Síntomas del cáncer de garganta

By |

Introducción

La garganta es una zona de nuestro cuerpo que cumple sus funciones al pie de la letra, y que a su vez está compuesto de una gran cantidad de tejidos y células. Este es un tubo muscular que comienza detrás de la nariz, y acaba en la parte del cuello. Cuando ocurre el cáncer, este comienza en las células planas que se encuentran revistiendo todo el interior de dicho órgano, y es cuando comienza la enfermedad. A su vez, la laringe es otro órgano que se encuentra cerca de la garganta, exactamente debajo de ella, lo que causa que esta se encuentre expuesta ante un cáncer. En sí, la laringe está compuesta de diferentes cartílagos y cuerdas vocales, que vibran cuando los sonidos al hablar se producen.

El cáncer de garganta es uno de los tipos de cánceres más comunes y frecuentes de todos, en donde el mismo engloba a su vez otra serie de sitios cercanos en donde el cáncer también es capaz de atacar, tal como la epiglotis y las amígdalas. Peculiarmente hoy en día, este tipo de cáncer ha ido creciendo en el número de personas al que ataca, alrededor de todo el mundo, y es que así como esto ha ido en aumento, el hecho de fumar tabaco, también.

Cuando una persona comienza con el tabaquismo desde una edad muy temprana, cuenta con un factor de riesgo muy alto a padecer este tipo de cáncer, sobretodo porque la frecuencia del tabaquismo, las drogas, el cigarrillo y el consumo de alimentos poco adecuados, ayuda a que esta enfermedad comience a desarrollarse. Por otro lado, la contaminación ambiental es también capaz de ayudar a que el cáncer de garganta aparezca.

Pese a esto, el cáncer de garganta también cuenta con una alta posibilidad de curación, aunque lamentablemente en la mayoría de los casos la enfermedad se descubre muy tarde, cuando ya la enfermedad ha avanzado en gran medida. Partiendo de este hecho, se recomienda conocer cuáles son los síntomas del cáncer de garganta, con el fin de tenerlos siempre en cuenta y poder diagnosticar la enfermedad de forma precoz.

Síntomas del cáncer de garganta

Como decíamos, muchas personas descubren este tipo de cáncer de forma tardía, lo que ocasiona que tratarlo sea complicado o genere en una curación completa, pero con consecuencias. Lo ideal es conocer los principales síntomas de esta enfermedad, sobretodo aquellos que ocurren primero, cuando la enfermedad apenas se está desarrollando, y tenerlos en cuenta con el fin de visitar a un médico. Sin embargo, como ya verán, la mayoría de estos síntomas son muy similares a situaciones que ocurren partiendo de otras patologías más comunes y pocos afectados toman en cuenta estos primeros síntomas.

Por otro lado, antes de hablar de estos síntomas, es necesario resaltar que el hecho de que estos signos aparezcan no quiere decir que el cáncer está comenzando, pero sí que algo no está bien en nuestro organismo, por lo que se recomienda visitar a un médico que ayude a establecer una causa para dichos síntomas. Además, es necesario que estos síntomas sean observados por un médico profesional, ya que el hecho del autodiagnóstico, es sinónimo de un mal tratamiento y esto podría empeorar la enfermedad, de existir.

Los principales síntomas del cáncer de garganta, son los siguientes:

Dolor de garganta

Como en la mayoría de los casos de cáncer, el dolor es uno de los principales síntomas de la enfermedad, y en el caso de la garganta no es diferente. Cuando el cáncer comienza en los tejidos de la garganta, el dolor comienza de forma gradual, comenzando de forma leve e intermitente, hasta llegar a mantenerse de forma persistente e intensa.

Este dolor, junto a las molestias principales, comienzan y se mantienen durante una serie de días, hasta alcanzar algunas semanas. Su peculiaridad radica en que el dolor no suele eliminarse con remedios comunes o caseros.

Deterioro en la voz

El cáncer de garganta engloba la garganta de forma común y general, lo que quiere decir que las cuerdas vocales también se ven afectadas y comienza el segundo de los principales síntomas. En sí, la evolución de la voz se ve disminuida de forma gradual, hasta llegar a oírse más ronca. Esto ocurre por la aparición de anomalías en la zona de la garganta en donde pasa el aire que entra por la boca al aspirar.

La claridad de la voz se ve afectada, hasta llegar a ser un esfuerzo muy grande el hecho de hablar. La peculiaridad de este síntoma en cuanto al cáncer de garganta, es que la voz se mantiene ronca y no vuelve a aclararse.

Tos frecuente

La tos es otro de los principales síntomas del cáncer de garganta, y es aquella que surge debido a las anomalías que ocurren en las vías por las cuales pasa el aire que entra por la boca o por la nariz, hacia la garganta. La tos ocurre, específicamente hablando, por la resequedad o irritación que ocurre por la materia orgánica que se acumula en los huecos de la garganta, generando las molestias. Esto, a su vez, genera una serie de heridas que pueden generar una tos aún más elevada.

En ocasiones la tos puede llegar acompañada de sangre, y es cuando el afectado debe tener presente el hecho de visitar a un médico, ya que a pesar de pensar que esta sangre puede ser ocasionada por las encías irritadas, en realidad puede ser ocasionado por otra patología más grave.

Aparición de bultos

A pesar de que los síntomas anteriores son uno de los principales, en realidad uno de los que aparecen de forma precisa siempre que existe un cáncer en la garganta, son los bultos que aparecen en la zona del cuello, que bien pueden ser pequeños o grandes, pero que se sienten al palpar esta zona del cuerpo.

Es necesario prestar atención a este síntoma, ya que puede tratarse de un tumor o de un ganglio inflamado, independientemente de la zona en la cual aparece el bulto. Es necesario tenerlo siempre en cuenta, ya que en el caso del cáncer, esto es una clara señal de una complicación infecciosa cercana o en desarrollo.

Dificultad para respirar

Llega un momento en la enfermedad en la cual las vías respiratorias se ven afectadas, obstruidas por ciertas circunstancias. Este suele ser uno de los síntomas claros del cáncer de garganta y suele aparecer cuando la enfermedad ya ha ido avanzando de forma leve. En algunas ocasiones, antes de que la dificultad para respirar comience, ocurre un sonido extraño cada vez que se toma aire, siendo este un indicativo de que algo está alterado en la garganta.

Cansancio y dolores de cabeza

Si ocurre una dificultad para respirar, también ocurren algunos otros síntomas que se asocian con el cáncer de garganta, ya que uno parte del otro. Si las vías respiratorias se obstruyen, el cansancio y los dolores de cabeza no tardan en llegar, generando una serie de síntomas difíciles de controlar.

De todos los anteriormente descritos, tanto la dificultad para respirar, como el cansancio, son de los síntomas que más generan desgaste en la calidad de vida del afectado, y es que cuando no llega suficiente oxígeno al cerebro, las demás funciones del organismo se ven totalmente afectadas.

Mal aliento

El mal aliento es una afección capaz de aparecer por un sinfín de situaciones tanto comunes, como frecuentes, pero también puede aparecer por una complicación mayor. Médicamente conocida como la halitosis, este es un mal que ocurre cuando la saliva se comienza a acumular en la boca, lo que quiere decir que la materia orgánica generada por el cáncer de garganta se ve acumulada en la boca.

Dolor en los oídos

Como bien se sabe, la garganta está conectada con los oídos y con el cuello, lo que genera, al tratarse de un cáncer, de una serie de dolores en los oídos y en el cuello. Este suele ser un síntoma común, ya que las células cancerosas son capaces de inflamar toda la zona de la garganta, afectando los oídos.

Dificultad para tragar

Cuando la inflamación ya se encuentra en su punto más alto, lo que es sinónimo de un avance muy grande en el cáncer, comienzan las molestias y dolores al masticar y tragar, incluso aún si los alimentos no son sólidos. A su vez, esto acaba generando otra serie de síntomas que tienen que ver directamente con estas molestias, como la pérdida de peso, la pérdida de apetito y la malnutrición.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de garganta?

Una vez que se comiencen a notar algunos de los síntomas anteriores, es necesario que el paciente se dirija de forma inmediata hacia un médico, incluso si estos síntomas parecen leves. Lo ideal es buscar un diagnóstico temprano con el fin de atacar el problema desde sus comienzos, sin llegar a permitir que el cáncer avance.

Una vez que el médico conozca al paciente, el mismo deberá establecer una serie de preguntas que ayuden al profesional a entender qué llevó al paciente hacia la consulta. Siempre que el mismo escuche las quejas del paciente, deberá establecer un diagnóstico a simple vista y comenzar con una serie de chequeos que le ayuden a descartar patologías y confirmar la correcta.

Primero se comienza con un chequeo físico en donde el médico deberá utilizar un endoscopio que le ayude a examinar todos los detalles de la garganta. Esto se realiza de forma sencilla gracias a la cámara que se encuentra en el endoscopio, en donde la misma transmite hacia una pantalla todo lo que la cámara está captando. Con esta prueba se buscan anomalías en la garganta.

Si se consiguen anomalías, se requiere de la extracción de algún tejido de la garganta con el fin de analizarlo. Esto lleva por nombra una biopsia, y se debe enviar hacia un laboratorio para ser analizado. Por otro lado, de hallarse anomalías, también se requiere una muestra de algún ganglio linfático para observar las células del mismo.

Para finalizar un diagnóstico certero y seguro, se realizan pruebas por imágenes, en donde las más comunes son las radiografías, las tomografías computarizadas (TC) y las resonancias magnéticas (RM).

¿Cuáles son las causas del cáncer de garganta?

Como todo cáncer, en este ocurre que las células de la garganta comienzan a presentar mutaciones extrañas en cuanto a su composición genética, causando que las mismas comiencen a crecer de forma descontrolada y manteniéndose vivas. El problema ocurre en ese punto, en donde estas células no fallecen, sino que permanecen vivas y acumulándose. Una vez que las células se acumulan en una cantidad moderada, comienzan a formarse los tumores en la garganta. El problema radica en el hecho de no contar con una causa precisa que ayude a entender por qué ocurren estas mutaciones descontroladas en las células sanas de la garganta.

Sin embargo, tras algunas investigaciones y estudios realizados por los médicos profesionales, se han establecido algunos factores de riesgo que ayudan a que las posibilidades de desarrollar esta enfermedad, aumenten.

Los factores de riesgo del cáncer de garganta, son los siguientes:

  • Consumir, de cualquier forma posible, el tabaco o el cigarrillo. Inclusive si este no se fuma y tan sólo se mastica, es el principal factor de riesgo de esta enfermedad.
  • Ingerir alcohol de forma excesiva y descontrolada, es otro de los factores de riesgo más comunes del cáncer de garganta.
  • Por otro lado, existe otro factor de riesgo menos conocido pero igual de importante, siendo este el virus del papiloma humano. Este es un virus de transmisión sexual que es muy común en una gran cantidad de personas alrededor de todo el mundo.
  • Mantener una mala alimentación, sin consumir frutas ni vegetales.
  • Sufrir alguna enfermedad que genere reflujo gastroesofágico.

¿Se puede tratar el cáncer de garganta?

En efecto, como decíamos al comienzo de este artículo, el cáncer de garganta se puede tratar y cuenta con un alto índice de curación, sobretodo cuando la enfermedad apenas está comenzando.

Existen diferentes maneras de tratar esta enfermedad, en donde destacan la radioterapia, la quimioterapia y la cirugía. Estos dependerán del avance con el que cuente la enfermedad, pudiendo utilizarse dos métodos en conjunto, en donde la quimioterapia se utiliza conjunto a la cirugía.

La radioterapia suele utilizarse de forma individual cuando se trata de un cáncer de garganta que apenas está comenzando. Este se encarga de destruir las células cancerígenas de la garganta y de asegurar calidad de vida.

¿El cáncer de garganta se puede prevenir?

Esta es una de las preguntas más frecuentes que realizan los pacientes  al escuchar de esta enfermedad, y a pesar de que no se puede establecer una forma de prevención completamente eficiente, sobretodo porque no existe una causa precisa que se pueda tratar, en realidad existen algunas recomendaciones preventivas que se pueden llevar a cabo para prevenir este tipo de cáncer, y son las siguientes:

  • Evita por completo el cigarrillo, los puros y el tabaco. Si es posible, deja de fumar por completo. Existen método de ayuda que aseguran dejar este mal hábito y tolerar los efectos secundarios.
  • Si es posible, reduce el consumo de alcohol de forma drástica, y si eres de ingerirlo de forma poco frecuente, elimínalo por completo de tu rutina. Si eres de beber alcohol, trata de moderar su consumo lo más que puedas.
  • Mantén una dieta sana en donde consumas frutas y verduras con regularidad. Recuerda que estos alimentos cuentan con vitaminas y nutrientes, además de antioxidantes, que ayudan a reducir el riesgo de sufrir de cáncer en la garganta.
  • Infórmate del virus del papiloma humano y busca las mejores formas de evitarlo. Existe mucha información sobre esta enfermedad, que puede ayudarte a tener relaciones sexuales seguras. Lo principal suele ser una vacuna que se encuentra disponible tanto para niños como para adultos. Pero por otro lado, utilizar un preservativo ayuda prevenir todavía más esta enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *