Síntomas del asperger

By |

Introducción

El asperger es un síndrome que consiste en un conjunto de síntomas que conforman un cuadro clínico. Esta enfermedad fue descubierta por Hans Asperger, quien le otorgó su apellido a la enfermedad, en el año 1944. Un año antes de este hecho, Leo Kanner descubrió el Autismo. Ambas enfermedades están entrelazadas por ciertas conductas y causas.

Para definir de forma más completa lo que es este síndrome, es necesario explicar todos sus síntomas y sus posibles causas, a pesar de que no estén detalladamente establecidas. Pero antes de esto, es necesario enfocarnos en cómo afecta este síndrome a los adultos y a los niños, ya que la incidencia de la enfermedad es muy alta, pudiendo atacar a un gran número de personas en todo el mundo, sin diferenciar en edades o sexo.

 Si se trata de darle una definición certera, entonces se dice que el asperger es una alteración cualitativa en el desarrollo de los patrones del comportamiento, primeramente, que se considera grave y persistente, además de progresiva, según sea el caso. También afecta las capacidades de intereses y las actividades comunes del día a día. Esto acaba afectando la vida general del afectado, incluyendo en esto el ámbito familiar, social, estudiantil y laboral.

El síndrome del asperger y el autismo se parecen en una cantidad considerada de características, con la diferencia marcada en el hecho de que en el asperger no se consiguen retrasos de lenguaje o en el desarrollo cognoscitivo. Esto quiere que una persona puede tener asperger y aún así tener un nivel normal de inteligencia; sin embargo, su nivel de torpeza motora puede ser notable.

A pesar de que este síndrome es capaz de afectar a cualquier persona, se inclina la balanza hacia los varones, sin importar la edad. Además, existen casos tan leves de asperger que se consideran un tipo de autismo muy leve. Pese a esto, el asperger siempre se considerará menos grave que el autismo.

Síndrome de asperger en los adultos

El síndrome de asperger es capaz de atacar a cualquier adulto, sin tener una edad próxima de preferencia, y les ataque primeramente en su capacidad para interactuar con el mundo social, primeramente. Esto impide que puedan entablar conversaciones comunes con personas a las cuales ya conozcan, o en su defecto, estén conociendo. En ocasiones esto requiere de cierto nivel de apoyo, partiendo del nivel de limitación con el que cuente cada individuo con asperger.

En las ocasiones en donde se establece una conversación con personas de su entorno, la interacción suele ser poco apropiada, con respuestas carentes de lógica y con una falta muy marcada de contacto visual. Sin embargo, en el mayor de los casos de las personas adultas con síndrome de asperger, las mismas cuentan con una capacidad normal de llevar una vida independiente en su ámbito profesional y personal.

El problema radica en el ámbito social, cuya incapacidad para relacionarse puede ser muy grave. Esto, a su vez, complica diversos ámbitos de su vida, como el universitario o familiar. Otro detalle visible en las personas adultas con asperger, es su problema de tomar todo de forma literal, sobretodo las palabras provenientes de otros individuos. Esto quiere decir que las ironías son poco entendibles en su mente.

Sin embargo, no todo resulta malo, ya que las personas con asperger se vuelven expertos en los temas que les apasiona, como la física cuántica o cualquier otro detalle en donde pocas personas sean inteligentes.

Síndrome de asperger en niños

El síndrome de asperger, a pesar de poder afectar a cualquier persona, tiene cierto interés por los niños, por lo que este conjunto de síntomas anteriormente mencionados en el caso de los adultos, pueden ir comenzando en los niños desde su primer año de edad.

A pesar de que en los adultos es muy notable, en los niños se hace aún más destacable los síntomas, partiendo del hecho de que los niños comúnmente son sociables y se destacan por interactuar fácilmente con otras personas. En el caso del asperger, esto comienza a destacar desde temprana edad, ya que los niños evitan miradas, se incomodan en lugares con demasiadas personas y no buscan socializar con nadie.

Esto acaba por generar un aislamiento prolongado y notable en los niños, sobretodo en el ámbito escolar y familiar. Además, otra característica notable del síndrome en los más pequeños, es el tono de su lenguaje, y su forma de hablar, que en ocasiones puede llegar a ser pedante, sin querer serlo realmente.

De la misma forma que ocurre en los adultos, en los niños también se observa un interés especial en diversos temas, sin importar cuál sea. Además, a pesar de la corta edad de muchos niños con asperger, a los mismos les apasionan temas de otro nivel de inteligencia, como las matemáticas y la geografía.

Causas del síndrome de asperger

El síndrome de asperger es conocido en todo el mundo, a pesar de que existen ocasiones en donde los síntomas son tan leves, que el afectado no tiene conocimiento alguno de su condición. Hablando de forma más cuantifica, por cada mujer con asperger, ocho hombres se ven afectados.

A pesar de que tanto el autismo, como el síndrome de asperger, son enfermedades conocidas y que tienen años de haber sido descubiertas, hasta ahora no se conoce una causa precisa para ninguna de las dos enfermedades.

Sin embargo, algunas de las investigaciones que se han realizado sobre el síndrome de asperger, llevan a una causa biológica. Esto se basa en las diferencias existentes en las estructuras de un cerebro de un niño con asperger y autismo, y en el cerebro de un niño que no cuenta con estas condiciones.

Además, el factor hereditario se ve altamente relacionado con estas condiciones. En un gran porcentaje de personas se ve que los pacientes con asperger cuentan con familiares directos que también cuenten con esta condición, o incluso con autismo.

A pesar de que el asperger no cuenta con una cura, es importante diagnosticar el síndrome de forma precoz, con el fin de recibir el tratamiento y el control necesarios para detener los síntomas o aminorarlos.

Síntomas del asperger

Para poder entender el síndrome del asperger, es necesario conocer los síntomas comunes de la enfermedad, siendo estos visibles cuando la enfermedad va más allá de lo leve.

Los síntomas principales del asperger, son los siguientes:

Falta de desarrollo de amistades

Las personas que tienen asperger, desarrollan una dificultad asombrosa de hacer amigos, incluyendo en eso crear los lazos emocionales con personas desconocidas o poco comunes en su entorno. Esto se debe a su falta de desarrollo social, lo cual les impide conectarse y adaptarse a cada entorno.

En el caso de los niños, los mismos se ven en la tarea de aislarse y evitar las tareas en grupo, incluso si esto incluye juegos y actividades divertidas. Sin embargo, no se trata de que no deseen establecer una conexión, el problema radica en su falta de capacidad para ello. Esto puede variar, según la personalidad de cada persona, ya que en ocasiones el individuo prefiere la soledad, por lo que no establecer conexiones sociales no les afecta en lo absoluto.

Mutismo selectivo

El mutismo selectivo suele ser un síntoma habitual en los más pequeños con asperger. Se le denomina como selectivo, ya que los mismos son capaces de hablar, pero sólo con aquellas personas con las cuales se sientan cómodas. Esto quiere decir que deciden el mutismo cuando sienten personas extrañas en el mismo sitio.

En algunos casos se observa que este mutismo selectivo se mantiene durante los años posteriores, por lo que algunos adultos con asperger siguen aplicando este síntoma. Por lo general, la familia más cercana no se ve afectada por este síntoma, ya que estos le brindan comodidad al individuo con esta condición.

Incapacidad para tener empatía

Este síntoma es uno de los que más suele generar problemas en las personas con asperger, sobretodo porque las mismas no logran entender la razón por la cual los demás se molestan con ellos tras haber dicho algo que piensan. Esto les hace insensibles, de cierto modo, ante la queja de los demás tras haber realizado comentarios crueles o demasiado sinceros. Además, cuando los demás individuos les hacen notar su molestia, estos enfatizan que no entienden la razón, ya que sólo han dicho la verdad.

En el caso de los niños esto genera incomodidad y falta de compañerismo ante su persona.

Incapacidad de contacto visual

En múltiples ocasiones, este síntoma no suele fallar en aquellas personas con asperger, sin importar la edad que estos tengan. Los afectados no consiguen la capacidad de mantener el contacto visual con ninguna otra persona, ni siquiera cuando le están hablando. Esto se debe a que para los que cuentan con esta condición, mantener contacto visual es incómodo, casi doloroso.

Son activos pero extraños

Todas aquellas personas con asperger, pese a lo que puedan llegar a demostrar, cuentan con un grado de pasión dentro de ellos que les ayuda a realizar muchas cosas y entregarse a ello por completo. Si bien muchas no pueden generar amistades, las que logran hacerlo lo hacen con mucha pasión y entrega, depositando su confianza en esas personas.

Intereses reducidos

Partiendo de su pasión y de su inteligencia, cada persona con asperger es capaz de enfocarse y plantearse una meta a según sea su gusto hacia algo, o alguien. Pueden llegar a ser muy buenos en estas actividades y mostrar mucho interés en pocas cosas.

Estas actividades generalmente tienen que ver con el arte o proyectos más profundos, pudiendo ir desde dibujar, hasta crear cosas nuevas e innovadoras. Sin embargo, cuando comienzan algo, deben terminarlo, ya que si no logran llevar a cabo sus proyectos, pueden llegar a deprimirse y enfermarse.

Mantienen una rutina

Este hecho es sumamente importante para las personas con asperger, ya que consiguen un patrón que les va muy bien en su día a día, y entran en confianza. Sin embargo, cuando algo se sale de su hora o de la forma en la que debe ocurrir, los afectados se sienten fuera de su zona de confort y comienzan a experimentar angustia y terror.

En sí, se dice que cada individuo con asperger se crea una rutina con el fin de mantener la ansiedad al margen y enfocarse en un patrón establecido a su gusto, por lo que pueden realizar actividades cotidianas y fisiológicas sin ningún problema, siempre y cuando sea a la hora indicada.

Interpretaciones literales

Este es uno de los síntomas principales del síndrome del asperger, y es que cada afectado es capaz de entender todo lo que escucha de forma literal, sin entender ironías, sarcasmos o chistes. Esto quiere decir que cualquier cosa que escuchen, lo toman en serio, incluso si no va dirigido a ellos.

Esto quiere decir que no tienen un sentido común de humor. A su vez, genera que requieran de explicaciones o de tardar un poco en entender que no es literal lo que está escuchando.

Reconocimiento de patrones

No todos los síntomas del asperger son malos, ya que los mismos son unos maestros a la hora de reconocer diversos patrones, sin importar la dificulta de los mismos. Esto hace que cuenten con un cerebro inteligente, capaz de realizar cuentan matemáticas que requieran de tiempo y estudio, en pocos minutos.

Partiendo de este síntoma es que muchos niños y adultos con asperger desarrollan amor por las matemáticas y por el arte, ya que en esto dos núcleos se establecen patrones que no pueden romperse, porque todo ya está previamente establecido.

Esto permite que una persona pueda ser excelente en distintos ámbitos de su vida.

Falta de habilidades motoras

Sin embargo, en ocasiones muchos afectados con asperger cuentan con problemas motrices, lo que les impide crear una buena escritura al no poder mantener una coordinación entre los ojos, y las manos.

Sin embargo, existen algunas terapias que ayudan a que este síntoma mejore.

¿Cómo se diagnostica el asperger?

A pesar de que el síndrome del asperger cuenta con síntomas visible a simple vista, en realidad diagnosticar esta condición es complicado, incluso más complicado que diagnosticar el autismo. Esto se debe a que las personas con asperger pueden llevar una vida relativamente normal, con pocos problemas al comunicarse y ninguna discapacidad intelectual.

El diagnostico debe ser realizado por profesionales en este síndrome, y se debe realizar tras algunas pruebas y observaciones de conducta, comunicación y entorno.

Como decíamos, es muy importante detectar el asperger a temprana edad o apenas esté comenzando, ya que de este modo se puede brindar apoyo suficiente al paciente y ayudarle a detener y/o controlar algunos síntomas.

¿Cómo se debe tratar el asperger?

Para poder tratar el asperger, el médico debe crear un lazo conectivo con el paciente y aprender a estudiar sus conductas y comportamientos, ya que cada paciente es un mundo y no se les puede tratar a todos por igual. El tratamiento correcto debe basarse en las características del paciente, en sus debilidades y en sus fortalezas, con el fin de explotar sus habilidades y reforzar aquello en lo que es débil.

Se deben implementar diversas técnicas elegidas y diseñadas para cada individuo con asperger, en donde por lo general se brinda apoyo emocional, confianza, habilidades sociales terapias en donde el paciente aprenderá a comprender ciertas expresiones tanto faciales, como de lenguaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *