Síntomas del aborto espontáneo

By |

Introducción

Tener un bebé, hoy en día no resulta una tarea demasiado fácil, ya que en ocasiones los problemas uterinos o diferentes por los que puede pasar una mujer, impiden que esto pueda ocurrir de forma debida. Así mismo, algunos hombres también tienen problemas para concebir un bebé, por lo que debes pasar por una serie de revisiones que les permitan, si se logra, poder concebir.

Este tema es muy amplio y nos permite hablar sobre él de forma abierta, y para poder hablar sobre lo que es un aborto espontáneo, es necesario comenzar desde el principio.

¿Cómo se concibe un bebé?

A pesar de que este tema suele ser muy común y una gran mayoría de las personas alrededor de todo el mundo ya conocen el proceso común, la realidad es que el coito no es la única forma de concebir un bebé, ya que un porcentaje moderado de la población, incluyendo tanto a hombres como a mujeres, tiene algún problema específico que le impide el proceso de fecundación.

Para ser más claros y especificar un poco este tema, a continuación les dejamos una lista con los métodos más conocidos y empleados de concebir un bebé:

  1. Coito. El coito es el método principal para salir embarazada, y es aquella que ocurre cuando un hombre y una mujer mantienen relaciones sexuales sin protección, en un periodo fértil femenino. El proceso consiste en que el óvulo femenino sea fecundado por uno o más espermatozoides y el mismo se adhiera a la pared uterina. Partiendo de este hecho, comienza la concepción y el desarrollo del feto.
  2. Inseminación artificial. Este es uno de los métodos más conocidos y llevados a cabo por una gran mayoría de la población que no puede concebir un bebé por medio del coito. Este debe ser llevado a cabo siempre que el problema en exista en el líquido seminal del hombre. Es decir, la mujer puede no tener ningún problema a la hora de la concepción. El método consiste en que el semen del hombre sea introducido directamente en el cuello uterino de la mujer, previamente congelado y con los espermatozoides intactos.
  3. Inseminación con semen capacitado. Este es un método que desde hace un tiempo se ha venido llevando a cabo, y es aquel que se lleva a cabo siempre que el semen del nombre no cuente con un número adecuado de espermatozoides. Consiste en aislar cualquier tipo de impureza existente en el semen y alejar los espermatozoides de lo que es el plasma seminal. Estos, luego, deberán ser introducidos en el cuello uterino de la mujer.
  4. Fecundación in Vitro. Este es otro de los métodos más populares de todos los tiempos y es aquel que consiste en unir tanto los óvulos como los espermatozoides, en un tubo de ensayo, que previamente han sido extraídos del hombre y de la mujer. Una vez que el óvulo haya sido fecundado por el espermatozoide, deberá ser introducido en el cuello uterino de la mujer. Una vez hecho esto, el óvulo deberá adherirse a la pared uterina y comenzar con el desarrollo normal de crecimiento.
  5. Inyección intracitoplasmática de esperma. Y por último, tenemos otro de los métodos que actualmente están funcionando muy bien entre las parejas, y es que para ser ocasionalmente nuevo, es muy popular. Este consiste en ubicar un óvulo y realizarse una perforación específica, con el fin de introducir dentro un espermatozoide, siendo este proceso llevado a cabo a un nivel microscópico. Si la fecundación se logra, la transferencia del embrión se lleva a cabo hasta la cavidad uterina de la mujer.

Como ven, una vez que se lleve a cabo cualquier de estos métodos, la fecundación se logra y el bebé comienza a desarrollarse. Sin embargo, esto no resulta ser un cupón seguro de nacimiento, ya que puede suceder un aborto espontáneo.

¿Qué es un aborto y cuántos tipos existen?

Un aborto, explicándolo de manera general, es la interrupción -provocada o espontánea- del embarazo, siempre que ocurra antes de la semana veinte de gestación, contando desde el primer día de la última menstruación por la cual haya pasado la mujer en cuestión. En algunas ocasiones, también se considera un aborto siempre que el feto tenga menos de medio kilo de peso. Cuando la interrupción ocurre después de ese periodo de tiempo, ya no se considera clínicamente un aborto, sino una muerte perinatal.

Hablar de aborto es generalizar, ya que existen tres distintos tipos de aborto, en donde cada uno de ellos se diferencia gracias a la forma en la cual ocurren. Para comenzar, está el aborto espontáneo, del cual hablaremos más adelante a fondo; este aborto consiste en aquel que ocurre de forma espontánea y no inducida, generalmente antes de la semana veintidós de embarazo. En ocasiones, puede que este tiempo llegue a esta semana y aún así se considere un aborto.

Por otro lado, está el aborto inducido, el cual es aquel que se lleva a cabo con la autorización de la mujer embarazada y con un médico profesional y licenciado, ya que en diversos países esto es más un proceso legal que humano. Consiste básicamente en aquel aborto que requiere de la intervención humana para poder interrumpir el embarazo. Las causas son muy variadas, ya que dependen de cada mujer. Es importante resaltar que hoy en día este tema se ha vuelto discusión de debate ya que en ciertos países el aborto inducido es completamente ilegal, por lo que para poder llevarlo a cabo, deberás informarte sobre si en tu país este es un acto legal o ilegal.

Y por último, está lo que es el aborto inseguro, el cual es aquel que pone en riesgo la vida de la embarazada ya que se realiza bajo ningún concepto médico aparente y con utensilios que pueden provocar una infección muy grave en la mujer. Es necesario tener en cuenta que esta práctica no debe llevarse a cabo, es necesario visitar la urgencia de algún hospital o buscar información, ya que una infección por un aborto inseguro es sinónimo de muerte segura en la mayoría de los casos.

En el aborto, independientemente de cual de ellos sea, se requiere de asistencia médica profesional y de los utensilios/aparatos necesarios, ya que el embrión deberá ser retirado junto a la placenta del útero. Cuando ocurre el aborto espontáneo, por lo general, una gran cantidad de óvulos muere en el proceso y se abortan de forma espontánea. Esto puede llevarse a cabo sin que la mujer en cuestión sepa que está embarazada.

Aborto espontáneo y sus causas

Ya hemos hablado de los tipos de aborto que existen, pero nos enfocaremos a fondo sobre el aborto espontáneo, ya que en una media básica, es el que más porcentaje tiene de ocurrir en masas. Ya hemos dejado claro, además, que este es el aborto que acaba en sí mismo, específicamente antes de las veinte semanas de gestación.

Por lo general, ocurre que la mujer embarazada siente leves molestias que se asocian a una sensación incómoda que por lo general los médicos catalogan e identifican como una pérdida. Desde este punto parte el nombre de aborto espontáneo.

Para añadir una cifra estimada de mujeres en riesgo de abortar, partiendo de aquellas que ya han pasado por esto, el porcentaje varía entre un 10% a un 25%. Esto puede partir de lo que es un embarazo químico, siendo este aquel embarazo que ocurre en el tiempo en el cual debe esperarse la menstruación. Es decir, cuando a la mujer le llega su periodo, puede que en el mismo momento genere un aborto espontáneo, ya que ambos procesos químicos chocan y la menstruación es quien gana la batalla. En pocas palabras, y para explicarlo de un modo más básico y sencillo, el óvulo no acaba de adherirse a la pared uterina cuando llega el periodo y toda esta pared se ve afectada, expulsando dicho óvulo.

Por lo general, la gran mayoría de los abortos espontáneos ocurren partiendo de un embarazo químico. Por otro lado, cuando el aborto surge por otras razones, sus causas pueden variar y ocurre en una media general estimada de las trece semanas de gestación. Esto quiere decir que de forma generalizada y por mayoría, durante las primeras trece semanas de gestación es cuando ocurre el aborto involuntario.

Como decíamos, las causas de un aborto espontáneo, sacando el embarazo químico de entre ellas, suelen ser muy variadas, y en pocas ocasiones se logra ser identificada. Sin embargo, se puede hablar de las causas más comunes por las cuales puede realmente suceder un aborto espontáneo, comenzando con la principal y la más común: un problema en los cromosomas del bebé. Cuando existe una anormalidad cromosómica en el embrión, esto es causado por una célula de la esperma que está dañada, lo que genera la expulsión del embrión.

Existen otras causas menos comunes, pero válidas que han ocurrido en una menor medida en comparación con las dos anteriores, pero deben ser nombradas ya que estos casos pueden ocurrir en cualquier momento. Otra de las causas del aborto espontáneo son los problemas hormonales, o bien, cualquier problema de salud relacionado con la mujer embarazada. Además de esto, el estilo de vida afecta de sobremanera el hecho de cómo pueda llevarse a cabo un embarazo, sobretodo si la mujer suele consumir drogas, alcohol o demasiada cafeína, así como la exposición común y regular hacia radiaciones o sustancias tóxicas.

Cuando se habla de un método de fecundación que no sea el coito, puede que este ocurra de forma indebida y el óvulo se desprenda del cuello uterino, siendo esta otra de las posibles causas del aborto espontáneo. Por otro lado, existen algunos factores como la edad de la mujer embarazada, que pueden poner en riesgo al embrión y ocasionar un aborto involuntario, así como también un trauma materno pasado.

Es también sumamente importante mencionar el hecho de que el sexo NO se considera una causa de aborto espontáneo, ni mantener una rutina de ejercicios o trabajar fuera del hogar en sitios que sean completamente seguros. Si bien las razones por las cuales puede ocurrir un aborto espontáneo son muy variadas, estas están fuera de la lista, siendo comprobadas por médicos especialistas en la materia.

Síntomas del aborto espontáneo

Más arriba mencionamos el hecho de que en ocasiones la mujer embarazada puede ni siquiera tener idea de este hecho, ya que cuando la implantación apenas fue realizada, ocurre el aborto involuntario y no genera ningún síntoma. Sin embargo, la mayoría de las ocasiones esto suele ser completamente distinto y los síntomas se generan rápidamente, alertando a la mujer de que algo está ocurriendo.

Es importante conocer estos síntomas y tenerlos siempre en cuenta, de modo que apenas sientas alguno de ellos, aún sin parecer demasiado grave, es necesario que visites a un médico con el fin de evitar complicaciones y observar qué es lo que está causando las molestias.

Los síntomas principales de un aborto espontáneo son los siguientes:

Sangrado vaginal

Este suele ser el principal síntoma de un aborto espontáneo, y es aquel que se caracteriza por comenzar siendo leve y no demasiado llamativo, para luego ir progresando en cantidad y color, cuando ya el aborto ha finalizado de ocurrir. Esto puede variar según sea el cuerpo de cada mujer, pudiendo llegar con dolores o sin ningún otro síntoma a fin, así como también puede llegar acompañado de cierto tejido o de ningún otro elemento mas que sangre.

Dolor

El dolor comienza en la parte baja de la espalda, hasta llegar a extender a la zona abdominal frontal de la mujer. Este puede llegar a ser punzante y latente en todo momento. En ocasiones, cuando el embarazo se desconoce, este dolor es confundido con la menstruación, sobretodo porque en ocasiones viene acompañado de ciertos calambres.

Malestar general

Cuando está ocurriendo el aborto o bien cuando ya ha ocurrido, el malestar general que ataca a la mujer en cuestión se caracteriza por estar compuesto de fiebre y escalofríos, aunque estos síntomas ocurren generalmente cuando el aborto ha generado una infección en la madre. En estos casos es necesario que el médico retire los restos del embrión y comience un tratamiento rápidamente para tratar la salud de la afectada.

Disminución rotunda de los síntomas de embarazo

Y por último, otro de los síntomas inmediatos del aborto es el hecho de que los síntomas comunes del embarazo se han detenido inmediatamente. Esto comienza con un encogimiento de la barriga, y la falta de náuseas, vómitos, mareos e inflamación de las encías. Si algo de esto ocurre, es necesario que visites rápidamente al médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *