Síntomas de Botulismo

By |

Instrucciones

¿Estás presentando indicios de una enfermedad? ¿Las náuseas, mareos, debilidad corporal y boca seca comenzaron a manifestarse sin ninguna razón? Si es así, es probable que estés presentando alguno de los síntomas de botulismo. El botulismo es una enfermedad ocasionada por una bacteria que se encarga de alojarse en el cuerpo humano y atacar el sistema nervioso. Por desgracia, el botulismo es una enfermedad que genera síntomas cómunes si no es tratada a tiempo, por esa razón es importante saber qué es, cómo se contagia y cuáles son sus síntomas, de manera que podamos tratarla a tiempo.

Ahora, ¿qué es exactamente el botulismo y en qué consiste? El botulismo es una enfermedad que padecen las personas luego de ingerir comidas que contienen la bacteria Clostridium botulinum; una bacteria puede llegar a ser mortal en algunos casos. Es considerada como una de las bacterias más mortales que hay, dado que al estar en un entorno con poco oxigeno, esta genera la toxina botulínica; una toxina que puede llegar a ser mortal para una persona porque ataca directamente a las neuronas.

Cómo se contrae el botulismo

En sí, el botulismo es una enfermedad causada por las toxinas que libera la bacteria Clostridium botulinumluego en la persona que ha sido infectada. Por lo general, la forma más común de contraer la bacteria es consumiendo comida que está contaminada con la misma, por ende, la única forma de contagiarse es a través de un medio infectado.

¿Por qué usar la palabra “medio” y no “alimento”? Luego de varias investigaciones de brotes de botulismo se descubrió que las personas que estaban padeciendo de la enfermedad habían sido contagiados de formas completamente diferentes. A pesar que el medio para contraer la enfermedad –principalmente– sea a través de alimentos mal elaborados (los enlatados, por ejemplo), se ha descubierto que esta también se puede alojar en el agua y en los lacteos. Adicionalmente, otro estudio sugirió que la bacteria pueden reproducirse en un medio anaeróbico o el bioterrorismo, lo que nos deja con la conclusión de que también se puede contraer la enfermedad luego de sufrir una herida o inhalación.

Cabe destacar que las posibilidades de contraer la enfermedad a través de otro medio –a los alimentos–, es poco probable, dado que la gran mayoría de los padecimientos han sido gracias a la ingesta de alimentos contaminados. Sin embargo, si la persona ingiere o tiene contacto con algún objeto que posea la bacteria, de inmediato se infectará.

Cómo se contagia el Botulismo

A pesar que la enfermedad es ocasionada por una bacteria, esta no se contagia, es decir, no es una patología infecciosa, puesto que la única forma de contraerla es si se está en contacto con la bacteria Clostridium botulinumestá, que puede estar presente en cualquier sitio: alimentos, frutas, en el suelo, agua, aire, hortalizas, en el mar, entre otros. Contraer la bacteria es muy sencillo, pero esta no puede ser tranferida por contacto con otro ser humano.

En la mayoría de los casos, las personas que acuden al médico por un cuadro de botulismo suelen contraer la enfermedad luego de haber ingerido un alimento, principalmente aquellos que vienen en envolturas o latas. Pero no sólo deja a aquellos alimentos enlatados; también aquellos que han sido conservados o fermentados por un tiempo. Hay que tener en cuenta que la bacteria del botulismo se reproduce en sitios donde hay poco oxigeno, por ende, si se almacena alimentos en frascos, latas o envolturas, por un largo período de tiempo, es probable que dicho alimento esté infectado con la bacteria.

La probabilidad de que un alimento tenga o no la bacteria es una ruleta ruza, es por esto que los expertos recomienda que las personas hagan mucho énfasis en la forma en que preparan los alimentos y cómo los guardan.

¿Cuándo se manifiesta el Botulismo?

Dado que el botulismo no es una enfermedad que se genera de un día a otro, sino que se produce a partir de la producción de toxinas de la bacteria Clostridium botulinum, esta se manifestará a luego de 12 a 34 horas después de haber sido contagiado. Este período de tiempo es el que le toma a la bacteria comenzar a invadir el organismo y liberar las toxinas.

Es importante dejar claro que el tiempo que le toma a la bacteria producir las toxinas varía según la persona; en algunos casos la persona puede presentar los síntomas 4 horas después de haber ingerido un alimento; así como también luego de 7 u 8 días. El tiempo siempre estará sujeto a la persona, pero casi siempre se van presentando síntomas leves, tales como mareos, náuses y dolor múscular.

Tipos de botulismo y cómo se transmiten

El botulismo, por ser una enfermedad ocasionada por una bacteria, puede llegar a presentarse de diversas maneras. Según sea el medio donde se contrae la bacteria –es decir, la Clostridium botulinum–, los síntomas que presentará el portador pueden cambiar.

Conocer los tipos de botulismo es importante a la hora de realizar un diagnóstico preciso, por esta razón a continuación te mostramos los tipos de botulismo y sus características:

Botulismo por ingerir alimentos

Como su propio título lo indica, este tipo de botulismo se genera luego de que una persona ha ingerido un alimento que contiene la bacteria Clostridium botulinum; una de las pocas que es capaz de producir toxinas mortales en lugares con una densidad de oxígeno casi nula. Si bien esta bacteria puede aparecer en otros lugares, la incidencia en los alimentos es muy grande.

Su aparición en los alimentos es debido al manejo indebido –e incluso erróneo– en el proceso de conversación de un determinado alimento. Al no tener precaución al momento de almacenar un alimento en un frasco, lata o botella, es probable que en poco tiempo la bacteria libere las toxinas. Esto es muy común al momento de almacenar salsas de tomate, atún en aceite, remolacha, jamón, entre otros. Por suerte, la bacteria no puede sobrevivir –o reproducirse– en alimentos con un alto índice de acidez.

Curiosamente los alimentos elaborados en casa no son los únicos que corren el riesgo de portar la bacteria. En ocasiones algunos alimentos procesados han sido los portadores de la bacteria, es por esta razón que se debe tener mucho cuidado a la hora de elegir los productos; verificar la fecha de vencimiento, el proceso de conservación del producto, la temperatura ideal para dicha conservación, entre otros.

Botulismo por heridas

Este tipo de botulismo es poco común, pero sus síntomas son similares al botulismo por ingerir alimentos. En el, el paciente contrae la enfermedad por medio de una herida, la cual sirvió de conducto para que la bacteria entrara al organismo y produciera las toxinas que generan el botulismo.

Por desgracia, este tipo de botulismo tiene una reacción más lenta que el botulismo por ingerir alimentos. Los síntomas suelen aparecer luego de una a dos semanas de haber sido infectado, y para ese entonces, ya el paciente corre el riesgo de sufrir alguna complicación.

Botulismo intestinal

Este tipo de botulismo es muy común en los niños –especialmente en los bebés de entre 1 semana a 12 meses– y es transmitido por medio de alimentos o por tocar el suelo y llevarse la mano a la boca. El botulismo intestinal sólo ataca a los niños porque su flora bacteriana es incapaz de proteger sus intestinos de la invasión de la bacteria (a diferencia de los adultos). Por lo tanto, la bacteria entra directamente a los intestinos y comienza el proceso de liberar toxinas.

No tratar este tipo de botulismo a tiempo podría traer grandes consecuencias para el niño, dado que este corre el riesgo de padecer de la enfermedad de Crohn.

Síntomas de botulismo

Los síntomas de botulismo son varios y, dependiendo del tipo y de la forma de contageo, los indicios de la enfermedad pueden variar. A continuación se describirá los síntomas según el tipo de botulismo que el paciente presenta:

Síntomas de Botulismo por ingerir alimentos

Luego de 20 o 30 horas de haber sido infectado, el paciente presentará una serie de síntomas que indicarán que las toxinas han sido liberadas en el organismo. Es por esto que a continuación se nombrará los síntomas más comúnes de botulismo por ingerir alimentos infectados:

  • Sensación de sequedad en la boca.
  • Debilidad muscular, afectando principalmente la zona de la espalda, el cuello y la cabeza.
  • Párpados caídos.
  • Dificultad para ver.
  • Problemas para respirar.
  • Dolor abdominal constante (similar a los cólicos),
  • Dolor o imposibilidad al tragar saliva, liquidos o alimentos.
  • Náuseas.
  • Vómito constante.

Síntomas de Bbotulismo por heridas

Como se mencionó anteriormente, los síntomas del botulismo por heridas son similares a los indicios de la enfermedad ocasionado por un alimento en descomposición, por ende, gran parte de sus síntomas son los siguientes:

  • Disminución en la producción de saliva, ocasinando una sensación de boca seca.
  • Dificultad para tragar.
  • Dolores músculares (llegando a afectar los músculos de los púlmones).
  • Vómito y náuses contantes.
  • Fiebre (aunque esta última sólo se ocasiona si la herida está infectada, no tanto por la bacteria).

El botulismo por heridas es uno de los tipos más raros, y en la mayoría de las ocasiones ha sido detectado en pacientes que consumen drogas. Es por este motivo que cuando es detectada la enfermedad, ya es demasiado tarde para acudir a los tratamientos iniciales, teniendo que hospitalizar a la persona.

Síntomas de botulismo Intestinal

El botulismo Intestinal también es conocido como Botulismo por Lactantes o Botulismo Infantil, y esto es porque afecta principalmente a los niños (o bebés menores de un año). Sus síntomas –al igual que los de el botulismo por herida– tardan en aparecer, sin embargo, luego de transcurrir el tiempo de reproducción de la bacteria, el paciente presentará los siguientes síntomas:

  • Fuertes dolores en los músculos del cuello.
  • Dolor en las extremidades.
  • Problemas en las vías respiratorias.
  • Dificultad para ingerir alimentos (o mamar en caso de los bebés).
  • Estreñimiento.
  • Párpados caídos y ojos vidriosos.

Es dificil saber si un bebé está presentando alguno de estos síntomas a simple vista. En ocasiones estos van presentando los síntomas por separado, lo que hace que el diagnóstico pueda confundirse con otra enfermedad intestinal. Por otro lado, cuando el niño –o bebé– está presentando dificultades para respirar, se debe recurrir de inmediato al uso de respiradores artifiales, dado que podría dejar de respirar en cualquier momento.

Acude a un médico

Los síntomas de Botulismo son muy comúnes en la mayoría de las enfermedades que atacan el sistema nervioso, por ende, es muy fácil confundir sus síntomas con los de otra enfermedad. No obstante, dado que la enfermedad puede llegar a ser mortal, lo más recomendable es que la persona acuda al médico una vez que ha detectado los síntomas.

El Botulismo es una enfermedad poco común, pero es invasiva y sus consecuencias tan graves, que la única salida es acudir a un médico para que este se encargue del tratamiento. Por esta razón, si has detectado al menos 3 de los síntomas, lo primero que puedes hacer (para ganar tiempo) es realizar un examen de sangre, porque con esto el médico podrá saber si tienes la bacteria o no. Una vez detectado –a tiempo–, el Botulismo puede ser tratado con eficiencia y sin correr peligro.

Hay que recordar que la bacteria –es decir,Clostridium botulinum – libera toxinas que son muy peligrosas para el organismo, y si se deja pasar la enfermedad, es probable que no sólo afecte el sistema nervioso, sino que incluso ocasione la muerte del infectado.

Tratamiento contra el Botulismo

Luego de acudir al médico y que éste detecte el tipo de botulismo que se está padeciendo, se deben tomar medidas con urgencia. Es importante destacar que si la enfermedad es detectada a tiempo, es decir, cuando apenas está iniciando, la recuperación será más rápida. Los pacientes que están padeciendo de botulismo y pasan días sin recibir un tratamiento corren el riesgo de sufrir consecuencias (luego de una recuperación lenta y dolorosa) o morir.

Dado que el botulismo ataca el sistema nervioso, lo primero que se debe incluir en el tratamiento es un suero antibotulínico, el cual ayudará a eliminar las toxinas que aún no han atacado a los nervios. Así mismo si el botulismo fue contraído por medio de una herida, el paciente deberá consumir antibióticos por un período determinado de tiempo, puesto que este ayudará a eliminar o suprimir cualquier bacteria que se esté adheriendo en la herida.

Si el paciente está presentando un cuadro más alarmante –con dificultades para respirar y vómito constante–, el doctor deberá decidir porqué medio suministrará el suero antibotulínico.

En conclusión: El botulismo es una enfermedad silenciosa, que puede llegar a ocasionar muchos daños en la salud de una persona si no se trata a tiempo, y que puede generar síntomas muy dolorosos. Esta enfermedad es poco frecuente, pero cuando un paciente es diagnosticado con ella, se debe realizar un análisis sobre los posibles medios de transmisión para impedir la propagación de la misma.

Si estás presentando alguno de los síntomas descritos en el artículo, acude a un médico. Tu vida corre peligro si no tratas la enfermedad como se debe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *