres que fuman constantemente tiene más posibilidades de contraer el cáncer que aquellas mujeres que nunca han fumando tacabo en su vida.

  • Promiscuidad Sexual

Las mujeres que han comenzado a practicar el sexo desde una edad muy temprana o que mantienen relaciones sexuales con diferentes parejas, son más propensas a contraer el VPH.

  • Anticonceptivos

Las mujeres que usan anticonceptivos o medicamentos con un alto grado de hormonas son más propensas a desarrollar cáncer de utero que aquellas que no. Hay que recordar que los anticonceptivos orales son medicamentos que le proporcionan un alto índice de hormonas al cuerpo, ya sea para evitar el embarazo, corregir problemas hormonales o ayudar al síndrome de ovarios poliquisticos.

Síntomas del cáncer de útero

Los síntomas del cáncer de útero no suelen aparecer durante la primera etapa de la enfermedad. La mujer comienza a notar los síntomas cuando el cáncer ya se ha propagado a otros tejidos u órganos. Por este motivo, si no mantienes un control de tu ciclo menstrual, el aspecto y olor del flujo vaginal y otros detalles más, será imposible detectar que algo no está funcionando.

Los síntomas del cáncer de útero más comunes que puede presentar una mujer durante la etapa de propagación son los siguientes:

  • Dolor excesivo en las piernas

Este es uno de los síntomas más rápidos en aparecer, a pesar que este tipo de cáncer no suele presentar indicios en sus inicios. Este síntoma es ocasionado por la inflamación el útero y el cuello uterino, lo cual ocasiona que el flujo sangúineo no trabaje correctamente. El síntoma inicia con una leve hinchazón o inflamación en las piernas, hasta generar dolores muy fuertes.

  • Aumento del flujo vaginal

Cuando una mujer está sana, su flujo vaginal es escaso, incoloro y sin olor, es decir, transparente. Sin embargo, cuando se está en presencia de cáncer de útero (o cáncer de cuello uterino, por ejemplo) el flujo vaginal de la mujer cambia: comienza a producirse con mayor frecuencia, su color y textura cambia, y tiene mal olor.

Este es uno de los síntomas más alarmantes, por lo tanto si notas que tienes un aumento de flujo vaginal repentino, acude a un médico para que este pueda chequear si este cambio es por una infección vaginal o por la aparición del cáncer de utero.

  • Sangrado repentino

Existe muchas razones por la cual una mujer puede tener una menstruación irregular; problemas hormonales, síndrome de ovarios poliquisticos, entre otros. Pero por desgracia, el sangrado repentino es uno de los síntomas más frecuentes cuando se está en presencia del cáncer de útero.

Este síntoma inicia cuando la mujer comienza a tener ciclos menstruales irregulares, con un sangrado muy abundante. Por lo general, si la mujer tiene un ciclo menstrual regular, la señal de que algo no está bien es porque este comienza a alargarse.

En otros casos, la mujer comienza a notar manchas de sangre antes o después de haber culminado (o iniciado) su ciclo menstrual. En la mayoría de los casos no es un sangrado abundante, pero es sumamente anormal.

  • Molestia al orinar

La molestia al orinar es uno de los síntomas de cáncer de utero que se suele confundir con una infección urinaria, puesto que los síntomas son similares: incomodidad al originar, picazón, sensación de querer orinar a cada momento y dolor durante la expulsión de la orina.

¿Cómo diferenciar este síntoma de una infección urinaria? La infección urinaria a lo sumo durará entre 6 a 7 días si se está recibiendo un tratamiento a base de antibioticos, sin embargo, cuando se está en presencia de cáncer de útero, la molestia al orinar será habitual. Por ende, si tienes este síntoma y ya llevas días con él, lo mejor que puedes hacer es consultar con un médico para que te realice los exámenes necesarios para descartar posibles suposiciones.

  • Orinar de forma irregular

Este síntoma está relacionado con el anterior, pero en este caso la mujer sufrirá un cambio repentino en sus hábitos de orina. Con o sin ingerir líquidos, la mujer puede pasar de orinar 2 veces en la mañana a orinar 8 veces. En ocasiones, este síntoma viene acompañado con una decoloración notable del orina, una señal de que algo malo está pasando.

  • Incomodidad durante las relaciones sexuales

La sensación de incomodidad –o incluso dolor agudo–durante la penetración vaginal es uno de los síntomas del cáncer de útero. Este síntoma puede ser confundido con otra enfermedad, sin embargo, si el dolor persiste lo mejor es acudir a un médico para que él sea el que determine la razón del malestar.

  • Dolor agudo en la pélvis

Hay mujeres que sufren de dolores pélvicos cuando están menstruando, estos sólo aparecen durante la etapa de sangrado, sin embargo, cuando estos calambres típicos de la menstruación comienzan a ser más frecuentes, es decir, que perduran luego del sangrado, puede tratarse de un síntoma de cáncer de utero.

Si luego de menstruar aún tienes dolores pélvicos agudos y frecuentes, y este comportamiento perdura con el paso de los días, acude a tu médico de confianza, porque este síntoma es muy alarmante. Hay que recordar que los síntomas del cáncer de útero no suelen aparecer tan rápido, por lo tanto es importante chequear el comportamiento de nuestro cuerpo de forma constante, para saber cuando algo no está funcionando como de costumbre.

  • Sangrado luego del coito

El dolor al tener relaciones sexuales no es el único indicativo de que algo no está bien; las manchas de sangre luego de tener relaciones sexuales, son uno de los síntomas más alarmantes, puesto que si la relación sexual fue normal (es decir, que la mujer realizó el coito completamente lubricada) no debería presentar dolor y mucho menos sangrado. En ocasiones, este síntoma puede confundirse con la menstruación, puesto que el sangrado puede llegar a ser abundante.

  • Sangrado luego de la menopausia

Cuando la mujer llega a la etapa de la menopausia, el primer síntoma que presenta es la ausencia del sangrado de forma definitiva, y cuando este comienza a aparecer luego de varios meses (o años) puede ser un síntoma claro de cáncer de utero.

Cuándo acudir a un médico

El momento ideal para acudir a un médico es cuando se presenta alguno de los síntomas descritos en el apartado anterior. Recuerda que la gran mayoría de los síntomas no suelen aparecer durante el desarrollo inicial del cáncer, por lo tanto, cuando estos comiencen a presentarse significará que ya la enfermedad se está desarrollando.

Los médicos recomiendan que aquellas personas que tienen antecedentes familiares o que han sufrido del Virus del Papiloma Humano se hagan un chequeo cada 6 meses para detectar alguno anomalía. Ya cuando la mujer pasa 2 o 3 años sin presentar ninguna señal de padecer cáncer de utero, el examen se puede prolongar por 1 a 2 años.

Cabe destacar que si has detectado algún síntoma, lo primero que debes hacer es acudir con un especialista (un ginecologo, por ejemplo) para que analice tu estado actual y confirme tus sospechas. Recuerda que gran parte de los síntomas se pueden presentar por otra enfermedad, por ende, no necesariamente pueden estar indicando un tipo de cáncer de utero, sino cualquier otra patología.

Medidas para prevenir el cáncer de útero

Existen ciertas medidas que podemos tomar en cuenta a la hora de prevenir el cáncer de utero, y para ello sólo hay que hacer lo siguiente:

  • Colocarnos la vacuna contra el Virus de Papiloma Humano para prevenir su aparición.
  • En caso de que lo anterio no se realice, hacer una prueba para ver si se está padeciendo del virus cada 6 meses o cuando aparezca herpes vaginal.
  • No fumar cigarrillos o tabaco.
  • No consumir grandes cantidades de alcohol de manera frecuente.
  • Usar condón como único método anticonceptivos al momento de tener relaciones sexuales.