Síntomas de infarto

Enlace Patrocinado

sintomas-de-infartoTe diré exactamente cuáles son los síntomas de infarto. Un infarto supone un bloqueo del aporte sanguíneo a un órgano o tejido. Cualquier órgano puede afectarse, pero es más frecuente en los que citamos a continuación:

  • Corazón
  • Pulmones
  • Cerebro
  • Intestino

La cirugía o el tratamiento médico pueden resolver a menudo este trastorno. La vida de cada órgano depende de su arteria nutricia que le provee de sangre fresca, de oxígeno y de elementos necesarios para el metabolismo energético. Si una arteria se bloquea, las células irrigadas por ella no reciben el aporte sanguíneo suficiente y mueren. La muerte celular se conoce como “infarto”

¿Cuáles son los síntomas de infarto?

  • Molestia en el pecho
  • Dolor agudo en la parte superior del cuerpo
  • Difícil respiración
  • Sudor frío
  • Fatiga, agotamiento físico y cansancio general
  • Mareos continuos
  • Vómitos repentinos

Estos son los síntomas de infarto más comunes no obstante, tener alguno de estos síntomas no quiere decir que necesariamente tengamos o vayamos a tener un infarto, ya que también pueden relacionarse con muchos otros problemas o afecciones de nuestro organismo.

Hay diversas causas de bloqueo brusco de una arteria nutricia. En primer lugar, la pared arterial puede estar recubierta por una formación de colesterol, constituyendo una placa de ateroma (referido a las arterias) Eventualmente, esta placa de ateroma puede bloquear la luz arterial, especialmente si la sangre pasa por un territorio estrecho.

Otros síntomas de infarto que debemos tener en cuenta es por ejemplo, el embolismo. Un émbolo es un fragmento de coágulo o trombo que se ha desprendido de la pared arterial donde se ha formado. Pasa, entonces, al torrente circulatorio por el que viaja libremente hasta que queda atrapado en una arteria dando lugar al infarto.

Finalmente, el infarto intestinal puede deberse a un vólvulo. Los intestinos se anclan en la pared abdominal posterior a través de una membrana denominada mesenterio, por la que discurren las arterias. Si los intestinos sufren una torsión, también rota el mesenterio, produciéndose una interrupción del aporte sanguíneo, lo cual produce un infarto. El intestino, como cualquier otro órgano, también puede impactarse como consecuencia de un émbolo.

¿Cuáles son los peligros de un infarto?

Un infarto puede producir un ataque cardíaco -infarto de miocardio- o un ictus cerebral. Todos estos problemas son especialmente serios y potencialmente mortales.

Si un émbolo viaja hasta el pulmón, obstruyendo parte del riego de este órgano, se produce el cuadro conocido como embolismo pulmonar. Los coágulos formados en las venas de las extremidades inferiores, se desprenden y pasan a la circulación general, llegando así hasta el lado derecho del corazón, desde donde parte la sangre hacia los pulmones; estos coágulos sanguíneos bloquean la luz de las arterias pulmonares y causan un infarto pulmonar. Esto conlleva un grado de dolor torácico y comienzo brusco que empeora con la respiración, pues la pleura -membrana que envuelve el pulmón- se inflama. El efecto del embolismo pulmonar es muy grave. Lo suficientemente grave como para provocar un colapso que, en muchos casos, es fatal.

Es muy importante para evitar estos posibles accidentes que se haga exámenes de tensión regulares y por supuesto, que cuide su salud. Los síntomas de infarto se presentan sobre todo en personas de mayor edad y más en hombres que en mujeres para conocer más acerca de cómo puede afectar a su organismo, no dude en consultarlo con su médico.

Deje sus comentarios

*