Síntomas de Bradicardia

By |

Introducción

Las enfermedades del corazón son muy comúnes hoy en día. Cada 8 de 10 personas en el mundo ha llegado a sufrir de una enfermedad del corazón, o ha tenido que experimentar un mal funcionamiento del mismo. En la actualidad se conoce que existen muchas enfermedades relacionadas con el órgano encargado de suministrar sangre y oxígeno a todo nuestro cuerpo, y cuando este comienza a funcionar mal –o deja de funcionar en su totalidad– las consecuencias puede ser muy graves.

¿Has sentido un dolor en el pecho frecuente, fatiga y mareos repentinos? Si es así, es probable que estés sufriendo algún síntoma de bradicardia y no lo sepas. A continuación te diremos qué es la bradicardia y sus síntomas:

Qué es la Bradicardia

La bradicardia es una falla que presenta el corazón cuando la frecuencia cardíaca comienza a cambiar. Esta falla se da cuando el corazón comienza a disminuir la cantidad de latidos por minuto. Por lo general, se sabe que un paciente está sufriendo de bradicardia cuando su corazón late 60 veces por minuto (la frecuencia cardíaca normal va de 60 a 100 látidos por minuto en un adulto promedio).

Por lo general, la bradicardia no ocasiona síntomas porque el cambio de frecuencia cardíaca es tan leve que es difícil darse cuenta de ella. Sin embargo, cuando la frecuencia comienza a disminuir constantemente, la persona comenzará a sufrir de ciertos síntomas que determinarán la aparición de la afección.

Síntomas de Bradicardia

En ocasiones sufrir de bradicardia no ocasiona ningún síntoma, pero si la persona comienza a notar ciertos indicios de que algo no está bien –por lo general este cambio sucede de un día a otro–, lo más probable es que esté presentando alguno de estos síntomas:

Fatiga repentina

Al bajar las pulsaciones del corazón, uno de los síntomas que vamos a sentir de inmediato es la fatiga; un cansancio repentino que puede ser confundido si no se ha dormido bien o si se está realizando una actividad física desgastante.

Desvanecimiento

Si tienes período de desvanecimiento – o te has desmayado sin ninguna explicación– es probable que estés sufriendo de Bradicardia justo en ese momento. Este síntoma suele ser uno de los indicadores de que el corazón no está funcionando bien, sin embargo, puede ser confundido por una baja de tensión o por otra enfermedad, por lo tanto es importante acudir a un médico –o revisar las pulsaciones de la persona justo en el momento– porque un desmayo es sinónimo de que el corazón está dejando de bombear sangre al cuerpo, y si la persona pasa varios minutos sin recibir oxígeno en el cerebro, podría correr graves riesgos.

Mareos constantes

Como si la fatiga y los desmayos no fueran suficiente, la Bradicardia también ocasiona mareos. Por lo general estos aparecen en cualquier momento; cuando la persona se levanta de la cama, cuando inclina la cabeza hacia abajo, cuando se levanta de una silla e incluso cuando realiza un movimiento brusco.

Problemas para respirar

Si bien la Bradicardia no es una enfermedad que anuncie un problema mayor – a diferencia de la taquicardia–, cuando esta no es detectada a tiempo, o cuando el paciente está teniendo un cuadro crónico de la enfermedad, es posible que esta afecte el funcionamiento de los pulmones, dificultando la respiración. Este síntomas es poco común, pero cuando aparece se le deberá suministrar aire artificial al paciente para ayudarlo a respirar con normalidad, porque este síntoma puede llegar a generar nervios o estrés en la persona.

Dolor en el pecho

Como la mayoría de las afecciones en el corazón, la bradicardia ocasiona dolor en el pecho. Es bien sabido que cuando las personas presentan un dolor repentino en el pecho es porque están a punto de sufrir un infarto, pues en el caso de la Bradicardia, este síntoma inicia luego de varios episodeos donde el corazón ha comenzado a bajar su ritmo, ocasionando una presión en el pecho.

Dificultad para recordar cosas

A pesar que la Bradicardia no se considera como una afección tan drástica, cuando el corazón comienza a bajar los niveles de pulsaciones, todo el cuerpo comienza a verse afectado. Hay que tener en cuenta que todos los organos funcionan gracias al bombeo de sangre que realiza el corazón, y cuando su trabajo comienza a disminuir, todos los organos se ven afectados. El cerebro es uno de los que más se ven afectados, y los pacientes comienzan a notar algo extraño cuando presentan episodeos de confusión, pérdida de memoria repentina, dificultad para recordar tareas sencillas que antes si, entre otras cosas.

Dificultad para realizar actividades física

Si la persona está acostumbrada a realizar una actividad física de alto impacto –realizar ejercicios de pesas, cardio intenso o practicar algún deporte que sea sumamente exigente–, al sufrir de Bradicardia su rendimiento cambiará de un momento a otro. Ahora la persona no podrá realizar una actividad física por el mismo período de tiempo que antes, dado que se cansará rápidamente. Forzar al cuerpo a terminar la actividad sería contraproducente para la salud de la persona, por esta razón se recomienda que el paciente disminuya la intensidad de sus actividades para evitar un problema mayor.

Causas de la bradicardia

Las causas de la bradicardia son varias, y se puede deber a diferentes motivos, por esta razón a continuación te mostraremos las causas más comúnes de esta enfermedad cardíaca:

  • Envejecimiento: El proceso de deterioro que sufre nuestro cuerpo es inevitable, y así como la piel y la movilidad del cuerpo se ven afectadas por el paso de los años, el tejido cardíaco también. Esto ocasinaría enfermedades cardíacas o el riesgo de sufrir un infarto.
  • Defecto cardíaco congénito: Esta enfermedad es poco común dado que se trata de un trastorno cardíaco que la persona adquiere al nacer.
  • Miocarditis: Se puede generar Bradicardia si la persona está presentando una infección en el tejido cardíaco, haciendo que las pulsaciones del corazón bajen.
  • Por enfermedades Infiltrativas: La bradicardia puede generarse si la persona está – o ha sufrido– de alguna enfermedad infiltrativa, tal como Sarcoidosis, Amyloidosis y Hemocromatosis.
  • Cirugía de corazón: Existe un riesgo latente de que luego de que una persona ha sido sometida a una cirugía de corazón esta padezca de Bradicardia.
  • Sistema nervioso: Si la persona tiene problemas en el sistema nervioso –un desorden autonómico, por ejemplo– es probable que esté sufriendo de Hipersensibilidad Neurocardiaca.
  • Hipotiroidismo: Sufrir de la tiroides puede llegar a ocasionar un desbalance del electrólito (bajar o subir los niveles de potasio en la sangre, generar Hipotermia, Sueño obstructor o aumentar la presión Intracraneal).

Factor de riesgo de sufrir de bradicardia

Al hablar de enfermedades cardíacas, lo primero que se nos viene a la mente es que la edad juega un papel importante. Decir que la edad de una persona determina si corre el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca sería exagerado; varios estudios han demostrado que personas jóvenes, de entre 25 a 30 años, han sufrido de infartos. Sin embargo, la realidad es que si existe un riesgo de sufrir de alguna enfermedad cardiaca luego de cierta edad, es por esta razón que es muy común que los adultos mayores sean los más propensos a sufrir de infartos, taquicardia, bradicardia o alguna otra enfermedad del corazón.

Por otro lado, la edad no es el único factor de riesgo que existe. Cambiar el estilo de vida puede llegar a generar estrés, ansiedad y presión alta; tres cosas que no funcionan bien. Hay ciertos factores que están relacionados con la aparición de enfermedades cardíacas, tales como: el consumo de tabaco, alcohol, drogas y alimentos ricos en grasas saturadas. Por otro lado, sufrir de presión arterial alta y estrés también ocasionan una alteración en la salud del corazón.

Entonces, si estás presentando alguno de esos factores, ten en cuenta que si la Bradicardia no es tratada a tiempo, puede traer muchas consecuencias, tales como: desmayos, insuficiencia cardíaca, paro cardíaco o muerte súbita.

Cómo prevenir la bradicardia y sus síntomas

Para prevenir los síntomas de la bradicardia –o en su caso, sufrir la enfermedad–, es importante que la persona acuda a un médico para que éste inicie un plan para tratar la enfermedad o para prevenir la aparición de esta si los síntomas aún están en la etapa temprana. A continuación se describirá todas aquellas cosas que hay que tomar en cuenta para prevenir la bradicardia y sus síntomas:

  • Realizar ejercicio constantemente: Mantener una rutina que incluya una actividad física que favorezca al cuerpo es vital para tratar –o prevenir– la aparición de la bradicardia. Si aún no has podido incluir una rutina de ejercicio, busca un entrenador y explicale tu condición. Es importante que realices un tipo de ejercicio que le permita a tu corazón bombear sangre de manera saludable, y que a su vez te permita mantener el cuerpo en excelentes condiciones.
  • Lleva una dieta balanceada y saludable: El secreto de tener buena salud no sólo se remite a hacer ejercicio, también hay que cuidar el cuerpo desde adentro y la mejor forma de hacerlo es llevando una dieta balanceada y saludable. Comer sano trae muchos beneficios, es por esto que en la dieta se debe incluir alimentos como: frutas, hortalizas, verduras, frutos secos, cereales integrales, aceite de soya, grasa natural, entre otros.

  • Dile adiós a la azúcar refinada: Para nadie es un secreto que la azúcar refinada es perjudicial para la salud. Eliminarla de tu dieta será clave para lograr una alimentación sana y balanceada. Para sustituirla, opta por alimentos que contengan azúcar (frutas, por ejemplo) o endulzantes como la miel o la azúcar morena.
  • Mantén tu peso estable: Estar bajando o subiendo de peso a cada momento es uno de los errores que más cometemos; nuestro cuerpo va alterando su funcionamiento cada vez que hay un cambio drástico de peso, alterando nuestro metabolismo. Hay que recordar que sufrir de sobrepeso aumenta el riesgo de sufrir alguna enfermedad cardíaca, por consiguiente, es importante mantener un peso estable para no alterar los valores del organismo y prevenir la aparición de alguna enfermedad como la Bradicardia.
  • Controla tu presión arterial: Si tienes problema para controlar tu presión arterial, debes acudir a un médico rápidamente para que este te recete medicamentos para evitar la hipertensión.
  • Controla el colesterol: El colesterol alto es una de las afecciones más comúnes, y cuando se corre el riesgo de sufrir Bradicardia, el paciente debe cambiar sus hábitos rápidamente si está sufriendo de colesterol alto. Comer comidas bajas en grasa y tomar cápsulas de Omega 3 y 6 ayudará a controlar los niveles de colesterol en el organismo.
  • Fumar y consumir alcohol con moderación: Es difícil decir que se debe eliminar estos hábitos de un momento a otro, pero la triste realidad es que ambos –el consumir alcohol y fumar– pueden afectar la salud de la persona en un corto período de tiempo, y si se está sufriendo de Bradicardia, los efectos del cigarrillo o el alcohol podría afectar el tratamiento para controlar la enfermedad.
  • Mantén el estrés suprimido:El estrés es el mal que persigue a todo el mundo; ataca cuando menos te lo esperas y se queda ahí para alterar nuestra mente y cuerpo. No es un secreto la infinidad de riesgos y dolencias que ocasione sufrir de estrés, por esta razón es de vital importancia que adoptes un estilo de vida tranquilo. Hacer ejercicio, escuchar música, leer un libro, hacer yoga o cualquier otra actividad que te relaje será clave para mantener el estrés suprimido.

Cuándo acudir a un médico

Cuando se trata de enfermedades cardíacas, el paciente debe acudir a un médico en la brevedad posible. El sufrir de bradicardia implica que la persona deberá someterse a un tratamiento largo hasta que la enfermedad desaparezca, pero en ocasiones hay enfermedades mucho más crónicas que implican un tratamiento de por vida.

Si sólo se está sufriendo de Bradicardia, el médico recetará una serie de medicamentos que ayudarán al corazón a regular las pulsaciones que realiza por minutos. El tratamiento incluirá cada uno de los métodos para prevenir la enfermedad (los cuales se describieron anteriormente) y se deberá acudir al médico cada cierto tiempo para que este pueda chequear el funcionamiento del corazón.

¿Es necesario acudir a un médico? Si, porque la bradicardia no es una enfermedad que se pueda tratar en casa. Al afectar el corazón, este podrá dejar de funcionar en cualquier momento; o por lo contrario, si alguno de los síntomas aparecen con mucha frecuencia, la persona corre el riesgo de dañar el funcionamiento de otro órgano. Por lo tanto, una vez que se ha detectado dos o tres de los síntomas de Bradicardia, debes acudir a un médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.