Síntomas de una bajada de azúcar

By |

Introducción

Lo que comúnmente catalogamos como el azúcar en nuestra sangre, no es más que la glucosa que necesitamos en cada momento de nuestra vida, y es que nuestro cerebro requiere de ella para que pueda funcionar, inclusive si nuestro individuo está durmiendo. Esta glucosa provine de todos los alimentos que se consumen a diario, y también de nuestro propio organismo. Esta azúcar que se mantiene en nuestro cuerpo es, pese a todo pronóstico, la más grande fuente de energía para todas aquellas células existentes en nuestro organismo. Esto quiere decir que se transporta a ellas a través del torrente sanguíneo, realizando su función principal.

Por otro lado, cuando hablamos de la cantidad de azúcar que se encuentra en nuestro cuerpo, es la cantidad concentrada de la glucosa en nuestra sangre. Este nivel de glucosa debe estar equilibrado para que el organismo funcione de forma correcta y sin problemas. Sin embargo, en muchas ocasiones está cantidad de azúcar es demasiado baja, conocido esto patológicamente como hipoglucemia. Es baja en la concentración de azúcar en la sangre es capaz de provocar una serie de síntomas que deben ser tratados de forma inmediata, buscando atacar el problema de raíz.

¿Cómo afecta la hipoglucemia a los diabéticos?

Como bien sabemos, todas aquellas personas que sufren de diabetes, cuentan con un tratamiento exhaustivo en el cual deben tomar medicamentos que buscan regular el azúcar en su sangre. Sin embargo, en múltiples ocasiones, estos medicamentos logran que las concentraciones de glucosa en su sangre baje demasiado y de forma brusca, ocasionando la hipoglucemia. Cuando esto ocurre, es porque el especialista ha recetado al paciente una hormona muy conocida, llamada insulina. Si no se requiere la insulina, se recetan medicamentos que ayudan a que el cuerpo controle y utilice una cantidad adecuada del azúcar de su organismo.

Básicamente, la función de estos medicamentos es extraer el azúcar acumulada en la sangre y enviarla a todas las células del cuerpo, lo que genera que la glucosa baje y se regule. Pese a ello, el problema comienza cuando estos niveles se descontrolan y la cantidad de azúcar reducida es demasiado grande, formando así la hipoglucemia.

Lo ideal en las personas diabéticas, es que sus niveles de azúcar en la sangre se mantengan estables y controlados, ni demasiado altos, ni demasiado bajos: equilibrados. Esto se logra con los medicamentos, una dieta sana y ejercicios regulares, que compaginen adecuadamente con los medicamentos recetados.

Causas de una bajada de azúcar

Apartando a las personas diabéticas, quienes no son las únicas que sufren de bajas de azúcar, esta afección tan común tiene una razón de ser en todas las ocasiones, cuyas causas pueden variar.

Por lo general, las bajadas de azúcar no avisan, pero pueden prevenirse conociendo las causas que la provocan. Partiendo de este hecho, a continuación les nombramos las causas principales de las bajadas de azúcar:

  • El hecho de saltarse las comidas principales en el día, o bien, no comer las cantidades suficientes en las mismas. Esto también aplica para las personas que comen pocas cantidades y tentempiés, y se saltan estas meriendas.
  • Si no se come lo suficiente, o los alimentos necesarios para aportar nutrientes al organismo, y se realizan grandes cantidades de ejercicio y con mucha intensidad, puede ocasionar una baja de azúcar poco previsible.
  • El hecho de inyectarse grandes cantidades de insulina, o bien, hacerlo en el horario poco requerido. Esto debe tener un momento preciso del día en el cual debe ocurrir la dosis, compaginando esto con los alimentos y los ejercicios.
  • Si se sufre de diabetes y se inyecta insulina, el hecho de darse una ducha con agua caliente justo luego de una dosis, es capaz de aumentar el riesgo de sufrir una baja de azúcar. Esto parte del hecho de que el agua caliente acelera la absorción de la insulina.
  • Consumir demasiado arroz o pasta es capaz de desencadenar un cuadro de hipoglucemia reactiva.
  • Consumir alcohol en exceso.

Síntomas de una bajada de azúcar

La hipoglucemia es una patología que muestra síntomas de forma inmediata, por lo que no se considera una enfermedad silenciosa en lo absoluto. El hecho de que la bajada de azúcar sea una afección muy común, y cuyos síntomas suelen ser generalmente los mismos, permite que sea una patología identificable a simple vista por otros individuos.

Es importante conocer estos signos, por lo que a continuación les hablamos sobre los principales síntomas de una bajada de azúcar:

Hambre

Es muy común que cuando se sufra de una baja de azúcar, se sienta hambre de forma constante.

Temblores

La sensación de agitación comienza cuando los niveles de azúcar ya están demasiado bajos, generando leves temblores que pueden aumentar de nivel de forma gradual.

Aceleración cardíaca

Es común que una persona con hipoglucemia cuente con una frecuencia cardíaca acelerada, además de que cuenta con una piel fría y diversos sudores de forma frecuente.

Palidez

Quienes sufren de una bajada de azúcar, se vuelven pálidos de forma inmediata, y sufren de dolores de cabeza frecuentes.

Irritabilidad

El mal humor repentino, sin razón, además de nervios e irritabilidad, son síntomas comunes de las bajadas de azúcar, además de la somnolencia y los mareos.

Debilidad e inestabilidad

Sentirse inestables físicamente (tambalearse al caminar), y sentir debilidad muscular y mucho peso en el cuerpo, son síntomas que aparecen de forma inmediata al producirse una baja de azúcar.

Confusión y visión borrosa

En ocasiones, cuando la baja de azúcar es demasiado brusca, se genera una visión borrosa exagerada y mucha confusión.

Desmayos

Perder la conciencia es común cuando la hipoglucemia es demasiado alta y no se trata rápidamente. Cuando esto pasa los límites, pueden generarse convulsiones.

¿Cómo puedo comprobar que tengo hipoglucemia?

Como ya hemos mencionado, estos síntomas son comunes cuando existe una baja de azúcar repentina, pero no siempre podemos saber si existe una hipoglucemia a través de ello a simple vista, a menos de que entendamos cómo funciona el proceso. Para comenzar con esta explicación, es necesario entender que la concentración de azúcar en la sangre debe estar en un nivel común y correcto, y que cuando esto se desnivela (disminuye), se comienza a liberar una hormona conocida como adrenalina. Esta hormona es la que se encarga de almacenar de forma rápida la glucosa en nuestra sangre.

Una vez que la adrenalina se comienza a liberar, partiendo de una baja de azúcar, comienzan los primeros síntomas comunes, que son la palidez, los sudores, los temblores y la taquicardia. Los demás síntomas son comunes cuando la hipoglucemia no se trata, pudiendo acabar en las convulsiones.

Sin embargo, la forma más segura de comprobar la hipoglucemia, es realizando un examen de sangre en donde se observen los niveles de azúcar, o por medio de un glucómetro. Este es un dispositivo digital que mide la glucosa que existe en la sangre y que muestra el resultado de forma inmediata en la pantalla de dicho aparato.

Sin embargo, se deben analizar los síntomas como procedimiento principal, ya que en las personas diabéticas se pueden presentar estos signos y mostrar un número correcto en los exámenes de sangre. Esto es mejor conocido como reacción falsa. Esto parte de la adrenalina, la cual ya hemos dejado claro que provoca los síntomas, y que no sólo lo hace cuando el azúcar en la sangre baja en exceso, sino también cuando lo hace de forma brusca. Esto pasa cuando los pacientes diabéticos controlan un nivel alto de azúcar en su sangre, poniéndolo en números correctos, pero bajo un procedimiento muy brusco. En esto se basa la reacción falsa.

Antes de tratar estos síntomas, es recomendable realizarte una prueba específica para medir tu nivel de glucosa en la sangre, ya que podrías estar sufriendo una reacción falsa, y no saberlo.

¿Cómo debe tratarse la hipoglucemia?

Una vez que se hayan analizado los síntomas y se haya llegado a la conclusión de que lo que está ocurriendo en tu organismo es una bajada de azúcar, es necesario tratar el problema antes de que los síntomas comiencen a empeorar. Si tienes la forma de medir tu concentración de azúcar en la sangre, antes de atacar los síntomas, hazlo. Esto te ayudará a seguir las pautas necesarias de forma precisa y no andar a ciegas.

Sin embargo, si no se cuenta con esto, igual debes tratar los síntomas de forma rápida. Si eres una persona que sufre de hipoglucemia de forma común, deberás visitar al médico para que el mismo pueda indicarte una serie de pautas que deberás llevar a cabo para poder detener el problema de forma inmediata.

Lo ideal es buscar normalizar el nivel de azúcar en la sangre, Esto debe ser algo inmediato, por lo que lo primero que se recomienda es buscar azúcar y consumirla, o bien, cualquier alimento o bebida lo suficientemente dulce como para realizar este efecto rápidamente.

Algunas recomendaciones propias de los especialistas, si se sufre de hipoglucemia, son las siguientes:

  1. Buscar cualquier alimento que esté lleno de azúcares, de modo que esto vaya directo a la sangre. Si eres una persona que sufre de estas bajadas de azúcar de forma constante, mantén siempre contigo algún refresco dulce, jugos dulces, postres secos, pastillas de azúcar o caramelos de azúcar. Esto podrá evitarte el empeoramiento de los síntomas.
  2. Luego de haber ingerido el azúcar, espera diez minutos y analiza tu cuerpo para observar el descenso de los síntomas. Estos deberían ser inmediatos, por lo que no te desesperes.
  3. Si tienes forma de medir el azúcar en tu sangre tras haber realizado lo anterior, hazlo. Esto te ayudará a llevar un control.
  4. Si para ti ya es común esta afección, es importante tener contigo y a la mano de tus familiares, inyecciones de glucagón. Esta es una hormona que ayuda a que la concentración de glucosa en tu sangre se eleve de forma inmediata. Esto deberás realizarlo si tus síntomas empeoran de forma gradual, sobretodo luego de ingerir azúcar en cualquier presentación. Esta hormona deberá ser inyectada por alguna persona cercana a ti, y tú deberás cargar este kit contigo en un lugar fácil de encontrar, ya que si te desmayas o convulsionas, esto ayudará de forma inmediata y no podrás hacerlo tú.
  5. Si eres una persona diabética, usa algo que identifique este hecho. Si la diabetes ataca de forma repentina, sin importar la forma, esto avisará a la persona que se encuentre cerca. Esto podría salvarte la vida, sobretodo porque deberán buscar ayuda médica inmediata.

¿Las bajadas de azúcar se pueden prevenir?

La mejor forma de evitar una bajada de azúcar, es saber lo que te ocasiona la misma, ya que este modo al conocer las causas que te provocan la hipoglucemia, podrás evitarla en un porcentaje muy elevado. Sin embargo, no todas las personas sufren de bajas de azúcar de forma habitual, por lo que no saben qué es lo que podrían estarles causando esta afección. Es por eso que nos hemos dado a la tarea de recopilar los mejores consejos para que puedas evitar una bajada de azúcar:

  1. No te saltes ninguna comida, mucho menos las meriendas.
  2. Si debes inyectarte insulina, hazlo en los momentos correctos, sin modificar la dosis correcta, ni cometer desarreglos.
  3. Busca un horario ideal para realizar ejercicio, y toma leves descansos entre ciertas rutinas cortas. Evita los excesos.
  4. Evita el agua caliente en tu cuerpo tras haberte inyectado una dosis de insulina. Date el baño una hora antes de esto.
  5. Si eres diabético, realiza un plan rutinario junto a tu médico, y no dejes de seguirlo al pie de la letra, incluso si te sientes bien. Recuerda que con esta enfermedad no se juega.
  6. Mantén un control en la concentración de azúcar en tu sangre, observando estos niveles cada cierto tiempo.
  7. Evita el exceso de drogas y alcohol. Si puedes, evítalos en su totalidad. El alcohol puede llegar a ser mortal en estos casos y evita que los niveles de azúcar en la sangre se nivelen, causando empeoramiento en los síntomas, o en su defecto, generando la hipoglucemia.
  8. Si vas a realizar actividades que requieran de mucho esfuerzo físico, y eres de los que sufren bajas de azúcar, mide tu glucosa en la sangre antes de esto. Estas actividades engloban desde nadar, hasta esquiar. Ten presente que si tienes algún desnivel en tu glucosa, no deberías realizar ningún esfuerzo físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *